Gestación subrogada en China

El primer caso de subrogación gestacional en China tuvo lugar en el año 1996 y desde entonces se estima que más de 25.000 niños han nacido en este país gracias a esta técnica reproductiva. Sin embargo, es importante resaltar que la gran mayoría de estos casos se han realizado de forma clandestina ya que desde el año 2001, el Gobierno chino prohibió tanto la gestación subrogada comercial como la altruista.

En Febrero de 2001, el Ministro de Sanidad Chino publicó las “Medidas Administrativas sobre los Tratamientos de Reproducción Humana Asistida”, la cual prohibe cualquier modalidad de comercio de embriones y prohibe a cualquier profesional sanitario realizar un procedimiento de subrogación que vaya en contra de estas Medidas Administrativas, con la posibilidad de ser multado con hasta 30.000 yuan y procesado por responsabilidades penales.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Prohibir la gestación subrogada

La normativa existente en China insiste en diferentes aspectos principales:

  • El contrato de gestación subrogada, tanto altruista como comercial, que vaya en contra del orden público o viole cualquier normativa o regulación de la ley será nulo.
  • Las sanciones por la realización de esta técnica se impondrán al personal médico responsable y no a la gestante ni a los futuros padres, ni tampoco a los intermediarios en el proceso.
  • Se da prioridad al interés superior del menor.
  • La prohibición permite evitar el gran caos social, ético y legal que implica la subrogación ya que existen muchas preguntas sin repuesta clara como: ¿qué hacer en caso de que la gestante se ponga enferma o no quiera entregar al bebé?, ¿qué tipo de mujer puede convetirse en gestante? ¿qué requerimientos debe cumplir la pareja de intención para poder someterse a la gestación subrogada?, ¿quién es el responsable en caso de aborto?…

Sin embargo, la prohibición de la gestación subrogada planeta la cuestión de la constitucionalidad. Los ciudadanos chinos tienen el derecho de tener un hijo conforma declara la Constitución. Por ello, prohibir cualquier modalidad de subrogación elimina el derecho a tener un hijo a aquellas parejas con infertilidad o cualquier otro problema por el que el embarazo pueda suponer un grave riesgo de su salud o vida. En este sentido, las Medidas Administrativas sobre gestación subrogada anunciadas por el Ministerio de Sanidad van en contra de la Constitución.

China no es buen destino para hacer un proceso de gestación por sustitución. Si quieres viajar al extranjero para poder llevar a cabo este proceso, te recomiendo visitar Surrofair donde encontrarás vídeos explicativos y todas las empresas que trabajan en gestación subrogada.

Aquí encontrarás a Lucy, nuestra asesora virtual que te guiará para encontrar cuál es el mejor destino y clínica en tu caso. Puedes hablar con ella en el siguiente enlace: Iniciar el asesor virtual.

Agencias de gestación subrogada en China

Existen en diversas ciudades chinas numerosas agencias que intermedian en un proceso de gestación subrogada. Incluso en ciudades como Pekín, existen anuncios de estas agencias por las calles. Sin embargo el Gobierno chino parece hacer la vista gorda a los actuaciones clandestinas sobre gestación subrogada a pesar de la expresa prohibición de los contratos de subrogación.

La considerable demanda por parte de muchas parejas desesperadas por tener un hijo y los lagunas jurídicas existentes en los reglamentos son las principales razones por las que la escasa puesta en práctica de la normativa vigente ha hecho florecer la industria clandestina en materia de subrogación.

Teniendo en cuenta las sanciones impuestas al personal médico encargado del proceso, la única forma de llevar a cabo un proceso de gestación subrogada en China es de forma clandestina o sin intervención médica, es decir, aquellos casos de gestación subrogada parcial en los que la gestante se queda embarazada al mantener relaciones sexuales con el futuro padre de intención.

Sin embargo, ambas opciones pueden suponer serios problemas éticos y legales, que deberán ser resueltos a través de negociaciones privadas o en algunos casos por los tribunales.

Un comentario

  1. avatar
    nada de chinos

    Qué solución más buena… hacemos la vista gorda y punto! Madre mía, no me fio un pelo de los chinos y menos en asuntos relacionados con la natalidad y los bebés.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar