¿Acepta España la gestación subrogada?

La gestación subrogada es un proceso ética y legalmente complicado de entender puesto que distorsiona la idea general de la maternidad.

La legislación española entiende que madre es la mujer que da a luz en base a la premisa de “mater sempre certa est” y por esta razón no acepta la práctica de la gestación subrogada. Sin embargo, ¿acepta la sociedad española la técnica reproductiva de la gestación por sustitución?

Entender la gestación por sustitución

Aunque la gestación subrogada no pueda realizarse en España, son muchas las personas y parejas españolas que viajan a otros países para poder tener hijos gracias a la aplicación de esta técnica de reproducción asistida.

Una vez culminado el proceso, los recién estrenados papás vuelven a España con el bebé. Cuando amigos, familiares y conocidos les preguntas por la técnica descubren que no todos entienden o aceptan la gestación subrogada como un método adecuado para tener hijos. Sin embargo, cuando obtienen más información y conocen más detalles acerca del proceso, muchos cambian de opinión.

Si los futuros padres son una pareja homosexual masculina, la variedad de opiniones es más marcada.

Variedad de opiniones

Los resultados de una encuesta, llevada a cabo a nivel nacional en cerca de 3.000 hogares de toda España, demuestran que la aplicación de esta técnica como método para que el colectivo homosexual masculino tenga hijos, no es igualmente aceptada en todas las comunidades españolas.

  • Madrid y Andalucía son las comunidades autónomas que muestran más tolerancia en relación a la aprobación de la maternidad subrogada. De hecho, cerca del 66% de los habitantes encuestados ven bien o muy bien la aplicación de esta técnica para tener un hijo.
  • Las Islas Baleares, aunque con un porcentaje algo más bajo (65%), es otra de las comunidades favorables a la subrogación.
  • Murcia, las Islas Canarias y La Rioja son las comunidades que se muestran más contrarias a la aplicación de la gestación subrogada, especialmente en cuanto al uso por parte de parejas homosexuales.

De cualquier modo, incluso en las tres comunidades con menor aceptación de la técnica, más de la mitad de la población se muestra favorable a esta práctica.

Por otra parte, la técnica de gestación subrogada no es igualmente aceptada en función del género. Las mujeres españolas muestran mayor tolerancia que los hombres. Cerca del 62% de las mujeres encuestadas se muestra favorable a la aplicación de esta técnica frente al 52% de los hombres que la aceptan.

Por último, también hay variación de opiniones en función de la edad de los participantes en el estudio. Aunque pueda parecer paradójico, los mayores de 66 años son los que mejor aceptan la gestación subrogada como método para que las parejas homosexuales puedan tener hijos (cerca del 58% lo ven bien o muy bien). Por el contrario, el 52% de los españoles entre 18 y 45 años se muestran a favor de la gestación por sustitución frente al 35% que se manifiesta en contra de emplear éste método en parejas gays.

De estos datos podemos extraer la conclusión de que, aunque hay variación de opiniones, la gestación subrogada como método para que las parejas gays tengan hijos es una práctica generalmente aceptada por la sociedad española.

Es también importante destacar que a la pregunta de si aceptarían o no la legalización de la gestación subrogada en España, cerca del 68% responden que “sí, puesto que de esa manera habría más control y se reducirían los casos de fraude a las gestantes y futuros padres”. El 19% están también de acuerdo con la aprobación de una ley pero solo para residentes, evitando así el mercado internacional. El 13% restante rechazan la legalización.

3 comentarios

  1. avatar
    Jorge Ma

    Si la aceptaran tanto como parece, harían fuerza a los partidos políticos para que la legalizaran… Por mucho que la acepten o la defiendan, si no hacen fuerza continuará siendo una opción desigual porque no todos podemos acceder a ella por el excesivo precio de hacerla en el extranjero.

  2. avatar
    Yupi

    Yo tengo que insistir. Los que peor lo tenemos somos los hombres solteros heterosexuales. Sería muy largo adentrarme en este tema y como supongo que ya lo sabemos todos, no voy a incidir sobre ello. Las parejas, tríos o agrupaciones poligámicas de cualquier tipo, incluidas los partidos políticos, se las pueden ingeniar mejor que una persona sola. Especialmente si es hombre. A una mujer se la ve como vícitma y se puede pensar que si es madre soltera es porque algún hombre (un cerdo) la habrá dejado con el paquete y se habrá ido a comprar tabaco. Una mujer puede acceder a sus derechos reproductivos gratis en España. Y si no es gratis, por un módico precio. Para un hombre es muy peligroso casarse hoy en día. Luego es muy difícil encontrar a una que quiera tener hijos, especialmente en ciertas zonas del norte de España. Luego si se te va pasando la edad, todavía más difícil porque mientras mas mayor eres, sufres una presión mayor de exigencias.
    Y gran parte de la culpa la tiene la política neomaltusianistas de todos los partidos políticos y Gobiernos de España. De ellos y de sus diversas leyes.
    El hecho de que hayan rechazado la propuesta de esa pero que muy limitada ley dice bien claro de qué van todos estos. Una mujer puede tener un hijo cuando le dé la gana, un hombre…te vas ala m**.
    De lo que se trata es de impedir que tengamos hijos. Y ese que tengamos es la mayoría de la población. Y ahí no me voy a meter en cómo es sexualmente es amayoría y qué nº de personas son las afectadas. Sobre las encuestas, personalmente, me dan igual. Todos sabesmo de que van las encuestas, las estadísticas y los sondeos.
    Hay que enfocar el tema cómo lo que es: derechos reproductivos y libertad para (las gestantes) hacer con su cuerpo lo que quieran. Y por el dinero que quieran. Aquí las víctimas somos todos. Y especialmente los hombres solteros y heterosexuales, que hemos hecho todo lo posible por tenerlos pero no hemos podido.
    De eso se trata, de libertad.

  3. avatar
    macabeo

    Desde luego que un hombre sin pareja lo tiene más complicado. Que una mujer tenga un hijo sola, aunque no todo el mundo lo entiende, está bastante aceptado y es frecuente. Nadie dirá nunca nada sobre el bienestar de ese niño porque le falte la figura paterna, al igual que ocurre con las parejas homosexuales femeninas, aunque siempre habrá alguien que critique al modelo de familia en sí, pero no a la capacidad de las mujeres de criar al niño.
    Con el hombre esto no es así. A mucha gente le parece, además de antinatural, que vamos a poner en peligro la integridad física y emocional del niño. He llegado a escuchar a algunas personas decir barbaridades como que somos pederastas. Porque claro, si un hombre quiere ser padre y se gasta sus ahorros en conseguirlo claramente lo quiere para hacerle daño y abusar de él, obvio. Viva la tolerancia y la apertura de mente, si señor. Y claro, los niños que no tienen familia y están en casas de acogida mucho mejor ahí que con un hombre o una pareja de hombres, no vaya a ser que los eduquen para que piensen como ellos y al final sean gays también. Porque como todo el mundo sabe los intolerantes y los “lava-cerbros” somos nosotros.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar