Algunos piensan que no dar la identidad de la donante al futuro hijo es privarle de su derecho a conocer su origen biológico.

Por otra parte, otros consideran que lo importante es que conozca a los padres que le permitieron la vida y desean su nacimiento y no a la persona que aportó la carga genética.

Puedes leer el artículo completo en:    67

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar