Fallos repetidos de FIV

Son varios los motivos que llevan a una pareja a recurrir a la gestación subrogada para tener hijos. El fracaso repetido en diferentes tratamientos de fecundación in vitro (FIV) es una de estas razones.

Cuando una pareja se plantea tener hijos, en primer lugar lo intenta de forma natural y si no lo consigue después de un año de relaciones sexuales habituales sin protección, recurre a la reproducción asistida.

Existen diferentes tratamientos reproductivos y se aplicarán unos u otros en función de la situación de infertilidad de cada paciente. Así, podemos aplicar:

Además, a estas técnicas básicas, se podrá añadir diferentes tratamientos para mejorar la tasa de éxito y conseguir así el deseado embarazo. La donación de óvulos y/o semen o el diagnóstico genético preimplantacional (DGP) son algunos de estos tratamientos.

Si aun con todo ello, el embarazo no llega, la gestación subrogada puede ser la solución definitiva que permita a los futuros padres alcanzar su deseo de tener un hijo.

No lograr el embarazo deseado

El fracaso repetido tras varios ciclos de FIV es una de las razones por las que una pareja se plantea la gestación subrogada. El número de tratamientos o intentos adecuados no es fijo, pues dependerá de la situación personal, médica y económica de cada pareja.

Cuando no se obtiene el éxito tras uno o varios ciclos de FIV, pueden haber ocurrido tres fallos básicos:

  • Fallos de fecundación
  • Fallos de implantación
  • Embarazo no evolutivo o aborto

A continuación se explican las principales razones por las que pueden surgir estos fallos y que el proceso de FIV no resulte exitoso.

Fallo de fecundación

El fallo de fecundación se produce cuando la unión óvulo y espermatozoide no resulta en un embrión viable. No es muy común pero puede ocurrir. En ese caso, la donación de gametos suele ser el tratamiento recomendado y el que permite alcanzar el éxito.

Ya sea por FIV convencional o por ICSI, pasadas las entre 18 y 20 horas de haber puesto en contacto los gametos, los embriólogos comprueban que la fecundación haya tenido lugar. Revisan que la dotación genética del óvulo y del espermatozoide se hayan fusionado para crear el nuevo embrión.

Alteraciones morfológicas y/o genética del óvulo y/o el espermatozoide pueden impedir la concepción, es decir, el nacimiento de un embrión capaz de desarrollarse y evolucionar.

Fallos de implantación

Es más habitual que el fallo de fecundación y la solución no siempre es posible. Por ello, es motivo relativamente frecuente para necesitar la gestación subrogada.

Se produce cuando el embrión generado no consigue implantar en el útero materno y por tanto no permite el embarazo. La fecundación tiene lugar pero hay algo en la comunicación endometrio-embrión que falla.

En la mayoría de los casos, los fallos de implantación se deben a alteraciones en el embrión, ya sean estructurales o genética, siendo éstas últimas mucho más comunes.

Las alteraciones en el útero también pueden dificultar la implantación embrionaria. La presencia de miomas, malformaciones, infecciones, endometriosis, falta de maduración del endometrio, etc. son algunos ejemplos de problemas uterinos.

Por otra parte, algunas enfermedades trombofílicas (problemas de coagulación) y del sistema inmunológico en la madre pueden también impedir la implantación.

Aborto de repetición

Por último, hay parejas que consiguen el embarazo pero tras un tiempo (días, semanas o meses), éste se pierde; se produce por tanto un aborto.

Esto es algo verdaderamente desesperanzador y duro para los futuros padres, pues tras la alegría del positivo en la prueba de neta-hCG que confirma el embarazo, llega la tristeza y desolación del aborto.

Aunque en la mayoría de los casos no se consigue esclarecer la causa real por la que el embarazo termina en aborto, generalmente se asocia a:

  • Factores genéticos en el espermatozoide, el óvulo y/o en el embrión
  • Alteraciones inmunológicas
  • Problemas de coagulación
  • Alteraciones uterinas
  • Infecciones
  • Alteraciones endocrinas

Puedes leer más sobre el aborto de repetición y las causas que pueden producirlo pinchando sobre el enlace.

Un comentario

  1. avatar
    porterie

    Debe ser desesperante intentarlo una y otra vez y no conseguirlo 🙁

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar