Estudio de los efectos de la gestación subrogada en el bebé

A pesar de que la gestación subrogada lleva ya décadas practicándose, son escasos los estudios al respecto y por tanto se tienen pocos datos sobre los efectos de la gestación subrogada. Los estudios cuentan con numerosas limitaciones, entre ellas un pequeño tamaño muestral y la ausencia de estudios para padres gays.

Al igual que en cualquier otro embarazo por reproducción asistida, es necesario tener en cuenta el efecto en aspectos físicos del bebé como la edad gestacional, el peso al nacer y los defectos de nacimiento. Además, al igual que en la donación de gametos, el hecho de conocer su origen puede tener efectos psicológicos en el niño que es interesante valorar.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Índice

Estudio de los efectos de la gestación subrogada en el bebé

Efectos físicos en el recién nacido

Dos estudios de cohortes con 1308 niños y una serie de 271 casos de niños nacidos por gestación subrogada indican que la tasa de parto prematuro o pretérmino es similar en gestación subrogada con respecto a los tratamientos de fecundación in vitro (FIV).

En ambos casos, la media de semanas en las que ocurría el parto era de 37 semanas aproximadamente para embarazos únicos. En cambio, para embarazos gemelares la media se situaba en torno a las 36 semanas. Esto supone que la tasa de parto prematuro en embarazo único es inferior en subrogación gestacional que en FIV.

Por otro lado, se hicieron 3 estudios de cohortes con 1775 bebés, y cinco series de 252 casos de niños nacidos por gestación subrogada para estudiar el peso al nacer. En todos ellos se considera bajo peso al nacer por debajo de los 2500 g.

La media de peso de los niños nacidos de embarazo único fue de 3309-3536 g, en comparación con los 3100-3240 g de los embarazos únicos de FIV y los 3226 g de los nacidos por ovodonación.

Por lo tanto, las tasas de bajo peso al nacer en niños nacidos por gestación subrogada son muy similares e incluso más bajas que las de niños nacidos por FIV.

De los estudios se concluye que el bajo peso al nacer es poco frecuente en gestación subrogada, a menos de que se trate de un embarazo múltiple, que suele tener como resultado un parto pretérmino y un bajo peso al nacer.

Sin embargo, es más frecuente que haya un alto peso al nacer, lo cual es posible que se deba a la mejor salud reproductiva de la gestante con respecto a una mujer infértil que se realiza un tratamiento de FIV.

En cuanto a los defectos de nacimiento, éstos se mencionaron en ocho estudios de cohortes y tres series de casos, en un total de 1238 niños nacidos por gestación subrogada.

El 1.1-2.9% de los niños en FIV y el 0.6-2.1% de niños en ovodonación nacen con defectos de nacimiento, mientras que en gestación subrogada ocurre en el 0-6.5% de los casos. Esto supone que las tasas son similares en los tres casos para embarazos simples.

Efectos psicológicos en el niño

Ocho estudios con 42 niños muestran resultados en cuanto al efecto psicológico en niños de 1 a 10 años nacidos por gestación subrogada. No se encuentran diferencias significativas en el desarrollo psicológico de los niños nacidos por subrogación, por donación de óvulos y de forma natural.

Sin embargo, a los 7 años existe mayor problema de aceptación del origen en los niños nacidos por subrogación que en aquellos nacidos por ovodonación. Esta diferencia desaparece cuando se investiga su punto de vista a los 10 años.

14 de los 42 niños del estudio había conocido a su gestante en el último año y todos tenían una visión positiva o indiferente con respecto a los nacimientos por gestación subrogada.

La conclusión que se obtiene de estos datos es que el ajuste psicológico de los niños nacidos por gestación subrogada es normal, y si hay algún problema de aceptación es temporal. Por lo tanto, el conocimiento de su origen no supone un trauma para el niño.

Información obtenida de: “Surrogacy: outcome for surrogate mothers, children and the resulting families-a systematic review”. Human Reproduction Update, Vol.2, No.2pp.260-276,2016.

Un comentario

  1. avatar
    gaizka

    Los niños a edades tempranas son como esponjas y lo que ven en casa y a su alrededor lo aceptan como normal. Si se les explican las cosas desde pequeñitos no les tiene por qué suponer ningún problema, al igual que tampoco van a tener ninguna carencia simplemente por tener un solo padre/madre, o dos padres/madres. Desde hace décadas que hay mujeres solas criando a sus hijos y no ha pasado nada, los niños salen perfectamente normales y nadie lo pone en duda, por qué iba a pasar ahora con un hombre o pareja del mismo sexo?? A ver si sacan algún estudio de esto y los que consideran que la ausencia de una de las figuras paternas es una abominación y nocivo para el niño se dan con un canto en los dientes.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar