Ante un caso de aborto de repetición o fallos repetidos de implantación embrionaria, se aconseja a la mujer realizar un test específico de trombofilias para estudiar en profundidad los diferentes factores de coagulación sanguínea.

Aunque este estudio tiene un coste más elevado, puede aportar información muy valiosa para conseguir un embarazo a término.

Entre los análisis más comunes, se encuentra el estudio de anticuerpos específicos de la sangre, factor V de Leiden, factor VIII, factor XIII, homocisteína, genes implicados en el grupo sanguíneo y polimorfismos en factores de coagulación.

Puedes leer el artículo completo en:    79
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.