La maternidad subrogada en Chipre

Chipre no dispone de regulación de la gestación subrogada, es decir, esta técnica no está ni permitida ni prohibida. Los futuros padres no tienen ninguna garantía legal al hacer el proceso en este país y, por tanto, no es un destino habitual de turismo reproductivo en cuanto a esta práctica. No se tiene en cuenta la genética del bebé ni la voluntad de los padres intencionales: los padres legales son la gestante y su marido.

No obstante, os contamos, con sus pros y contras, las posibilidades que existen en Chipre en cuanto a la gestación subrogada.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Es posible la gestación subrogada en Chipre?

La ley chipriota no contempla la gestación subrogada, por lo que hay un vacío legal al no estar ni prohibida ni permitida. Sin embargo, solo es posible en su versión altruista, ya que se prohíbe cualquier tipo de acuerdo comercial relacionado con este proceso.

Esto supone que la gestante no puede recibir compensación económica alguna por las molestias o riesgos que pueda causar el embarazo, aunque los padres de intención deben abonar aquellos gastos derivados del embarazo como la ropa y la alimentación especial, los traslados a las revisiones médicas, etc.

Las clínicas reproductivas pueden realizar la transferencia de embriones a una mujer que no sea la futura madre, pero es importante tener en cuenta que llevar a cabo un proceso de este tipo en Chipre supone lo siguiente:

  • Los contratos de subrogación no son válidos, por lo que no se pueden ejecutar en los tribunales.
  • La madre legal del bebé es la mujer que da a luz, no la madre intencional.
  • El padre legal del bebé es el marido de la gestante, independientemente de la genética. Solo en caso de no estar casada la paternidad le corresponderá al padre de intención.
  • La gestante tiene 3 meses tras el parto para decidir si renuncia o no a la maternidad.
  • Si la gestante renuncia al bebé los padres de intención adoptan al bebé.
  • Los padres de intención no pueden reclamar la paternidad legal si la gestante decide quedarse con el bebé.

Esta falta de seguridad hace que Chipre no sea un destino habitual para esta técnica reproductiva.

Para que los futuros padres puedan ser reconocidos como tal, será necesario que la gestante renuncie a la maternidad y la futura madre realice la adopción posteriormente.

Si estamos ante la situación de matrimonio por parte de la gestante, tanto ésta como su marido deberán renunciar a todo derecho y obligación sobre el niño y que así los padres intencionados puedan iniciar los trámites de adopción del recién nacido.

La adopción por parte de los futuros padres no podrá iniciarse hasta los 3 meses posteriores al parto. Durante este periodo, la gestante y, en caso de haberlo, también su marido, deberán renunciar a la maternidad y paternidad.

Si hasta los 3 meses del nacimiento los padres de intención no pueden adoptar al bebé y por tanto convertirse en sus padres legales del bebé, ¿quién cuida del bebé durante este tiempo?

Lo más común sería que el bebé estuviera ya con los futuros padres, aunque todavía no sean los padres legales. El principal motivo es reducir el deseo de la gestante de quedarse con el bebé. No obstante, la decisión y responsabilidad es de la gestante.

Durante estos tres meses, la gestante puede decidir revocar el contrato (no reconocido ante un juez) y quedarse con el bebé, no presentando la renuncia de la maternidad y por tanto impidiendo la posterior adopción por parte de los futuros padres.

Al no existir ley que permita o prohíba la técnica, el contrato (en caso de haberlo) no se consideraría vinculante por ningún juez. Por esa razón, no existe posibilidad de que los padres intencionales puedan obligar a la gestante a entregarles al bebé.

Preguntas de los usuarios

¿Los españoles podemos ir a Chipre para el vientre de alquiler?

Chipre no ofrece ninguna garantía legal ni para los españoles ni para ningún otro ciudadano, por lo que no es un destino recomendable para la gestación subrogada. Desde Babygest recomendamos siempre acudir a un país en el que esta técnica reproductiva esté aprobada en su legislación para evitar posibles problemas. En este enlace puedes descubrir qué destinos son recomendables y cuáles no: Gestación subrogada a nivel internacional, ¿dónde es legal?

Si el contrato se hace en Ucrania, ¿se pueden hacer la FIV y la transferencia en Chipre?

No hay ninguna ley que prohíba esta práctica. La legislación ucraniana permite la gestación subrogada y los padres de intención serían los padres legales del bebé siempre y cuando se cumplan las condiciones establecidas por la ley y la gestante de a luz en Ucrania. Asimismo, las clínicas de reproducción asistida chipriotas pueden ofrecer este tipo de tratamientos, ya que la legislación de este país no especifica que no puedan hacerlo.

Aún así, es muy importante tener en cuenta que pueden surgir problemas legales derivados de hacer el tratamiento médico fuera de Ucrania, especialmente para ciudadanos no ucranianos que necesiten presentar cierta documentación en la embajada para justificar el proceso de subrogación y registrar al bebé como hijo suyo.

Por otro lado, éticamente no es adecuado trasladar a la gestante a otro país. Su ofrecimiento para gestar el bebé para una pareja que no puede tener hijos de otra forma no otorga el derecho a tratarla como si fuera una mercancía, que se puede re-ubicar para ahorrar un dinero. Es importante que esté en su entorno y que sienta que se valora su esfuerzo.

Un comentario

  1. usuario
    Heli2

    Me parece una total salvajada la falta de seguridad legislativa o jurídica de este país. Para eso valdría la pena que la prohibiera y por lo menos impedirían el mercado negro o la mala práctica. Parece mentira que la UE no controle esto como comunidad.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar