Condena por no reconocer a niños de maternidad subrogada

El tribunal de Estrasburgo ha condenado a Francia por no reconocer en su registro a niños nacidos por vientre de alquiler. Esta condena se ha producido porque el Tribunal Europeo de Derechos Humanos considera que Francia está atentando contra el derecho a la identidad de los menores.

En Francia el vientre de alquiler no está permitido, por lo que los franceses que requieran de una madre subrogada deben acudir a otros países donde la legislación sí lo permite.

La demanda fue presentada por dos matrimonios, los Menneson y los Labassee, que ante problemas de fertilidad femenina decidieron ir a Estados Unidos en busca de una gestación subrogada. Allí nacieron una pareja de gemelas y una niña, que fueron reconocidas como sus hijas, en cada caso, con nacionalidad estadounidense. Hasta este momento todo transcurrió con normalidad, el problema llegó al regresar a Francia, las gemelas de los Menneson nacidas en 2000 y la hija de los Labassee en 2001, no fueron reconocidas por la administración francesa porque el vientre de alquiler es una práctica prohibida en su país y no quieren alentarlo.

El Tribunal de Estrasburgo condena al gobierno francés.

Este Tribunal dicta que eso infringe el derecho a la vida privada de los menores, porque los coloca en una situación de incertidumbre jurídica, ya que Francia se niega a reconocerlos como hijos de los matrimonios y eso “atenta contra su identidad en el seno de la sociedad francesa”. Aunque biológicamente su padre tenga nacionalidad francesa, no se les resconoce su nacionalidad, lo cual afecta negativamente a la definición de su propia identidad, así como a sus derechos de herencia.

Los jueces explican que a pesar de que el Estado es quien decide si autoriza o no el vientre de alquiler, la falta de reconocimiento afecta a los derechos legítimos de los niños. Por este motivo condenan a Francia a pagar 5.000€ de indemnización cada uno de los demandantes por daños morales, así como el pago de las costas judiciales (15.000€ para los Mennesson y 4.000€ para los Labassee).

Situación actual del vientre de alquiler en Francia

Esta sentencia supone un alivio para estas familias que finalmente han visto como sus hijas se han reocnocido como ciudadanas francesas. Las familias demandantes han pedido a su país que no recurran la sentencia del Tribunal de Estrasburgo, sino que trabajen en cambiar la ley y reconocer a muchos otros niños que se encuentran en la misma situación de “desamparo judicial”.

Inscribir en el registro a niños de gestación subrogada

La abogada del matrimonio Mennesson califica de “inmensa victoria” el fallo judicial, además de recordar que más de 2.000 menores se encuentran en la misma situación que las hijas de sus clientes.

Actualmente, existen tres casos de padres franceses que denuncian a su país ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, además de varios casos similares contra Italia y Bélgica.

En España el vientre de alquiler o la maternidad subrogada no es legal, y en algunos casos se ha complicado la inscripción de estos niños en el registro civil, pero tras las presiones de los medios de comunicación se ha encontrado una solución para que estos niños sean reconocidos como españoles.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar