¿Qué es la betaespera y cuáles son los síntomas más comunes?

Se denomina betaespera al tiempo que transcurre entre el último paso del tratamiento de reproducción asistida (inseminación artificial o FIV) y el momento de hacer la prueba de embarazo. Se trata de un periodo de unos 12-15 días caracterizado por la ansiedad ante la espera de conocer si el test de beta-hCG resulta positivo o negativo.

La hormona que permite confirmar si hay gestación es la hormona beta-hCG, de ahí el nombre de este periodo. En este artículo hablaremos de esta hormona y de sus síntomas. También daremos algunos consejos para sobrellevar la beta-espera.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Qué es la beta hCG?

Se trata de la subunidad beta de la hormona hCG (Gonadotropina Coriónica humana), coloquialmente conocida como la hormona del embarazo.

La libera el embrión en estadio de blastocisto tras su implantación en el endometrio, que es la capa mucosa del útero donde se adhiere el embrión para continuar su desarrollo. Esto ocurre independientemente de si la fecundación ocurre en el organismo de la mujer (embarazo natural e inseminación artificial) o si tiene lugar in vitro.

El estadio de blastocisto se alcanza entre 5 y 6 días después de la fecundación y, como podemos ver en la imagen, se caracteriza porque el embrión adquiere una determina configuración.

Apreciamos dos tipos celulares:

La masa celular interna (MCI)
células que darán lugar al embrión.
El trofoectodermo
células que darán lugar a la placenta y otros elementos necesarios durante el embarazo

Son las células del trofoectodermo las responsables de la implantación embrionaria y la posterior producción de la hormona hCG.

La función de esta hormona es mantener el cuerpo lúteo. Éste es una estructura del ovario formada a partir del folículo tras la ovulación.

Su función es mantener la producción de la progesterona para que el embarazo evolucione correctamente. Recordemos que el folículo es la estructura ovárica donde maduran los óvulos.

Si quieres saber más sobre la hormona beta-hCH, puedes consultar este enlace: La hormona del embarazo.

Síntomas de la betaespera

Durante el tiempo que pasa hasta poder hacer el test de embarazo, es posible que la mujer sienta una serie de síntomas. Los más comunes y habituales son:

  • Calamabres
  • Mayores ganas de orinar
  • Cansancio y pesadez
  • Flujo vaginal transparente o amarillo
  • Dolor lumbar
  • Hinchazón
  • Náuseas
  • Ligero sangrado

Estas sensaciones pueden aparecer de forma más o menos intensa y son independientes del embarazo. Esto quiere decir que el hecho de notar estos síntomas no es necesariamente indicativo de que el embarazo ha comenzado. Del mismo modo, la ausencia de síntomas no demuestra que el embarazo no se haya producido.

Además, algunos de los síntomas son muy similares a los premenstruales y pueden confundir.

Por tanto, no podemos confirmar ni descartar el embarazo en base a los síntomas durante la betaespera, sino que debemos esperar a conocer el resultado de la prueba de embarazo.

Consejos hasta el test de embarazo

Durante las dos semanas aproximadas que dura la betaespera, es normal que la mujer se sienta nerviosa, intranquila y con ansiedad por conocer si el embarazo se ha producido o no. Algunas recomendaciones para sobrellevar este periodo y reducir el estrés emocional que genera son:

  • Mantener la mente ocupada y seguir con las rutinas diarias. No se aconseja el reposo absoluto (a excepción de los casos en que el médico lo indique).
  • No obsesionarse con los posibles síntomas.
  • Aunque es fundamental estar preparado para cualquier resultado, se recomienda no hacerse a la idea de ningún resultado, ni positivo ni negativo.
  • Mantener una actitud positiva y relajada.
  • Recibir apoyo de familiares y amigos. Hablar de ello es conveniente.
  • Considerar la ayuda psicológica en caso de mucha ansiedad o estrés.
Lo fundamental es la tranquilidad y evitar la obsesión o búsqueda de señales que indiquen un resultado determinado del futuro test de embarazo.

También es muy importante que la mujer espere al momento indicado para hacer el test y no lo haga con anterioridad en casa. Esto podría dar lugar a la obtención de resultados erróneos, especialmente los falsos negativos, aunque también los falsos positivos.

Betaespera en gestación subrogada

La gestación subrogada es una técnica de reproducción asistida en la que una mujer se ofrece a gestar el bebé de otra mujer, hombre o pareja sin capacidad propia para la gestación.

Generalmente se realiza a través de un proceso de fecundación in vitro (FIV). Así, los embriones generados con los gametos (óvulos y espermatozoides) de los futuros padres o de donantes son transferidos al útero de la mujer que va a gestar, conocida como gestante subrogada.

También se la conoce como madre subrogada o madre de alquiler, aunque estos calificativos se consideran incorrectos, al igual que llamar al proceso vientre de alquiler o maternidad subrogada.

En este tratamiento reproductivo, la betaespera la “sufren” tanto la gestante como los futuros padres. No obstante, estos últimos están especialmente ansiosos por conocer el resultado del test de embarazo, ya que ello supone el inicio de su camino hacia la paternidad/maternidad.

A pesar de la ansiedad, es fundamental que conozcan la importancia de que la gestante se realice el test en el momento adecuado y no la presionen.

Preguntas de los usuarios

¿La betaespera es más corta si la transferencia es de blastocistos?

Si lo que se transfieren son embriones en estadio de blastocisto, nos acercamos más al momento de la implantación y por tanto, al implantar antes, el tiempo de espera se reduce. No obstante, se recomienda un mínimo de 10-12 días en el caso de los blastos.

¿Cuáles son los síntomas de una betaespera positiva?

Si como betaespera positiva no referimos al tiempo entre el fin del tratamiento reproductivo y la prueba de embarazo cuando ésta resulta positiva, es posible que los síntomas sean más notables. No obstante, como hemos comentado en el texto, las sensaciones que experimenta cada mujer son variables y la mayor o menos intensidad de los síntomas no siempre es indicativo de resultado positivo o negativo, respectivamente.

¿Los síntomas de betaespera tras una FIV son distintos a los que se sienten tras hacer la inseminación artificial?

En principio los síntomas en la mujer no tiene porqué variar en función de la técnica de reproducción asistida aplicada. No obstante, puesto que en FIV se emplean generalmente mayores dosis de medicación, es posible que algunas mujeres tengan síntomas distintos o más intensos.

En cualquier caso, es importante saber que una vez ocurre la implantación, el embarazo transcurre igual con independencia de si éste ha sido logrado de forma natural o a través de una FIV o una inseminación artificial.

Lectura recomendada

En este artículo hemos hablado del tiempo que transcurre desde el tratamiento hasta la prueba de embarazo. Si quieres ampliar tu información sobre esta prueba y conocer el mejor momento para hacerla, te recomiendo consultar este enlace:¿En qué consiste la prueba de embarazo?

Por otra parte, hemos comentado que en casos de gestación subrogada, es la gestante la que queda embarazada y, por tanto, la que debe esperar al momento indicado para la prueba de embarazo. Si ésta resulta positiva, deberá seguir un control riguroso del embarazo e informar a los futuros padres de los cambios y la evolución de la gestación. ¿Quieres saber cómo se lleva a cabo este seguimiento gestacional? Descúbrelo aquí: Seguimiento del embarazo de la gestante.

Por último, hemos comentado que durante la betaespera es fundamental el apoyo de familiares y amigos. En casos de subrogación, se recomienda que la gestante y los futuros padres se apoyen mutuamente. Sin embargo, esto variará en función del grado de relación que haya entre ellos. Si quieres saber más sobre esto, te recomiendo leer este artículo: Relación entre la gestante y los futuros padres.

2 comentarios

  1. avatar
    Sheilaqwq¡

    Yo tuve a mi primer hijo por fecundación in vitro y luego debido a problemas en el parto, tuve que recurrir a una gestante para tener a mi segunda hija y la verdad, el momento entre la transferencia y la confirmación del embarazo fue igualmente largo y angustioso en ambos casos. Es un momento de mucha ilusión pero muchos nervios.
    Aunque seas tu quien geste o sea otra persona la que lo haga por ti, el nerviosismo de que toda vaya bien es exactamente igual.

  2. avatar
    m

    Hola, me hicieron transferencia hace 8 dias de embriones dia 6, calidad A – pero desde mi dia 7 y hoy , tengo colicos muy fuertes, como si ya me fuera a venir la regla, que significa ? que ya valio ??? quiere decir que me han realizado mal la transferencia? tengo miles de dudas y estoy muy nerviosa – el dolor de cintura me desperto – gracias!

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar