En los primeros meses de gestación, se producen los mayores cambios en el feto. Se forman las tres capas embrionarias que permitirán el desarrollo de todos los órganos del cuerpo del futuro bebé. Empieza, además, a adquirir forma humana, con la cabeza grande y redondeada en un extremo y una especie de cola en el otro extremo.

Puedes leer el artículo completo en:    91

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar