Gestación subrogada en Estados Unidos: precio, legislación y requisitos

Por (ginecólogo) y (directora de babygest).
Actualizado el 04/09/2018

Estados Unidos es el país con más experiencia en el proceso de gestación subrogada, popular y erróneamente conocida como vientre de alquiler, maternidad subrogada o alquiler de vientres. Aunque el precio en EE.UU. sea el más alto, la legislación al respecto hace de este país el destino más seguro para la subrogación uterina. Entre otros, California e Illinois son los estados más demandados por contar con una ley que la permite de manera clara.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Existe alguna ley de maternidad subrogada?

La ley que regula el embarazo subrogado en Estados Unidos no es general, sino que cada Estado marca sus propias restricciones y condiciones. Existen territorios que prohíben rotundamente esta práctica y otros que la permiten abiertamente. Sin embargo, la gran mayoría de estados, aunque no tienen normativa expresa, se muestran favorables a su aplicación.

Por lo general, ya se trate de estados donde se permite o aquellos que únicamente son favorables, el tipo de gestación subrogada elegido es la subrogación gestacional, también denominada gestación subrogada total o completa, en la que la gestante subrogada no aporta la carga genética, sino que únicamente gesta al hijo de los futuros padres.

Si necesitas un tratamiento de gestación subrogada para formar una familia, te recomendamos usar esta herramienta. En tres simples pasos, te llegará un informe de situación actualizado con consejos útiles a la hora de elegir destino y empresas. Además, nuestro equipo de especialistas estudiará tu caso en concreto para recomendarte las empresas que mejor se adapten a tus necesidades y cumplan nuestros rigurosos criterios de calidad.

Nacionalidad y filiación del bebé

Para entender mejor las diferencias que os expondremos a continuación entre los distintos estados de EE.UU., os explicamos ahora cómo se reconoce usualmente la filiación entre el bebé y los padres de intención en Estados Unidos.

Todos los niños que nazcan en territorio estadounidense optan a la obtención de la ciudadanía de Estados Unidos, es decir, serán considerados ciudadanos estadounidenses de pleno derecho, aunque los padres tengan la nacionalidad de otro país. Posteriormente, obtendrán además la nacionalidad española por ser hijos de padres españoles.

Cuando se viaja a Estados Unidos para someterse a un proceso de gestación subrogada, existen dos elementos fundamentales que determinarán el éxito final del tratamiento: 1) la pre-birth order y 2) la post-birth order. Su expedición tiene lugar a fin de:

  • Garantizar a los padres de intención que serán quienes figuren como padres legales del bebé nacido por gestación subrogada.
  • Eliminar cualquier derecho u obligación parental por parte de la gestante y su marido (de haberlo) para con el bebé.

De forma sencilla, una birth order u orden de nacimiento es un documento legal por el cual queda determinada la paternidad del bebé.

Dependiendo del Estado en que los futuros padres lleven a cabo el proceso de gestación subrogada, la tramitación de la orden de nacimiento puede iniciarse en torno al cuarto mes de embarazo y procederse a la firma en el séptimo mes, o tener que esperar al nacimiento para poder iniciar el juicio que determinará la filiación del nacido.

Se debe tener presente que, aunque nos encontremos en un Estado donde se permiten pre-birth orders como California, en cuyo caso los padres de intención serán considerados padres legales del bebé incluso antes de su nacimiento, la orden no será efectiva hasta después de que haya venido al mundo.

Estados ‘surrogacy-friendly’

En Estados Unidos, no existe ninguna ley federal acerca de la gestación subrogada. Cada estado la regula de manera diferente, por ley o por jurisprudencia.

La jurisprudencia o case law consiste en que una sentencia establece un precedente que servirá para fundamentar decisiones posteriores de los jueces.

Una gran mayoría de estados se muestra globalmente favorable a la práctica de esta técnica de reproducción asistida. Son los llamados estados surrogacy-friendly.

Sin embargo, no todos disponen de una ley explícita ni presentan las mismas condiciones. Es por esta razón que vamos a distinguir entre:

  • Los estados que mencionan la gestación subrogada en sus textos legales
  • Los estados donde se practica de manera habitual pero sin el respaldo de una ley explícita

‘Surrogacy-friendly’ con ley explícita

Estos estados se caracterizan por hacer una referencia directa a la gestación subrogada en sus estatutos, con más o menos precisiones para regularla.

Algunos de ellos son especialmente tolerantes y permiten el acceso a la gestación subrogada a todos los modelos de familia sin imponer apenas restricciones. Conceden una pre-birth order que reconoce directamente a los padres de intención como los padres legales, tanto si aportan los gametos como si no.

Es el caso de California, Connecticut, Delaware, Maine, Nevada, Nuevo Hampshire y del distrito de Columbia.

Otros estados también disponen de una ley, pero establecen algunas restricciones como por ejemplo la necesidad para la pareja de estar casada para que la pre-birth order mencione a ambos como los padres legales del menor.

Es el caso de Arkansas, Florida, Illinois, Dakota del Norte, Texas, Utah o Virginia Occidental.

‘Surrogacy-friendly’ sin ley explícita

Una mayoría de estados de los Estados Unidos no hace mención a la gestación subrogada en sus estatutos. Por lo tanto, la pre-birth o la post-birth order está supeditada a la decisión del tribunal.

Sin embargo, en la práctica, estos estados han demostrado ser fiables y se han ganado la denominación de surrogacy-friendly.

Por ejemplo, Oregón y Rhode Island se suelen considerar destinos tan atractivos y seguros como California por las facilidades que conceden.

En otros estados, la sentencia judicial puede limitarse a reconocer sólo al padre biológico, por lo que se requeriría un proceso de adopción en dos pasos por parte de la madre de intención o del otro padre de intención (si se trata de una pareja homosexual). A veces, la atribución de la filiación mediante una pre-birth order puede variar significativamente según el tribunal que emite la sentencia.

Este es el caso de Alabama, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Colorado, Dakota del Sur, Georgia, Hawái, Kansas, Kentucky, Maryland, Massachusetts, Minnesota, Misuri, Nuevo México, Ohio, Oklahoma, Pensilvania, Vermont y Wisconsin.

Estados menos favorables

Paralelamente a los estados abiertamente surrogacy-friendly, otros no resultan tan seguros o incluso prohíben y penalizan ciertas prácticas como los contratos comerciales.

Estados donde la gestación subrogada es posible con precaución

En este grupo, incluimos todos aquellos estados en los cuales se da algún tipo de inseguridad en cuanto al proceso a seguir.

Por ejemplo, puede ocurrir que se hayan dado demasiado pocos casos de gestación subrogada para saber si los tribunales son favorables. A veces, se trata de estados en los cuales la sentencia judicial está muy condicionada por la relación genética. También puede ocurrir que la ley establezca que el contrato de gestación subrogada es nulo y sin efecto, como por ejemplo en Indiana o Nebraska.

Por esta razón, los padres de intención que quieran ir a unos de esos estados deberán proceder con mucha precaución y comprobar cuidadosamente si cumplen los requisitos exigidos.

Es el caso de Alaska, Arizona, Idaho, Indiana, Iowa, Misisipi, Montana, Nebraska, Tennessee, Virginia y Wyoming.

Estados donde se prohíbe o se penaliza

Ningún estado de Estados Unidos llega a prohibir completamente la gestación subrogada, pero no son en absoluto destinos recomendados.

En Luisiana, las restricciones son tan importantes que sólo las parejas heterosexuales casadas pueden acceder a una gestación subrogada. En Míchigan, Nueva Jersey, Nueva York y Washington, sólo es posible la modalidad altruista.

Para Míchigan, Nueva York y Washington, la participación en una subrogación gestacional comercial constituye incluso un delito penal.

Así, en Nueva York, por ejemplo, se puede llegar a imponer una multa de hasta 10.000 dólares estadounidenses a los padres de intención. Además, todas aquellas personas que faciliten o intervengan como intermediarios en la gestación subrogada serán considerados culpables de un delito grave y se les sancionaría de igual modo.

En Míchigan, los padres intencionales pueden ser multados con hasta 50.000$ USD y se les puede imponer una pena de cárcel de hasta un año.

¿Cuánto puede costar?

El precio de un proceso de gestación subrogada en Estados Unidos es el más elevado en comparación con otros destinos comunes como Canadá, Rusia o Ucrania. El coste total varía aproximadamente entre 95.000$ y 280.000$ (o entre 80.000 y 240.000€), dependiendo de factores como:

  • Necesidad de recurrir a la donación de óvulos y/o espermatozoides
  • Estado en el que se realiza la subrogación uterina
  • Número de intentos de FIV necesarios para lograr el embarazo de la gestante
  • Técnicas adicionales en el proceso de FIV (p. ej. el DGP o diagnóstico genético preimplantacional)
  • Condiciones de la gestante
  • Tarifas de la agencia
  • Coste y aspectos cubiertos por el seguro médico contratado
  • Número de viajes que tendrán que hacer los futuros padres

Además de considerar estos aspectos, es importante tener en cuenta que el embarazo no es algo matemático. Pueden surgir numerosos imprevistos o complicaciones durante la gestación o tras el nacimiento que pueden hacer aumentar el coste.

Un ejemplo de ello lo encontramos en casos de nacimientos de niños prematuros o con alguna anomalía, lo cual les obliga a permanecer varios días o incluso semanas en incubadora. La sanidad en Estados Unidos es privada, por lo que cada día en el hospital aumenta el precio final del proceso. Por eso es tan importante conocer la cobertura exacta del seguro antes de contratarlo.

Donación de óvulos y espermatozoides

La normativa reproductiva estadounidense permite la donación tanto de óvulos como de semen. La mayoría de estados, o al menos los más comunes en gestación subrogada, ofrecen la posibilidad de realizar la subrogación uterina con gametos (óvulos o esperma) de donantes.

Lo que sí está generalmente prohibido es la gestación subrogada tradicional, es decir, aquella en la que la gestante es, además, la que aporta los óvulos. Por tanto, el procedimiento para lograr el embarazo será siempre la fecundación in vitro (FIV), ya sea con gametos de los futuros padres o donados.

En caso de recurrir a la donación, los donantes pueden ser tanto anónimos como conocidos o semiconocidos. Esto quiere decir que los futuros padres deberán escoger si quieren tener relación con el o la donante, conocerlo en persona, elegirlo en base a fotografías e información del mismo, o simplemente no saber nada de la persona que les va a ceder sus gametos.

Puedes leer más información sobre la donación de óvulos en Estados Unidos en este enlace: Ovodonación en EE.UU.

Seguros médicos que se deben contratar

Como hemos comentado más arriba, la sanidad en Estados Unidos es privada, por lo que generalmente los estadounidenses contratan seguros médicos que cubran sus necesidades médicas. Por esta razón, uno de los primeros pasos tras escoger a la gestante subrogada es comprobar si su seguro médico cubre la subrogación.

En caso de que el seguro de la gestante no incluya este proceso, los padres de intención deberán pagar los gastos derivados del mismo o, como suele recomendarse, cubrir el pago que les supone el hecho de añadir la gestación subrogada a la póliza de seguro de la gestante.

Es obligatorio contratar también un seguro de vida a la gestante, que puede costar cerca de 600$. En caso de fallecimiento de la mujer que va a gestar al bebé, la compañía aseguradora compensará a la familia de la misma con 25.000$ y, a los padres intencionados, con 100.000$ aproximadamente.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que el seguro de la gestante no cubre los gastos tras el parto. Puesto que el bebé nacido no es su hijo, los gastos del mismo no se contemplan en su seguro y, por ello, es importante contratar un seguro especial para el recién nacido.

En este sentido, se debe prestar mucha atención a los factores que cubre y a los que no el seguro contratado para que no surjan imprevistos. Algunos ejemplos de cosas a considerar son: embarazo único o embarazo gemelar, necesidad de incubadora, parto prematuro, quirófano para el recién nacido, etc.

Es fundamental contar con abogados especialistas en el proceso de subrogación que conozcan los detalles de los seguros estadounidenses.

Viajar a Estados Unidos

La documentación necesaria para viajar a Estados Unidos queda determinada en la Ley de Inmigración y Nacionalidad estadounidense. Así, los ciudadanos españoles no necesitan solicitar un visado para viajar a Estados Unidos cuando su viaje sea por motivos de turismo o negocios y su duración no supere los 90 días. Para ello, es obligatorio:

  • Poseer un pasaporte de lectura mecánica (pasaporte electrónico)
  • Mostrar el billete de ida y vuelta (avión o barco)
  • No estar comprendidos en categorías definidas por la ley como inadmisibles: denegación de visado por detención o condena previa por algún delito, historial delictivo, etc.

Ahora bien, todo español que vaya a viajar a Estados Unidos para recoger a su bebé nacido mediante gestación subrogada debe solicitar una autorización ESTA (Electronic System for Travel Authorization). Este sistema se creó a fin de incrementar las medidas de seguridad siempre que un ciudadano extranjero visita el país.

La ESTA se solicita online y consiste en un procedimiento de análisis y selección según la información del solicitante. Se emplea para determinar si se es apto o no para viajar a los EE.UU. dentro de este programa. Es un proceso sencillo que solo lleva entre 5 y 15 minutos.

Además, es importante recalcar que la solicitud de la ESTA debe hacerse con un mínimo de 72 horas de antelación, puesto que éste es el plazo máximo que el Departamento de Seguridad Nacional ha habilitado para su tramitación.

Para más detalles, recomendamos consultar el artículo que se muestra a continuación: Requisitos para viajar a Estados Unidos.

Preguntas de los usuarios

¿Está permitida la gestación subrogada en Florida?

Por Dr. Mark P. Trolice (ginecólogo).

Por supuesto que sí. Florida es uno de los mejores destinos en los Estados Unidos para recurrir a la gestación subrogada con óvulos de donante y también a la adopción, dado que la ley protege a los padres de intención.

¿Está permitida la selección de sexo del bebé en Estados Unidos?

Por Dr. Mark P. Trolice (ginecólogo).

Seleccionar el género de los embriones es un procedimiento legal en los EE. UU. y resulta muy sencillo llevarlo a cabo mediante una biopsia embrionaria, seguida de un tipo de “screening” cromosómico completo conocido como “PGT-A” (diagnóstico genético preimplantacional de aneuploidías). Para llevarlo a cabo, se extraen varias células de la capa externa del embrión. El siguiente paso es vitrificar (congelar) los embriones mientras se analizan las células extraídas en el laboratorio. En este paso, se examinan todos los cromosomas del embrión o embriones, lo que a su vez permitirá determinar el sexo de los mismos para que los pacientes finalmente tengan un embrión cromosómicamente normal y del género deseado.

¿Por qué la maternidad subrogada en California es más cara que en otros estados?

Por Natalia Álvarez (directora de babygest).

California fue el estado pionero en gestación subrogada, donde se lleva realizando más de 30 años. La claridad jurídica y los años de tradición han llevado a que las mejores agencias y clínicas del mundo se establezcan en este estado. Además, la intensa demanda de gestantes voluntarias ha hecho que se ofrezcan grandes sumas como compensación.

Estos dos factores (grandes y prestigiosas clínicas, y alta demanda de gestantes) hacen que el proceso en California difícilmente pueda realizarse por menos de 100.000€. Si se opta por pequeñas agencias y clínicas del interior de Estados Unidos, el coste final puede estar en torno a los 80-90.000€.

¿Cuando elija la clínica de vientre de alquiler en Estados Unidos es necesario que esté en el mismo Estado que la madre?

Por Natalia Álvarez (directora de babygest).

Absolutamente no. De hecho, no es común que la gestante subrogada resida en la misma región o estado en donde se encuentra la clínica. Las agencias americanas de gestación subrogada no limitan su búsqueda de candidatas a su estado, sino que normalmente trabajan junto con trabajadores sociales entrevistándose por todo o buena parte del país. Ello tampoco supone impedimento alguno, pues la gestante, en principio y si todo va bien, solo tiene que viajar a la clínica en dos ocasiones. La primera vez para un chequeo rutinario con el ginecólogo de la clínica durante un par de horas, y la segunda vez durante 2-4 días para realizar la transferencia embrionaria.

¿Cuánto cuesta un vientre de alquiler en EE.UU.?

Por Natalia Álvarez (directora de babygest).

En primer lugar, es fundamental que utilicemos los conceptos de forma adecuada. «Vientre de alquiler» es una nomenclatura que no se ajusta al proceso de gestación o embarazo subrogado.

En cuanto al precio de la gestación subrogada en EE.UU. se debe tener en cuenta que son varios los aspectos que influyen por lo que el coste puede ser muy variable dependiendo de cada situación y Estado. En cualquier caso, el precio suele rondar los 100.000-150.000€.

¿Qué dice la ley de maternidad subrogada de Estados Unidos?

Por Natalia Álvarez (directora de babygest).

Como puedes comprobar en el artículo, la gestación subrogada en EE.UU. no es general sino que cada Estado tiene su propia legislación al respecto. Hay leyes que se muestran favorables a la técnica mientras que otras la prohibe o se muestra indiferentes.

En general, EEUU se rige por el derecho anglosajón, que es lo que se conoce como el derecho creado por sentencias judiciales.

¿Está permitida la subrogación para padres solteros en Estados Unidos?

Por Natalia Álvarez (directora de babygest).

Hay estados como Arkansas o California en los que se permite la subrogación para padres solteros. Por el contrario hay otros destinos como Utah o Florida cuya normativa únicamente permite acceder a la subrogación a matrimonios homo y heterosexuales.

¿Qué condiciones debe cumplir la madre subrogada en Estados Unidos?

Por Natalia Álvarez (directora de babygest).

Las condiciones del proceso de subrogación en EE.UU. varía entre unos y otros Estados. En cualquier caso, en relación a la gestante, de forma general no se permite que ésta aporte los óvulos además de la capacidad de gestar y suele ser requisito indispensable que haya pasado por al menos una gestación propia previamente.

La edad también es algo importante, suele limitarse entre los 18-20 y los 35-40 años.

Si quieres leer más sobre la gestante puedes recurrir a este artículo: La gestante.

¿Se puede hacer la gestación subrogada en Chicago?

Por Natalia Álvarez (directora de babygest).

Sí, Chicago es la capital del estado de Illinois, uno de los estados en los que la subrogación está permitida. De hecho, es un destino común al que viajan numerosas personas y parejas para tener un hijo por este método.

Te recomiendo leer este artículo: Maternidad subrogada en Illinois.

¿Cuáles son las leyes para el vientre prestado en Texas?

Por Natalia Álvarez (directora de babygest).

La ley de Texas fue modificada en 2002. Desde entonces, el acuerdo gestacional debe ser validado en las cortes. La «madre» gestacional no puede utilizar sus propios óvulos y es imprescindible que haya dado a luz al menos una vez antes de prestarse a ser gestante.

Además, la gestante tendrá derecho a tomar todas las decisiones relacionadas con su salud durante el embarazo. Los padres intencionales deben estar casados y deben someterse a un estudio de su hogar. La futura madre debe demostrar que es incapaz de llevar un embarazo a término.

Existe un requisito de residencia de al menos 90 días para la gestante o en su defecto para los futuros padres. Un contrato que no ha sido validado no es exigible, y la paternidad se determinará por la Uniform Parentage Act de Texas.

¿Cuáles son los requisitos para contratar una maternidad subrogada en USA?

Por Natalia Álvarez (directora de babygest).

Esto dependerá del estado donde vaya a realizarse el proceso de subrogación, pues cada Estado establece sus propias condiciones. Por ejemplo, en California se admite tanto la gestación subrogada comercial como altruista y para cualquier tipo de modelo familiar. Sin embargo en Utah, solo se permite acceder a la subrogación a parejas casadas.

¿Cuánto tiempo se tarda en hacer el embarazo subrogado en Estados Unidos?

Por Natalia Álvarez (directora de babygest).

El tiempo que pasa desde que una persona o pareja decide iniciar la subrogación en EE.UU. hasta que tienen al bebé en casa es muy variable y dependerá del tiempo dedicado a cada paso.

La elección de la agencia, la necesidad de más o menos pruebas a los futuros padres, la elección de la gestante y/o donantes, el proceso de FIV, el número de intentos hasta lograr el embarazo, etc.son los principales factores a tener en cuenta.

En definitiva, considerando todos estos aspectos y los 9 meses de embarazo, el proceso puede durar entre 1 y dos años aproximadamente.

Lectura recomendada

Como hemos comentado más arriba, Estados Unidos es el destino más seguro, pero al mismo tiempo el más costoso desde el punto de vista económico. ¿Quieres saber más? Puedes leer más detalles sobre el precio de la gestación subrogada en este enlace: Coste del embarazo subrogado.

Además, hemos elaborado artículos explicativos en los que se detallan las condiciones de los estados más populares de USA para la gestación subrogada. Te invitamos a pinchar en el siguiente enlace para saber más: Estados de los Estados Unidos.

Además, una de las principales ventajas de EE.UU. como destino es que se realiza un juicio de filiación que permite a los padres intencionales obtener una sentencia judicial válida para inscribir al bebé en el Registro Civil español. Infórmate mejor aquí: Sentencia judicial para la filiación en casos de maternidad subrogada.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

Dr. Mark P. Trolice
Dr. Mark P. Trolice
Ginecólogo
Doctor en Medicina, con especialidad en Ginecología y Obstetricia, por la Rutgers Robert Wood Johnson Medical School de Nueva Jersey (EE. UU.). Profesor asociado en el Departamento de Ginecología y Obstetricia de la University of Central Florida College of Medicine. Director de la clínica Fertility Care: The IVF Center. Título de Top Doctor in America. Más sobre Dr. Mark P. Trolice
Nº de colegiado en Florida: ME 78893
 Natalia Álvarez
Natalia Álvarez
Directora de Babygest
Graduada en Ciencias Empresariales por la Universidad de Alicante. Tiene más de 9 años de experiencia en el campo de la reproducción asistida y fue la creadora y directora de la primera feria de reproducción asistida de España. Es la directora de Babygest y es experta en el sector de la gestación subrogada ya que durante todos estos años ha tenido ocasión de conocer cientos de casos reales de parejas que han realizado tratamientos por gestación subrogada y a los mejores profesionales, clínicas internacionales. Más sobre Natalia Álvarez

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.