Clasificación de blastocistos según su calidad

El cultivo largo de embriones permite que éstos se desarrollen hasta el estadio de blastocisto o blastocito en el laboratorio para su posterior selección y transferencia. La formación del blastocisto, que ocurre 5-6 días después de la fecundación, es imprescindible para que pueda ocurrir la implantación del embrión en el útero.

Dejar los embriones en cultivo hasta día 5 o 6 hace que las tasas de embarazo aumenten un 15-20% con respeto a la transferencia en día 3, ya que de aquellos embriones que consiguen llegar hasta blastocisto aproximadamente el 50% consiguen implantar.

En este artículo puedes encontrar otros aspectos que influyen en el éxito de la FIV y la transferencia de embriones: Tasas de éxito en FIV.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Asignación de categorías a los blastocistos

En este momento, el embrión ha pasado de ser una mórula compacta a tener una cavidad interna (blastocele) y dos grupos celulares bien diferenciados: la masa celular interna (MCI), que dará lugar al futuro bebé, y el trofoectodermo, que originará las estructuras extraembrionarias que formarán la placenta.

Al igual que para los embriones tempranos, la calidad de los blastocistos se determina por su aspecto morfológico y evolución del desarrollo embrionario. Para poder decidir qué embriones son óptimos para la transferencia éstos se dividen en distintas categorías.

Puedes acceder a este artículo para saber cómo se clasifica los embriones en etapas anteriores a la formación del blastocisto: Calidad de los embriones.

La clasificación completa del blastocisto se realiza en función de los siguientes parámetros morfológicos:

  • Grado de expansión del blastocisto
  • Tamaño, forma y compactación de la masa celular interna
  • Estructura y número de células del trofoectodermo

El grosor de la zona pelúcida también es un parámetro a tener en cuenta, ya que ésta debe volverse más fina al expandirse el blastocisto para permitir su salida, paso imprescindible para que pueda producirse la implantación. Si la zona pelúcida es delgada se correlaciona con buena calidad embrionaria y elevadas tasas de implantación.

Expansión del blastocisto

El blastocisto debe expandirse para salir de la zona pelúcida y poder implantar en el útero, por lo que el blastocele debe acabar ocupando la mayor parte del volumen embrionario.

Visualizar la expansión del blastocele está relacionada con buenas tasas de implantación. Se relaciona con la adecuada maduración de las células del troboflasto, que deben ser capaces de permitir el paso de agua a su través para que pueda permitir la expansión.

La valoración de la expansión se hace asignando números del 1 al 5. Así, podemos encontrar:

  • Blastocisto temprano (1 o BT), en el que comienza a distinguerse el blastocele
  • Blastocisto cavitado (2 o BC), en el que el blastocele ya está formado
  • Blastocisto expandido (3 o BE), que presenta una zona pelúcida delgada y un mayor tamaño
  • Blastocisto iniciando eclosión (4 o B “hatching”), donde se puede distinguir cómo una pequeña parte comienza a salir de la zona pelúcida
  • Blastocisto eclosionado (5 o B “hatched”), que ya ha dejado atrás la zona pelúcida

Estructura de la masa celular interna (MCI)

Se trata de un parámetro de gran importancia, ya que la masa celular interna va a dar lugar a las capas embrionarias a partir de las cuales se van a formar todos los órganos del bebé.

En cuanto a la clasificación, se diferencian cuatro categorías embrionarias (A,B,C y D) según la morfología de la MCI.

Para poder asignar las categorías A o B, que indican una buena calidad, esta estructura debe tener un grupo numeroso de células, forma ovalada y estar compacta. Si esto no se cumple se asignaría una categoría más baja.

Asimismo, la presencia de fragmentos celulares y de vacuolas indican que el embrión puede estar teniendo problemas para desarrollarse adecuadamente. Estas estructuras no son compatibles con una buena morfología del blastocisto, por lo que el la MCI se clasificaría como C o D, dependiendo de si se acompaña con algún signo de degeneración.

Aspecto del trofoectodermo

Se diferencian también cuatro categorías embrionarias (A,B,C y D) según la morfología del trofoectodermo. Para que se le asigne una alta calidad (A o B), las células deben estar cohesionadas y distribuidas uniformemente formando una sola capa.

En función del número, la forma y el grado de cohesión existen distintas categorías para el trofoectodermo:

  • Calidad A: homogéneo, cohesionado y con muchas células
  • Calidad B: homogéneo pero con menos células
  • Calidad C: pocas células
  • Calidad D: presenta signos de degeneración

Si el epitelio es irregular o presenta signos de degeneración se considera que la probabilidad de implantación es baja.

Clasificación global del blastocisto

Teniendo en cuenta los parámetros mencionados, la clasificación embrionaria habitual dispone de un número y 2 letras: el número hace referencia al grado de expansión del blastocisto, la primera letra a la calidad de la masa celular interna y la segunda a la del trofoectodermo. De esta forma, los blastocistos con mejor morfología y con mayor capacidad de implantación serían los 3AA. En esta clasificación, se da el mismo peso a la masa celular interna y al trofoectodermo.

En 2015, la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIR) propuso una nueva clasificación embrionaria tanto para embriones tempranos como para blastocistos. En el caso de los blastocistos, sigue diferenciando 4 categorías (A, B, C y D) pero asigna una sola letra que engloba el estado tanto de la masa celular interna como del trofectodermo.

La principal diferencia de esta nueva clasificación es que da mayor peso a la morfología del trofoectodermo con respecto a la de la masa celular interna. Así, si el embrión tiene una masa celular interna de calidad A pero su trofoectodermo es de calidad B, el blastocisto se clasificará como B. Con esto se consigue una mejor predicción de la capacidad de implantación de los embriones, ya que es el trofoectodermo el que invade el endometrio y se encarga de la implantación.

¿Por qué es importante la formación del blastocito?

Solo el 40-60% de los óvulos fecundados consiguen llegar hasta blastocisto. Esto se debe a que para llegar hasta este momento del desarrollo embrionario se debe producir la activación de ciertos genes embrionarios que estaban inactivos hasta ese momento. En caso de que el embrión no sea capaz de activarlos no podrá continuar su desarrollo.

Así pues, la formación del blastocisto es signo de buen pronóstico. Esto hace que en muchas ocasiones se aconseje a los pacientes que acuden a un centro de reproducción asistida para un tratamiento de FIV o de gestación subrogada el cultivo largo hasta blastocisto. Este tipo de cultivo ofrece una serie de ventajas:

  • Mejor selección embrionaria, por lo que aumentan las tasas de embarazo y parto por transferencia con respecto a día 3
  • Mayor sincronía entre el embrión y el ambiente uterino
  • Menor contractibilidad uterina en el momento de la transferencia, lo cual podría dificultar la implantación

Los embriones con un ritmo de desarrollo normal llegan a blastocisto en día 5 o 6, dependiendo del sistema de cultivo utilizado. Si se expanden e incluso muestran signos de eclosión son buenos candidatos para la transferencia.

Aquellos con un ritmo de desarrollo más lento pueden llegar a formar un blastocisto en día 7 u 8, lo que es un signo de peor pronóstico, ya que las tasas de implantación son más bajas.

Preguntas de los usuarios

¿Un blastocisto de grado 4AA es bueno?

Si, es de muy buena calidad y por tanto tiene alta probabilidad de impolantar. El número 4 significa que el blastocisto ya ha logrado expandirse y ha empezado a desprenderse de la zona pelúcida, a lo que se denomina hatching o eclosión. La primera letra corresponde a la calidad de la masa celular interna, que dará lugar al embrión en sí, mientras que la segunda letra hace referencia a la calidad del trofoectodermo, responsable de la implantación y de la formación de la placenta. La categoría A es la que asigna la calidad más alta en ambos casos.

¿Cuál es la probabilidad de embarazo con un blastocisto AB?

La calidad de este tipo de blastocistos es buena, por lo que la probabilidad de embarazo es alta. Sin embargo, no es posible dar una probabilidad específica para embriones de este tipo. La probabilidad media de embarazo tras una transferencia de blastocistos procedentes de óvulos propios es del 45-50% con respecto al 30-40% con embriones en día 3. Esta tasa dependerá del centro reproductivo, pero puede llegar a ser un 15-20% superior a la que se consigue tras una transferencia en día 3.

¿Qué significa que un blastocisto está fragmentado?

Significa que algunas de sus células, en vez de dar lugar a dos células de tamaño muy similar, han originado pequeños “restos” de citoplasma en su división. Estos restos celulares no son funcionales y pueden comprometer la viabilidad del embrión si su tamaño y número es elevado.

¿Cuál es la diferencia entre un blastocisto temprano y uno tardío?

Un blastocisto temprano es aquel que está cavitando, es decir, formando la cavidad interna (blastocele) y diferenciándose las células del trofoectodermo y la masa celular interna. En cambio, un blastocisto tardío es aquél que ha completado su expansión y está preparado para salir de la zona pelúcida e implantar.

4 comentarios

  1. avatar
    gilbert2

    Me han transferido un embrión BT BC ¿es bueno el embrión? Tengo miedo de que no implante por solo transferir uno

    • avatar
      Falex

      Al final hubo suerte….? Estoy en un caso parecido…

  2. avatar
    elias

    como se conocen las celulas que aparecen en el blastosito tardio

  3. avatar
    ANA

    BUENOS DIAS, COMO ESTARIA CONSIDERADO UN BLASTOCISTO 4BB? MUCHAS GRACIAS

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar