Gestación subrogada en Rusia, nuestra historia

  1. Soraya
    Soraya

    Hola! Hace un tiempo no me gustaba hablar de nuestra historia, porque era una historia triste. Con muchos años de intentos de embarazo, otros tantas betas negativas y lo peor de todo 2 abortos. Eso fue sin duda lo peor. Cuando por fin lo habíamos logrado, cuando por fin íbamos a ser felices, llego el mayor palo de nuestra vida y este infierno se volvió a repetir casi dos años después. Llegados ese punto, nos rendimos, tiramos la toalla. Decidimos que no queríamos pelear más y que necesitábamos disfrutar de la vida. Un año después un conocido me habló de un caso de un amigo de un amigo que había alquilado un vientre en Rusia. En ese momento me sonaba a ciencia ficción. Pero me puse a investigar. Encontramos una clínica y empezamos el tratamiento con ellos. Allí que nos fuimos, todo fue rodado. Nos asignaron una donante de óvulos y una gestante. Estamos de 34 semanas!!!! Aun no me lo creo. Muy prontito tendré a mi bebé conmigo. Admito que estoy muerta de miedo y que he pasado mucho miedo durante todo el embarazo, porque cuando vives lo que nosotros hemos vivido tienes a pensar que las desgracias son lo normal y que algo va a salir mal. Esperemos que todo vaya bien. Es una niña y la llamaremos Maitane.

    12/07/2015 a las 17:33
    Responder
  2. Hola Soraya!

    Muchas gracias por compartir tu historia con nosotros. Nos encanta conocer vuestras experiencias y ver que los sueños se cumplen. Lamento mucho que vuestro camino haya sido tan largo pero como todo lo que realmente vale la pena en esta vida, requiere sacrificio. Ahora disfrutad, disfrutad de cada minuto porque el tiempos se nos escapa de las manos  No dejes que el miedo te impida disfrutar, es vuestro momento.

    Un fuerte abrazo y mucho suerte es esta nueva etapa de vuestra vida

    13/07/2015 a las 8:20
    Responder
  3. Hola. A mi me ocurría como a Soraya, no me gustaba demasiado hablar del tema cuando empezamos con los tratamientos de reproducción. Nos daba como verguenza que pensaran que no eramos capaces de tener un hijo. Tras muchas pruebas uy muchos intentos y muchas operaciones a mi mujer de extirparle quistes en el útero y los ovarios, hubo una complicación en una de las operaciones y tuvieron que extirparle el útero.

    La operación fue algo complicada y la verdad sufrimos tanto que decidimos que no había que esconderse ni avergonzarse. Que cada uno tiene unos problemas y unos sueños y intentar conseguir los sueños de cada uno sin hacer daño a nadie es algo normal y era lo único que estábamos intentando nosotros.

    Así, tras este pequeño bache empezamos a descubrir la opción de la gestación subrogada. No queríamos abandonar nuestro sueño de ser papis y queríamos intentar que fuera totalmente nuestro, de nuestra sangre así que decidimos empezar el proceso.

    Mi mujer tenía óvulos congelados de procesos anteriores, así que con estos óvulos y mis bichitos y la ayuda una gestante que no conocemos pero a la que estamos enormemente agradecidos, tuvimos a nuestro bebé.

    Nuestros conocidos, amigos y familiares les costó aceptarlo al principio pero cuando vieron la felicidad que inundaba nuestra casa desde que llegó Martín, abrieron sus mentes y aceptaron que la gestación subrogada es un método más de reproducción asistida.

    Con esto solo quiero animar a todos aquellos que no pueden tener hijos sea la razón que sea y que no pierdan nunca la esperanza que la vida tiene muchos caminos y nunca se sabe cual va a ser el tuyo. Lo importante es que te lleve a las metas que has marcado y que te hacen ser feliz, que al fin y al cabo de eso se trata.

    30/08/2015 a las 18:59
    Responder
    • Agradecemos enormemente que contéis vuestras experiencias en gestación subrogada. No sabéis hasta que punto es importante para la gente que necesita de esta técnica para tener un hijo, con estas historias se percatan de que es una realidad y de que es posible y eso es muy importante.

      La esperanza debe ser lo último en desaparecer, siempre hay una solución para cada problema, solo que a veces hay soluciones más complicadas que otras y cuesta llegar a ellas pero, finalmente llegan.

      Gracias!!

      31/08/2015 a las 16:02
      Responder
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.