Ser gestante subrogada: aspectos psicológicos, riesgos y beneficios

Por (embrióloga), (ginecólogo) y (directora de babygest).
Actualizado el 05/07/2019

La gestación subrogada o, como es conocida vulgarmente, el "vientre de alquiler" es un tema que suscita gran controversia, con una gran variedad de argumentos tanto a favor como en contra. Los aspectos psicológicos y sociales, así como los posibles riesgos y beneficios que puedan derivarse, son algunos de los temas más estudiados. Por ello, en este artículo hacemos un repaso de las principales consecuencias de este proceso.

Aspectos psicológicos

De forma general, y especialmente en los países con una adecuada regulación como Estados Unidos, Rusia o Canadá, las mujeres que deciden ser gestantes muestran un perfil psicológico común. Son mujeres fuertes, con gran sensibilidad, que no suelen experimentar problemas psicológicos tras la entrega del bebé.

Aunque los estudios realizados no son demasiados y el tamaño muestral es bajo, generalmente no existe un sufrimiento o secuelas psicológicas negativas en las gestantes ni se ha visto un aumento de los casos de depresión postparto en comparación con embarazos propios.

Para evitar posibles repercusiones, es imprescindible que la gestante se someta a un riguroso estudio psicológico para determinar su capacidad para el proceso, así como a controles o sesiones periódicas con psicólogos especialistas durante el embarazo.

En estas sesiones es importante que el especialista confirme que la gestante tiene clara la actitud ante el futuro embarazo, es decir, que tenga conciencia total de que gestará a un bebé que no es suyo. De esta manera, reduciremos el apego afectivo durante el embarazo y se facilitará la posterior entrega del recién nacido.

Importancia de haber tenido hijos propios

La mayoría de programas de gestación subrogada alrededor del mundo exigen a las candidatas a gestante haber tenido hijos previamente. Ello no solo responde a una cuestión médica, sino también psicológica.

Una mujer que nunca ha pasado por un embarazo desconoce cómo va a sentirse, sus síntomas, el vínculo afectivo que va a desarrollar con el bebé, etc. Por esta razón, es complicado que pueda tomar una decisión bien fundamentada antes de firmar el contrato si no sabe qué va a suceder.

Puesto que no es posible anticipar cómo se desarrollará el embarazo, es importante que se trate de una mujer que ya haya pasado por esta experiencia. Ello le otorgará el suficiente conocimiento de causa como para saber a qué se enfrenta desde el punto de vista psicológico.

Beneficios de ser gestante

Al contrario de lo que muchas personas piensan, el principal motivo por el que muchas mujeres deciden gestar un bebé que no es suyo no es el económico, sino el de dar el regalo de la vida, ayudar a otras personas a conseguir su sueño.

Ello significa que, aunque la compensación económica existe y, desde luego, es una de las razones por las que las gestantes intervienen en el proceso, no es la razón principal o básica.

A continuación enumeramos tres de los principales beneficios a nivel psicológico para las gestantes subrogadas:

  • Disfrute del embarazo: a algunas mujeres les sienta bien este estado, se sienten más especiales, lo cual mejora también su sensación de bienestar y salud emocional.
  • Realización personal y autoconfianza: la motivación altruista y solidaria lleva a una mayor sensación de bienestar y felicidad por estar haciendo algo en beneficio de otros.
  • Empatía y deseo de ayudar: se ve reforzada cuando existe una relación personal con los padres de intención. Al entender el sufrimiento por el que están pasando los futuros papás, su capacidad de empatizar se ve incrementada.

Muchas gestantes afirman sentir una mezcla de emociones de felicidad y tristeza en el momento del nacimiento, cuando el proceso finaliza. Felicidad porque han cumplido su objetivo de ayudar a una familia y tristeza porque su ayuda acaba, su sentimiento de solidaridad termina y, en definitiva, el embarazo, con el que se sienten normalmente a gusto, ha terminado.

Ventajas de conocer a los padres

La relación entre la gestante subrogada y los padres de intención debe basarse en el respeto mutuo y la reciprocidad, es decir, las partes deben colaborar para el bienestar de ambos.

La principal vía para conseguir que la relación padres-gestante sea lo más fluida y respetuosa posible es la que conlleva un alto porcentaje de apoyo y asesoramiento por parte de los profesionales implicados. De esta forma, conseguiremos dos propósitos esenciales:

  • Conocer qué espera cada uno de la relación y sus expectativas durante el proceso
  • Saber cuáles serían las consecuencias si no se cumplen dichas expectativas

Tanto padres de intención como gestantes que han establecido una relación de cercanía afirman haberse sentido más seguros durante el proceso. De hecho, si la gestante sabe que el bebé que está gestando crecerá con una familia respetuosa y que espera darle todo su amor, su confianza y bienestar aumentarán.

Según un estudio llevado a cabo por Van der Akker en 2005, las gestantes que mantenían contacto con la familia no presentaban disfunciones psicológicas pasados 6 meses desde el parto.

De este modo, es posible hacer la asignación adecuada: la visión de los padres de intención será congruente con la de la gestante, y viceversa. Así se consigue que el proceso de gestación por sustitución no derive en consecuencias negativas no solo a nivel emocional, sino también físico.

Por ejemplo, si la gestante decide abortar en el curso del embarazo en contra de la decisión de los padres de intención, las consecuencias que ello puede acarrear deberían estar contempladas igualmente en el contrato de gestación subrogada a fin de evitar el impacto psicológico que ello podría tener en ella.

Riesgos y consecuencias sociales

Es importante que el entorno de la gestante conozca la situación, entienda la razón que la lleva a la gestación en favor de otros y que ésta reciba el apoyo continuo de familiares y amigos.

Sentirse apoyada por sus allegados hará que la gestante se sienta mejor consigo misma, disfrute de su vida durante el embarazo y se sienta feliz por ayudar a otras personas, además de reducir el posible miedo o rechazo en el momento de entregar al bebé.

Si la gestante esconde el proceso, sus verdaderas motivaciones o no tiene el apoyo de sus seres queridos, sus sentimientos de frustración, negación y secuelas psicológicas negativas pueden aumentar.

Asimismo, es importante que, si la gestante ya tiene hijos propios, tenga en cuenta las posibles consecuencias que puede tener un embarazo subrogado en ellos.

La American Society for Reproductive Medicine (ASRM) aconseja pensar bien qué datos y cuánta información se les debe dar a los hijos propios sobre el embarazo por subrogación.

Hasta la fecha, no hay estudios ni pruebas que demuestren que la maternidad subrogada pueda impactar negativamente los sentimientos de los hijos propios de la gestante o que ello derive en reacciones negativas por su parte.

Preguntas de los usuarios

¿La madre subrogada puede quedarse con el bebé?

Por Dr. Joel G. Brasch (ginecólogo).

Esta es una pregunta excelente porque la respuesta depende realmente del entorno legal en el que nace el niño. Afortunadamente, Illinois es un estado favorable a la gestación subrogada ya que tiene una ley específica para proteger no sólo los intereses de la gestante, sino también los del niño y los de sus futuros padres. Esta ley permite a los tribunales establecer la paternidad entre los padres de intención y el recién nacido tan pronto como nazca el bebé.

¿Seguir en contacto con la familia y conocer al niño puede ser beneficioso para la madre subrogada?

Por Natalia Álvarez (directora de babygest).

La posibilidad de continuar manteniendo el contacto con los padres de intención tras el nacimiento es una decisión que deben tomar exclusivamente los padres y la gestante. Hay familias que prefieren que su hijo no conozca a la mujer que lo gestó, mientras que otros están de acuerdo en que ello sería beneficioso para todas las partes.

Esto suele ser más frecuente cuando son los padres de intención los la eligen o incluso si es una mujer de la familia o amiga. A su vez, muchas gestantes desean seguir teniendo noticias de la evolución del menor. Diversos estudios han demostrado que ello puede ser incluso muy beneficioso de cara a que llegue el momento de contárselo al hijo, puesto que le será más fácil comprenderlo.

¿Qué consecuencias negativas puede experimentar una mujer que gesta para alguien de la familia?

Por Natalia Álvarez (directora de babygest).

En efecto, aunque son muchas las familias que prefieren recurrir a una mujer de la familia como una hermana, tía, cuñada, prima, hija, etc., no todo son beneficios en este tipo de acuerdos. La otra cara de la moneda es que ello puede dañar la relación a largo plazo.

Si surge alguna complicación durante y/o después del embarazo, el estrés que se genere puede desencadenar sentimientos de rencor o incluso sacar a relucir problemas del pasado sucedidos entre miembros de la familia.

Es por ello por lo que se recomienda igualmente que tanto la gestante como los padres intencionales sean evaluados psicológica y emocionalmente por un especialista a fin de identificar posibles sentimientos o intenciones que podrían dañar la relación o incluso tener un impacto negativo en el bienestar del futuro bebé.

Te recomendamos visitar el siguiente artículo para saber más sobre este tema: Ser gestante para un familiar.

¿Qué consejos pueden seguir las madres subrogadas para que no haya problemas tras el nacimiento?

Por Natalia Álvarez (directora de babygest).

Como decíamos más arriba, esto es muy relativo y depende del tipo de relación que se desee establecer. No obstante, es importante que una candidata a gestante esté preparada para embarcarse en este proceso y que tenga presentes los beneficios pero también los riesgos y posibles problemas que puedan surgir.

Es importante contar con profesionales que ayuden y orienten a todas las partes implicadas desde un punto de vista individualizado. Contar con el apoyo de abogados, agencias, psicólogos, etc., es fundamental para minimizar al máximo los problemas a corto y largo plazo.

Por otro lado, es muy recomendable que la gestante subrogada y los futuros padres estén en contacto durante el embarazo y se apoyen mutuamente. En definitiva, atender las necesidades de cada uno es fundamental para que todo salga bien.

¿Qué perjuicios supone un proceso de gestación subrogada para la gestante?

Por Cristina Mestre (embrióloga).

La gestación subrogada es una técnica de reproducción asistida que, como tal, acarrea unos riesgos.

Si estamos hablando de riesgos médicos, debemos tener en cuenta que actualmente las gestantes no son quienes aportan sus óvulos, con lo cual el tratamiento para ellas comienza en el momento en que deben medicarse a fin de preparar su endometrio para la transferencia del embrión.

La medicación en estos casos no es muy fuerte, pero no deja de ser medicación. Una vez realizada la transferencia, se esperará 15 días para determinar si se ha logrado el embarazo o no. Y, a partir de ese momento, los riesgos son exactamente los mismos que los de cualquier embarazada.

En cuanto a los perjuicios psicológicos, creo que la buena elección de la gestante y la responsabilidad a la hora de hacerlo son lo que realmente va a determinar que sea un proceso natural o acabe siendo un proceso doloroso.

Es fundamental que la gestante elija libremente participar en esta técnica, esto es, que ningún familiar, amigo, o su situación económica la fuerce a hacerlo.

Evidentemente, existe una compensación económica, pero no debe ser esto lo que de verdad impulse a una mujer a gestar el hijo de otra persona: debe existir además una razón solidaria, el deseo de ayudar a una familia. Esto es lo que de verdad marca la diferencia.

Las mujeres que tienen esto claro viven el embarazo como un proceso precioso y en todo momento tienen muy claro que ese bebé que crece en su vientre no es su hijo.

Lectura recomendada

¿Quieres saber más sobre qué lleva a una mujer a gestar el bebé de otra familia? Entonces, no te pierdas el artículo Motivaciones para ser gestante subrogada, en el que te detallamos las razones solidarias y otros aspectos a tener en cuenta.

Como hemos indicado, las candidatas a gestante deben pasar una evaluación psicológica que determine su idoneidad para enfrentarse a este proceso. Si quieres conocer la totalidad de las pruebas previas a su aceptación, pincha aquí: Pruebas médicas a la gestante antes y durante el embarazo.

Por otro lado, hay varios factores que podrían llevar a la gestante a adoptar un modo de actuar inadecuado que, como consecuencia, podría acarrear una serie de riesgos para el bebé y los padres. Recomendamos informarse mejor aquí: Comportamiento indebido de la gestante subrogada.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

 Cristina Mestre
Cristina Mestre
Embrióloga
Licenciada en Ciencias Biológicas, Genética y Reproducción Humana por la Universidad de Valencia (UV). Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la UV con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Embrióloga en IVI Barcelona. Más sobre Cristina Mestre
Dr. Joel G. Brasch
Dr. Joel G. Brasch
Ginecólogo
El Dr. Joel Brasch es el Director Médico de Chicago IVF, fundado en 2005. Está certificado por la American Board of Obstetrics and Gynecology (Junta Americana de Obstetricia y Ginecología), y tiene más de 25 años de experiencia directa en el tratamiento de la fertilidad y el cuidado reproductivo. También es el Director de la División de Endocrinología Reproductiva e Infertilidad del Centro Médico Mount Sinai. Más sobre Dr. Joel G. Brasch
 Natalia Álvarez
Natalia Álvarez
Directora de Babygest
Graduada en Ciencias Empresariales por la Universidad de Alicante. Tiene más de 9 años de experiencia en el campo de la reproducción asistida y fue la creadora y directora de la primera feria de reproducción asistida de España. Es la directora de Babygest y es experta en el sector de la gestación subrogada ya que durante todos estos años ha tenido ocasión de conocer cientos de casos reales de parejas que han realizado tratamientos por gestación subrogada y a los mejores profesionales, clínicas internacionales. Más sobre Natalia Álvarez

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.