Vientre de alquiler o gestación subrogada: ¿qué es lo correcto?

La gestación subrogada es la forma oficialmente correcta de llamar a la técnica por la que una mujer gesta un bebé en favor de una mujer, hombre o pareja que no tiene dicha capacidad. No obstante, existen otros calificativos utilizados en la sociedad, algunos de los cuales pueden resultar más o menos ofensivos.

Entre los términos más controvertidos y discutidos encontramos: vientre de alquiler, arrendamiento de útero, alquiler de útero, vientre sustituto o vientre subrogado.
Se asocian estos conceptos a los casos en que se actúa de mala manera, privando a la mujer que queda embarazada de sus derechos y considerando su vientre una cosa que puede ser alquilada o vendida en beneficio de otros.

Otros parcialmente aceptados pero no totalmente adecuados son maternidad subrogada o maternidad sustituida, pues, aunque no tratan a la mujer como un objeto que puede alquilarse, utilizan el calificativo maternidad cuando en ningún momento se está subrogando la maternidad sino únicamente la capacidad de gestar. La maternidad implica mucho más que gestar o aportar la dotación genética.

Por último, encontramos conceptos igualmente aceptados como gestación subrogada: gestación por sustitución, embarazo subrogado, subrogación gestacional o subrogación uterina.

Puedes leer el artículo completo en:    112

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar