Los fallos repetidos de FIV: causas y soluciones para ser padres

Un test de embarazo negativo después de varias transferencias embrionarias y diferentes ciclos de fecundación in vitro (FIV) puede llegar a causar gran frustración en las parejas o mujeres que llevan tiempo intentando el embarazo.

Cuando los tratamientos de reproducción asistida no dan el resultado esperado después de varios intentos fallidos, las opciones reproductivas se acaban y cada vez se va retrasando más el momento de tener un hijo.

Esta situación es muchas veces el motivo que lleva a estos pacientes a plantearse la gestación subrogada como última opción para ser padres.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Infertilidad y reproducción asistida

Cuando una pareja se plantea tener hijos, en primer lugar empieza a intentarlo de forma natural y, en caso de no conseguirlo después de un año de relaciones sexuales habituales sin protección, se recomienda acudir a una clínica de reproducción asistida.

Existen diferentes tratamientos de fertilidad indicados a cada paciente en función de la causa que impida tener hijos:

Además de estas técnicas básicas, existen otras complementarias para mejorar la tasa de éxito y conseguir así el deseado embarazo. La donación de óvulos, la donación de semen o el diagnóstico genético preimplantacional (DGP) son algunas de estas técnicas.

Si aun con todo ello y después de varios intentos, el embarazo no llega, la gestación subrogada puede ser la solución definitiva que permita a los futuros padres alcanzar su deseo de tener un hijo.

Causas del fracaso en FIV

En ocasiones, no es posible saber con exactitud cuál es el motivo que impide a la mujer llevar un embarazo a término después de varios tratamientos de fertilidad. La acumulación de fracasos, sobre todo en el caso de la FIV, desgasta mucho a los pacientes física y emocionalmente.

El número de intentos que debería hacerse para cada tratamiento no es fijo, pues dependerá de la situación personal, médica y económica de cada mujer o pareja.

El fallo repetido tras varios ciclos de FIV es una de las razones por las que una pareja se plantea la gestación subrogada.

Las causas principales que provocan el fracaso de un tratamiento de FIV son los fallos de fecundación y los fallos de implantación.

También puede suceder que la mujer consiga quedarse embarazada después de la FIV, pero que resulte en una gestación no evolutiva. Si esto ocurre de manera frecuente, se considera que la mujer sufre abortos de repetición.

A continuación, se explica en qué consiste cada uno de estos impedimentos para lograr el éxito con una FIV:

Fallo de fecundación

Cuando la unión del óvulo de la mujer con el espermatozoide del varón no resulta en un embrión viable, se dice que ha ocurrido un fallo de fecundación.

Normalmente, después de obtener un número adecuado de óvulos en la punción folicular de una FIV, no suele tener lugar un fallo de fecundación total. Es decir, casi siempre se va a obtener algún embrión que pueda ser transferido. No obstante, puede suceder que no haya ningún embrión después de la fecundación, lo cual obliga a cancelar el ciclo de FIV.

Las causas que no permiten la fecundación del embrión son las alteraciones morfológicas y/o genéticas de los gametos: óvulos y espermatozoides. Por tanto, el primer planteamiento ante esta situación es recurrir a la FIV con ovodonación o semen de donante según sea el caso.

Si no existe ninguna otra causa de infertilidad en la mujer que impida la gestación, la tasa de éxito de los tratamientos aumenta considerablemente con los gametos de donante.

Fallos de implantación

El caso de fallo de implantación embrionaria es más habitual que el de fecundación. Tiene lugar cuando, después del desarrollo adecuado de los embriones y su transferencia al útero, éste no consigue implantar y resulta en un test de embarazo negativo.

En este caso, la fecundación ha tenido lugar, pero la receptividad endometrial o la comunicación entre el embrión y el endometrio falla.

Las causas del fallo implantatorio pueden ser las alteraciones genéticas del embrión al igual que en el caso anterior, aunque las malformaciones uterinas o alteraciones endometriales también influyen en gran medida.

La presencia de miomas, pólipos, infecciones, endometriosis, anomalías congénitas, etc. son algunos ejemplos de problemas uterinos. Para más información sobre esto, puedes seguir leyendo aquí: Las malformaciones del útero.

Por otra parte, algunas enfermedades trombofílicas y del sistema inmunológico en la madre pueden también impedir la implantación.

Si quieres saber en qué consiste el fallo de implantación con más detalle y todas las posibles soluciones, te recomendamos visitar el siguiente post: Fallo de implantación embrionaria.

Aborto de repetición

Por último, hay parejas que sí consiguen el embarazo, ya sea gracias a una FIV o incluso de manera natural. Sin embargo, se produce un aborto espontáneo tras un tiempo que puede ser de días, semanas o meses.

Cuando la pérdida gestacional se repite más de 2 o 3 veces, se diagnostica el aborto recurrente en la mujer.

Esto es algo verdaderamente desesperanzador y duro para los futuros padres, pues tras la alegría del positivo en la prueba de la beta-hCG que confirma el embarazo, llega la tristeza y desolación del aborto.

Aunque en la mayoría de los casos no se consigue esclarecer la causa real por la que el embarazo termina en un aborto, generalmente se asocia a:

  • Factores genéticos en el espermatozoide, el óvulo y/o en el embrión
  • Alteraciones inmunológicas
  • Problemas de coagulación
  • Alteraciones uterinas
  • Infecciones
  • Alteraciones endocrinas

Puedes leer más sobre el aborto recurrente y las causas que pueden producirlo pinchando en el siguiente enlace: ¿Qué son los abortos de repetición?

Gestación subrogada

La técnica de gestación subrogada, también conocida vulgarmente como vientre de alquiler, consiste en transferir los embriones de los padres de intención, los cuales no pueden llevar un embarazo por diversos motivos, al útero de una mujer sana para que lleve a término el embarazo.

La mujer gestante no tiene ningún vínculo genético con el embrión que va a desarrollar en su útero y, después del nacimiento, entregará al bebé a los padres de intención que llevaran a cabo el proceso de filiación adecuado según el país.

La gestación subrogada en una práctica ilegal en España hoy en día. Por esta razón, aquellas personas que necesiten la gestación por sustitución tendrán que viajar a uno de los países en los que está legalizada como, por ejemplo, EEUU o Ucrania.

La gestación subrogada es el tratamiento de reproducción asistida que más engaños y dudas genera. La transparencia es uno de nuestros rigurosos criterios a la hora de recomendar clínicas y agencias. Puedes usar La Calculadora para filtrar las empresas que cumplen nuestros criterios de selección, así como obtener un informe con todos los detalles para resolver tus dudas y evitar engaños.

Preguntas de los usuarios

¿Cuántos intentos de FIV serían necesarios para conseguir un embarazo?

Resulta complicado predecir el número exacto de intentos de FIV que debería hacer una pareja antes de plantearse la gestación subrogada, ya que depende mucho de las características de cada paciente.

Algunos estudios afirman que la mujer debería haberse quedado embarazada antes de llegar al tercer o cuarto ciclo de FIV. Esto variará en función del número de óvulos obtenidos en cada estimulación ovárica. No obstante, se considera que después de 4 ciclos de FIV fallidos, la probabilidad de éxito en una siguiente FIV ya no aumentará.

¿Puedo llevar a cabo un proceso de gestación subrogada con mis propios óvulos?

Sí, siempre y cuando haya una buena reserva ovárica y la calidad ovocitaria permita obtener embriones con capacidad de implantar en el útero de la gestante. Si esto no es así, será necesario recurrir a los óvulos de una donante. En ningún caso se recomienda usar los óvulos de la mujer gestante.

Lectura recomendada

Para conocer los países a los que pueden viajar los españoles interesados en un proceso de gestación subrogada, te recomendamos leer el siguiente post: Gestación subrogada en el mundo.

Si quieres conocer el número de intentos aproximado para conseguir el éxito con un tratamiento de fertilidad, puedes seguir leyendo aquí: ¿Cuántos intentos es recomendable hacer en reproducción asistida?

3 comentarios

  1. Destacado
    avatar
    Riiita

    Buenos días. Yo llevo ya 3 ciclos de FIV sin éxito y no se cuál debería ser el siguiente paso… Me recomiendan la ovodonación, pero me da miedo obtener más negativos… Sería recomendable plantearme ya la gestación subrogada?

    • avatar
      Zaira Salvador NavarroEspecialista en reproducción asistida

      Hola Riiita,

      Si la causa de los fallos de FIV es una baja reserva o mala calidad ovocitaria que pueda implicar alteraciones cromosómicas en los embriones, el tratamiento más adecuado sería la ovodonación como te han comentado. En cualquier caso, esto es algo que debes valorar junto con tu pareja si es el caso y vuestro médico, pues él es quién mejor conoce tu caso.

      Puedes obtener más información en el siguiente enlace: ¿Qué es la ovodonación?

      Espero haberte ayudado.

      Un saludo

  1. avatar
    porterie

    Debe ser desesperante intentarlo una y otra vez y no conseguirlo 🙁

    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.