El PSOE presenta una enmienda contra la gestación subrogada

Hace unos días el PSOE nos sorprendió con una enmienda para el Proyecto de Ley de medidas de reforma administrativa en el ámbito de la Administración de Justicia y del Registro Civil promovida por el PP. Con esta enmienda pretende prohibir la publicidad o promoción directa o indirecta por cualquier medio, ya sea por parte de personas físicas o jurídicas, que incentive o facilite la gestación subrogada (…) Hablando en cristiano, pretenden prohibirnos hablar de la gestación subrogada, básicamente censurarnos. Parece ser que unos por ultra conservadores y otros por considerarnos a las mujeres incapaces de pensar se han puesto de acuerdo para dictar nuestros actos y decisiones.

Está más que demostrado que convertir un tema en tabú no es la solución. La gestación subrogada es una realidad, es legal en muchos países y precisamente la información nos ayuda a elegir con mayor conciencia y, sobre todo, con mayor ética el país donde realizar este tratamiento.

Abogamos por una práctica basada en la libertad de una mujer a elegir libremente donar su capacidad de gestar a otra persona. Esa es nuestra lucha y todos los pasos que hemos dados en ese sentido reeducando a la sociedad para que asuma una profunda responsabilidad a la hora de elegir un destino y, por tanto, el cumplimiento de los derechos de las gestantes, caerá en saco roto.

Ni el PP, ni el PSOE pueden marcar las leyes de otros países. No pueden impedir que los españoles recurran a esta técnica en el extranjero, con esto sólo conseguirán que empresas con mala fe lo tengan aún más fácil para explotar y engañar. La desinformación jamás ha sido de ayuda.

¿Femenistas?

No es la primera vez que desde un grupo de mujeres llamadas así mismas feministas atacan la gestación subrogada. A estas mujeres quiero decirles que no tienen ni idea qué es el feminismo, de hecho lo insultan cada vez que se creen con el derecho de decirle a otra mujer lo que puede y lo que no puede hacer.

Considerar que ninguna mujer donaría su capacidad de gestar por voluntad propia es dar por hecho que la solidaridad y la voluntad de ayudar a otro ser humano no existen. Eso sin mencionar que es un insulto hacia todas las mujeres que se han dejado la vida luchando por nuestra igualdad, por nuestro derecho a votar, a decidir por nosotras mismas y sobre todo por nuestra libertad.

Las mujeres somos capaces de pensar, lo demostramos diariamente, y por lo tanto somos capaces de decidir qué hacemos con nuestro cuerpo. No necesitamos que ningún hombre nos marque sus normas, pero tampoco consentiremos que lo haga otra mujer, faltaría más.

Llegados a este punto, aprovecho para hacer un llamamiento, no les concedáis el título de feministas, o feministas radicales (término que nunca he entendido, ¿qué se supone que es una feminista radical, una ultra defensora de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres?) no se lo merecen. En realidad son unas dictadoras que pretenden que todas las mujeres piensen como ellas. Libres para abortar, pero no para gestar. Y eso, señores, nada tienen que ver con el feminismo.

Esperemos que esta enmienda no se incluya en la ley, que el sentido común se apodere de nuestros diputados y diputadas. La aprobación de esta enmienda sería como volver a los años franquistas, cuando nuestros abuelos bajaban la voz para hablar de ciertos temas porque se jugaban terminar en la cárcel.

Un comentario

  1. avatar
    Ainara

    Me parece indignante. Se supone que el PSOE es un grupo político progresista y lo que está favoreciendo con enmiendas como estas es que retrocedamos en el tiempo y obviemos la libertad de expresión que tanto a costado conseguir. La verdad que me cuesta creerlo.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar