Gestación subrogada en Australia

Australia tiene una legislación relativa a la gestación o maternidad subrogada diferente en función del estado donde nos encontremos. A pesar de ello, hay una premisa común para todo el país: solo se permite la subrogación altruista.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Gestación subrogada altruista

La gestación subrogada comercial o en la que medie cualquier tipo de transacción económica está prohibida de forma general en Australia.

De hecho, en estados como Nuevas Gales del Sur (NWS), Queensland (QLD) y el Territorio de la Capital Australiana (ACT) se considera un delito. Incluso en NWS, el parlamento va más allá y prohibe no solo la gestación subrogada comercial en el territorio australiano, sino también penaliza con hasta dos años de cárcel y una multa de 110.000€ a los padres de intención que realicen un contrato comercial de gestación subrogada en cualquier otro país donde esta técnica está permitida por ley.

La única intermediación de dinero que se permite entre la gestante (conocida vulgarmente como madre subrogada o madre de alquiler) y los padres de intención es el pago de los gastos que el embarazo y el proceso de subrogación pueda suponer a la mujer que se ofrece a gestar.

Contrato de subrogación

Bajo la legislación australiana, los contratos de gestación subrogada no son concluyentes o vinculantes. En Australia, la mujer que da a luz es considerada la madre, independientemente de la dotación genética.

Por tanto, tras el nacimiento, será necesario aplicar una orden de filiación por la que la gestante cede los derechos de filiación a los padres de intención. En este sentido, existe la posibilidad de que la gestante cambie de opinión y quiera quedarse con el bebé. Estaría en su derecho, ya que legalmente es considerada la madre.

La aplicación de la orden de filiación se debe hacer una vez el bebé tenga entre 28 días y 6 semanas (dependiendo del estado) y antes antes de que el niño cumpla 6 meses.

Si se hace fuera de este plazo, debes solicitar una sentencia especial que se otorgará dependiendo de lo que considere el tribunal.

En este sentido es fundamental contar con un abogado especialista a la hora de redactar el contrato. En caso de tener que acudir a los tribunales para solicitar la paternidad, un contrato adecuado podría demostrar las intenciones de paternidad de los padres de intención así como el deseo de la gestante de no tener hijos y su voluntad de gestar en favor de los padres contratantes.

Cabe destacar que totalmente excepcional que la gestante se retracte en el contrato firmado.

Si te encuentras buscando un país donde poder hacer un proceso de gestación subrogada, te recomiendo visitar Surrofair.

Aquí puedes encontrar asesoramiento de parte de nuestra asistente virtual especializada en gestación subrogada, Lucy. Ella te ayudará a encontrar las clínicas de los países que mejor se ajusten a tu situación en el siguiente enlace: Iniciar el asesor virtual.

Encontrar gestante

El hecho de que solo se permite la subrogación altruista hace que aquellas parejas que no pueden tener hijos dependan de la buena voluntad de una mujer que quiera ayudarles para poder cumplir su sueño de ser padres.

Por esta razón, los casos de maternidad subrogada que se producen en Australia suelen ser entre familiares o amigos, es decir, casos en los que la gestante es la hermana, madre o amiga cercana de uno de los futuros padres.

Por otra parte, hacer publicidad para encontrar gestante sustituta o para ofrecerse como tal es ilegal. Los Estados como Nueva Gales del Sur, SA (Australia del Sur), WA (Australia Occidental) y NT (Territorio del Norte) son una excepción ya que en ellos sí se permite la publicidad siempre y cuando ésta sea gratuita y no se trata de un anuncio pagado.

Parejas heterosexuales y homosexuales

La gestación subrogada altruista se permite en todo el país australiano para aquellas parejas heterosexuales con incapacidad de gestar.

Las parejas homosexuales que deseen tener un hijo por este método deberán ser residentes de los estados de Queensland, Tasmania y Nuevo Gales del Sur, pues solo en estos tres estados se permite la subrogación para parejas gays.

El altruismo, la falta de seguridad legal y las demás condiciones anteriormente mencionadas son las principales razones por las que muchos australianos se ven obligados a viajar a otros destinos para poder someterse a este proceso de reproducción asistida y por las que Australia no es destino común de gestación subrogada.

Preguntas de los usuarios

¿Puede la madre de alquiler aportar la carga genética?

Sí, en algunos territorios de Australia como por ejemplo Queensland se permite tanto la gestación subrogada tradicional como la gestacional, siempre que se realice de forma altruista. En cualquier caso, se suele recomendar la modalidad gestacional para reducir el vínculo entre la gestante y el bebé.

¿Hay algún límite económico de los gastos del embarazo?

No, la ley no establece un límite económico en relación a los gastos que deben pagar los padres de intención a la gestante. La legislación únicamente informa de que el pago a la gestante está prohibido y que únicamente se le podrá abonar los gastos derivados de la gestación.

¿Puede un hombre o mujer soltera tener un hijo por vientre de alquiler en Australia?

Queensland o Nuevo Gales del Sur permite la gestación subrogada no solo a parejas heterosexuales sino también a otros modelos familiares como las parejas homosexuales o las personas solteras que no tengan la capacidad de gestar.

En Victoria y El oeste de Australia se permite a las mujeres solteras y parejas heterosexuales tener hijos a través de la subrogación.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar