Transporte de embriones a otro país para maternidad subrogada

En España la gestación subrogada no es legal, por lo que aquellas personas que necesitan este método reproductivo para tener descendencia deben acudir a un país extranjero. La creación de embriones en España y su transporte a otro país para utilizarlos en un tratamiento de gestación subrogada no está permitido. Por ello, los futuros padres deberán iniciar el proceso desde el principio en el país de destino.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Crear embriones para gestación subrogada

Ya sea para un proceso de fecundación in vitro (FIV) propio o para un tratamiento de gestación por sustitución, los embriones son creados de la misma manera en el laboratorio, por unión de un óvulo y un espermatozoide mediante FIV convencional o ICSI (microinyección intracitoplasmática de espermatozoides).

En este sentido existen cuatro posibilidades básicas:

  • Óvulos de la futura madre y semen del futuro padre
  • Óvulos de la futura madre y semen de donante
  • Óvulos de donante y semen del futuro padre
  • Óvulos de donante y semen de donante

La situación ideal es la primera, ya que permite a los futuros padres ser, además, los padres genéticos del recién nacido y, por tanto, éste adquirirá sus rasgos físicos y de personalidad. Sin embargo, esto no es siempre posible, muchas parejas necesitan recurrir a la donación de gametos para obtener los embriones.

En gestación subrogada existe además una quinta opción: que la gestante done sus óvulos, situación que se da en muy pocas ocasiones. Se tiende a evitar esta modalidad para reducir al máximo el vínculo entre la gestante y el bebé, así como las implicaciones emocionales de la gestante.

¿Qué dice la legislación española?

Tal y como anuncia la ley española 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida en su artículo 10, “será nulo de pleno derecho el contrato por el que se convenga la gestación, con o sin precio, a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o de un tercero” y “la filiación de los hijos nacidos por gestación de sustitución será determinada por el parto.”

Debido a esta pauta en la ley, todas aquellas personas que necesiten recurrir a la técnica de gestación subrogada para poder tener a sus hijos, deberán necesariamente realizar el proceso en un país extranjero, en cuya ley esté legalizada la gestación por sustitución.

Accede a este enlace para saber más sobre la legislación española en reproducción asistida: Ley de reproducción asistida en España.

Por otro lado, el fraude de ley viene contemplado en una norma general, en el Código Civil, concretamente en el artículo 6.4, donde se dice lo siguiente: “Los actos realizados al amparo del texto de una norma que persigan un resultado prohibido por el ordenamiento jurídico, o contrario a él, se considerarán ejecutados en fraude de ley y no impedirán la debida aplicación de la norma que se hubiere tratado de eludir”.

Trasladando esto al caso de gestación por sustitución, resultaría que la creación de embriones con fines reproductivos de un paciente sería, considerada aisladamente, una actuación correcta amparada por la ley de reproducción, pero en la medida de que la intención final de su creación es la de utilizarlos para una técnica prohibida, se habría actuado en fraude de ley.

Es decir, la cuestión jurídicamente no es tanto si se van a crear los embriones con fines reproductivos, sino cómo se van a utilizar luego esos embriones, para qué finalidad, y ahí es donde está el problema legal.

Por lo tanto, los embriones solo pueden crearse en España con fines reproductivos y para un uso permitido por la legislación española, que es el uso en un tratamiento propio. Aunque la gestación subrogada se vaya a hacer de forma legal en otro país, puesto que los embriones han sido creados en España, se deberá seguir la legislación española.

Traslado de embriones congelados

La legislación española establece que se pueden trasladar embriones congelados tanto a otra clínica española como a una fuera de España, aunque siempre se deberá hacer de una clínica a otra y mediante una compañía de transporte autorizada y certificada para ello.

Los embriones se deben transportar en un contenedor especial de nitrógeno líquido. Tanto el contenedor de transporte como las pajuelas en las que se encuentran los embriones deberán estar correctamente identificadas.

Traslado a otra clínica española

La mujer o pareja puede optar por trasladar sus embriones a otro centro dentro del territorio español. Sea cual sea el motivo, está en su derecho de hacerlo y la clínica en la que están congelados los embriones no puede denegar el traslado.

En este caso, los pacientes deben ponerse en contacto con el centro reproductivo en el que están criopreservados los embriones y comunicar por escrito su deseo de traslado a otro centro. Una vez hecho esto, se ponen en contacto con el centro al que desean enviar los embriones para que les indiquen cómo procede.

Traslado a otro país

En casos de parejas heterosexuales o mujeres solteras que recurren a la fecundación in vitro por problemas de fertilidad, es muy habitual que existan embriones sobrantes de tratamientos previos de fecundación in vitro.

Por ello, es habitual que se pregunten si sería posible enviar al extranjero estos embriones vitrificados que han sido creados en España. Ante esta pregunta tenemos dos posibles respuestas según el destino de los embriones:

  • Uso propio: si los embriones se van a utilizar para transferirlos al útero de la propia mujer, se permite su traslado al extranjero previa aprobación del Ministerio de Sanidad.
  • Uso para gestación subrogada: si los embriones se van a utilizar para transferirlos a otra mujer, para un proceso de gestación subrogada, no se permite su traslado a otro país. Dicho transporte solo está permitido para un tratamiento que sea lícito en España, aunque el procedimiento sí que sea legal en el país extranjero. Así pues, el traslado no sería aprobado por el Ministerio de Sanidad.

Por lo tanto, el proceso de gestación subrogada deberá ser realizado desde el inicio en el país de destino, no podrá realizarse parte del mismo en España puesto que ello supondría un fraude de ley.

Preguntas de los usuarios

Para transportar mis embriones congelados, ¿me los puedo llevar yo en un tanque de nitrógeno o es imprescindible contratar un transportista?

La legislación española establece que el traslado no puede hacerlo el paciente, es necesario contratar los servicios de un transportista autorizado y certificado para el transporte de muestras biológicas.

¿El traslado conlleva algún riesgo para los embriones?

El transporte de embriones se hace en bombonas adaptadas para el transporte y siempre en nitrógeno líquido para mantener la temperatura a -196°C. Sin embargo, sacarlos del banco de embriones para meterlos en la bombona especial para el transporte y volverlos a sacar de ésta para meterlos en el nuevo banco en la clínica de destino, conlleva ciertos riesgos. El trasvase puede generar estrés embrionario y hacer que éstos pierdan calidad o que no sobrevivan a la descongelación posterior. Asimismo, en el traslado podrían alterarse las condiciones de temperatura y comprometer la viabilidad de los embriones.

¿Cuánto tiempo puedo tardar en hacer los trámites para el traslado al extranjero?

Hay que solicitar una autorización al Ministerio de Sanidad para poder hacer el traslado y pueden tardar entre 2 y 4 semanas en expedir el permiso. También es necesario tener la documentación relativa a los embriones y una autorización para que el centro donde están preservados ceda su custodia a la persona de la compañía de transportes y ésta al centro receptor una vez lleguen a su destino. En total, puede tardarse unos dos meses en tramitar todo el traslado.

4 comentarios

  1. avatar
    Urmen

    Tenía la idea de que en los casos en los que tanto la madre como el padre ceden sus gametos, es decir, óvulos y espermatozoides, para crear el embrión y no se emplea donantes, existía la posibilidad de realizar el tratamiento aquí y posteriormente enviar los embriones al país donde va a hacerse la transferencia para la gestación subrogada.

    Lo creía así por pura comodidad de ahorrarse viajes pero ya veo que es necesario hacer todo el proceso desde el principio en el destino.

    Gracias por la aclaración.

  2. avatar
    Yupi

    “Los actos realizados al amparo del texto de una norma que persigan un resultado prohibido por el ordenamiento jurídico, o contrario a él, se considerarán ejecutados en fraude de ley y no impedirán la debida aplicación de la norma que se hubiere tratado de eludir”.
    Sí, pero vamos a ver. ¿Donde dice en la constitución que no podemos hacer con nuestro cuerpo lo que nos dé la gana? Eso sí que es un fraude de ley.
    Se vende semen desde el extranjero violando la ley, sí, ese sí es un fraude de ley.
    La cuestión no es lo que diga la ley sino lo que digamos nosotros.
    ¿Cuántas mujeres han ido a la cárcel por aobrtar o por haber ido a Londres a abortar cuandoera ilegal?
    Ninguna.
    A buen entendedor, pocas palabras.

  3. avatar
    Valle

    Se pueden transportar al extranjero los ovulos vitrificados? U ocurre como con los embriones, que no se pueden sacar del pais para realizar una gestacion subrogada?

    • avatar
      Andrea RodrigoEspecialista en reproducción asistida

      La normativa que se sigue para los embriones es la misma que para los óvulos. únicamente se permitirá extraer los óvulos en España y trasportarlos al extranjero si éstos van a ser empleados para un fin reproductivo lícito en España.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar