Las malformaciones congénitas uterinas son aquellas que se originan durante el desarrollo embrionario del feto de sexo femenino. Las estructuras embrionarias que dan lugar al útero y las trompas de Falopio, los conductos de Müller, no se fusionan de la manera adecuada y causan estas alteraciones del útero que pueden ser más o menos graves.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.