La gestación subrogada no es una técnica exclusivamente para homosexuales

  1. avatar
    Victoria

    Seguramente, si preguntamos por la calle qué se les viene a la cabeza cuando hablamos de “vientre de alquiler”, con total seguridad será una pareja gay que quieren tener un hijo biológico.

    Ésta es la creencia mayormente aceptada en la sociedad española, en la que se cree que la maternidad subrogada es una técnica de reproducción asistida llevada cabo para que los homosexuales puedan hacer realidad su deseo de ser padres.

    Para las familias heterosexuales con problemas para concebir, se tiende a pensar que ya disponen de otras técnicas FIV. Pero más allá de clichés, las cifras desmontan claramente esta creencia: El 80% de personas que recurrieron el año pasado a la gestación subrogada son heterosexuales.

    Y, para ellos, es la última oportunidad para ser padres.

    ¿Cuál es la principal diferencia?

    Precisamente es ésta la principal diferencia. Mientras que para las personas gays y hombres solteros, la gestación subrogada se trata de la única forma de conseguir ser padres biológicos, para las parejas heterosexuales y madres solteras, están ante su última oportunidad.

    Las parejas que van a nuestra consulta ya han intentado todas las técnicas de reproducción asistida existentes, con el desgaste psíquico que esto supone. De hecho, ésta es una de las principales diferencias.

    Las personas gays inician el proceso con la esperanza de ser padres, como el inicio de un sueño; en cambio, las parejas heterosexuales llegan con muchos intentos fallidos y un desgaste emocional brutal.

    ¿Cuándo se recurre a la gestación por sustitución?

    La mujer ha de recurrir a la maternidad subrogada antes uno de los siguientes casos:

    Problemas de infertilidad severos, problemas uterinos (endometriosis, síndrome de Rokitansky-Küster-Hauser, síndrome de Asherman) y de otra índole (cardíacos, inmunológicos…), factores de infertilidad masculina o factores de incompatibilidad genética entre los miembros de la pareja.

    Además, hay que tener en cuenta que en algunos casos es absolutamente contraindicado llevar a cabo un embarazo, y por ello es aconsejable que otra mujer geste a tu futuro hijo en tu lugar:
    haber padecido un cáncer, hipertensión pulmonar o haber un riesgo alto para el feto son algunas de las causas más comunes.

    Agosto 24, 2016 a las 10:35 pm #8977 Responder
  2. avatar
    Andrea Rodrigo
    Especialista en reproducción asistida

    Hola Victoria,

    muchas gracias por tu aportación. La verdad es que todo lo que dices es cierto, la sociedad tiende a pensar que es una técnica “diseñada” para homosexuales y la gran mayoría de personas que recurren a ella son parejas heterosexuales cuya único y última alternativa reproductiva es este método.

    Las diferencias, especialmente a nivel emocional, son muy grandes y es importante que la gente lo conozca.

    Gracias.

    Agosto 25, 2016 a las 8:06 am #8978 Responder

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar