Medio informativo sobre adopción, casos complejos de fertilidad y gestación subrogada
Cancelación de la transferencia por hiperestimulación
0
Menú

Cancelación de la transferencia por hiperestimulación

  1. Marc Patrtf
    Marc Patrtf

    Hola. A mi pareja le han cancelado la transferencia porque estaba hiperestimulada y no se lo recomendaban. ¿Qué riesgos hay? Y… ¿qué pasa con los embriones? Le han sacado 16 óvulos y tenemos 12 embriones.

    26/01/2016 a las 15:45
    Responder
  2. Hola Marc:

    Cuando la respuesta al tratamiento hormonal de estimulación ovárica es excesiva, vale la pena cancelar el ciclo y congelar los embriones, tanto por el éxito del tratamiento como por los posibles riesgos en la mujer. En primer lugar, cuando hay hiperestimulación la calidad del endometrio es peor y, por tanto, las posibilidades de embarazo disminuyen. Además, si se hace la transferencia y el embrión implantara, los niveles hormonales se dispararían aún más, con el consecuente riesgo de pasar por un síndrome de hiperestimulación ovárica.

    Por este motivo, lo más apropiado es vitrificar los embriones y transferirlos en diferido en otro ciclo, cuando haya recuperado unos niveles hormonales estables. Doce embriones es una respuesta muy buena, ¡os deseo mucha suerte!

    Espero haber aclarado tus dudas.

    Un saludo.

    26/01/2016 a las 16:26
    Responder
  3. Hola, el sábado tuve la punción ovárica y me han cancelado la transferencia por riesgo de hiperestimulacion ovárica. Me han dicho que hoy congelarán todos los embriones, que han sido 8 en total. Mi duda es qué harán ahora, ¿los descongelarán todos y se desecharán los que no transfiera?

    20/02/2017 a las 11:27
    Responder
    • Hola Matilde,
      Habiendo vitrificado los embriones en el segundo día de desarrollo hay dos opciones de cara a la transferencia.

      La primera, y más habitual, sería desvitrificarlos todos de cara a la transferencia embrionaria. Los 8 embriones se dejarían en cultivo hasta el día de la transferencia diferida, día en que se valoraría su calidad. En función de ello se transferiría 1 o 2, como si la transferencia hubiese sido en fresco. Los embriones de calidad que sobrasen se volverían a vitrificar de cara a futuros intentos.

      La otra opción sería decidir de antemano cuantos embriones se van a transferir y desvitrificar solo esos. La ventaja es que se evita desvitrificar y revitrifcar algunos embriones. La desventaja es que se corre el riesgo de que no todos lleguen al día de la transferencia.

      Ambas opciones son válidas, por lo que es cuestión de que las valores conjuntamente con tu médico y decidáis cual es la mejor en vuestro caso.

      Te dejo un artículo acerca de la hiperestimulación, por si quieres profundizar en el tema: Síndrome de Hiperestimulación Ovárica

      Espero haber resuelto tu duda.
      Un saludo.

      20/02/2017 a las 17:37
      Responder
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.