Ningún estado de Estados Unidos prohíbe absolutamente la gestación subrogada, pero las limitaciones son tantas que no se aconseja acudir a ellos.

Mientras las restricciones en Luisiana reducen el acceso a las parejas heterosexuales casadas, Míchigan, Nueva Jersey, Nueva York y Washington sólo autorizan la modalidad altruista.

En Míchigan, Nueva York y Washington, la celebración de un contrato de subrogación gestacional comercial se considera un delito penal sancionado con multas e incluso penas de cárcel.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar