Puesto que el contrato realizado con la gestante no es vinculante ante un juez, los padres de intención no podrán reclamar la entrega del bebé por parte de ésta tras el parto.

Puedes leer el artículo completo en:    58

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar