Para el proceso de vitrificación de óvulos es necesario que la mujer reciba un tratamiento hormonal. A continuación se extraen los óvulos del ovario mediante punción ovárica.

Los óvulos recogidos se deben deshidratar en medios con crioprotectores, que son moléculas que los protegen de la formación de cristales en el proceso de congelación.

Finalmente, se colocan en pajuelas para poder introducirlos en nitrógeno líquido y almacenarlos en tanques.

Puedes leer el artículo completo en:    60

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar