Calidad de los embriones

Por (embrióloga).
Actualizado el 20/05/2016

El proceso de gestación subrogada llevado a cabo en la actualidad es generalmente de tipo gestacional, es decir, a través de la fecundación in vitro (FIV). Así, la gestante no es la que aporta la dotación genética sino que los óvulos y espermatozoides procederán de los futuros padres y/o de donantes.

En el proceso de FIV que se sigue, existe un punto especialmente delicado que es la elección del embrión o los embriones a transferir en base a su calidad. En el presente artículo explicaremos los criterios generales que se emplean en los centros de reproducción asistida para determinar la calidad de los embriones.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Desarrollo embrionario

Antes de pasar a detallar los factores que se analizan para la clasificación de los embriones en función de su calidad, es importante distinguir los diferentes estadios embrionarios así como conocer la nomenclatura adecuada en cada estadio.

  • Cigoto: es el embrión recién formado. Se observa entre las 16 y las 22 horas post-fecundación y en él pueden verse los dos corpúsculos polares (CP) y los dos pronúcleos (PN), éstos últimos pertenecientes a la parte femenina y masculina respectivamente.

    Si se observan otras formaciones, el embrión es descartado para la transferencia por considerarse anómalo.

  • Embrión: pasado el estadio de cigoto tras la fusión de los dos pronúcleos, el ya considerado embrión, inicia las sucesivas divisiones. Así, podemos aprenciar ya células en su interior denominadas blastómeras. Pasa de tener cuatro células en día 2, 8 en día 3…
  • Mórula: se trata del estado del embrión en día 4 en el que se observan un conglomerado de entre 12 y 16 células que recuerda al aspecto de una mora.
  • Blastocisto: se observa entre el día 5 y 6 de desarrollo embrionario. El embrión presenta unas 200 células o blastómeras que poco a poco van reestructurándose alrededor de la cavidad que se forma en el interior (blastocele) dando lugar a la masa celular interna y el trofoectodermo.

En el estadio de mórula es complicado distinguir los parámetros que se estudian para determinar la calidad de los embriones debido a la compactación de las células. Por ello, la calidad se determina tanto en estadio de embrión en día 2-3 como en estadio de blastocisto (días 5-6). En cada una de estas etapas se distinguen unos criterios que comentamos a continuación.

Embriones en día 3

Generalmente, la calidad de los embriones se indica en base a cuatro letras que de mayor a menor calidad son: A, B , C y D.

Para definir a un embrión en una categoría se analizan los siguientes parámetros:

  • Tamaño y simetría de las células. Todas las blastómeras deben tener más o menos el mismo tamaño
  • Mononucleación. Se debe apreciar un único núcleo en cada blastómera. Se considera anómalas las células dos dos, tres o más núcleos en su interior.
  • Fragmentación. Durante las sucesivas divisiones parte de las células puede desprenderse y dar lugar a la aparición de fragmentos. Se debe analizar el grado de fragmentación así como la distribución de los fragmentos.
  • Grosor de la zona pelúcida.

Estos parámetros se estudian habitualmente tanto en día 2 como en día 3. En día 4, se estudia el grado de compactación celular. En día 5 y 6, cuando el embrión forma en el interior el blastocele y por tanto es considera un blastocisto, adquiere un aspecto diferente y por tanto son otros los parámetros analizados.

Ya no se observa como un conjunto de células sino que en el embrión vemos la masa celular interna (MCI), las células que se sitúan en la parte externa que forman el trofoectodermo (TE) y la cavidad líquida central (blastocele). Podéis ver la clasificación embrionaria en estadio de blastocisto en el siguiente artículo.

La selección del mejor embrión para la transferencia será un factor determinante en la probabilidad de éxito del tratamiento, tanto en tratamientos de FIV con óvulos propios como con ovodonación.

La calidad embrionaria también influirá directamente en las tasas de éxito de los procesos de gestación subrogada, uno de los puntos más importantes a la hora de elegir la clínica donde llevar a cabo el tratamiento.

La gestación subrogada es el tratamiento de reproducción asistida que más engaños y dudas genera. La transparencia es uno de nuestros rigurosos criterios a la hora de recomendar clínicas y agencias. Puedes usar esta herramienta para obtener un informe de situación actualizado con todos los detalles para resolver tus dudas y evitar engaños.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Andrea Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.