Medio informativo sobre adopción, casos complejos de fertilidad y gestación subrogada
Riesgo de síndrome de Down por aplicar técnicas de reproducción asistida
15
Menú

Riesgo de síndrome de Down por aplicar técnicas de reproducción asistida

  1. Marta Quintana 76
    Marta Quintana 76

    Después de hacernos miles de pruebas para detectar la causa de que no nos hayamos quedado embarazados en los dos años que llevamos intentándolo, nos han dicho que tenemos que hacer una ICSI porque la cantidad de espermatozoides de mi novio es baja y además hay problemas de movilidad la gran mayoría ni se mueven y los que se mueven lo hacen de forma muy lenta.

    Nos han explicado como funciona todo este procedimiento, la estimulación y punción ovárica por la que tengo que pasar yo y todo eso. El caso es que el otro día hablándolo con unas compañeras del trabajo, uno de ellas me dijo que este tipo de técnicas puede aumentar el riesgo de síndrome de Down. ¿Esto es verdad? Porque no se, yo veo que cada vez más gente usas estas técnicas reproductivas y cada vez hay menos niños con este síndrome, así que no se si fiarme. ¿Hay alguna forma de detectarlo antes de que se produzca el embarazo?

    09/02/2016 a las 23:16
    Responder
  2. Hola Marta,

    lo que te han comentado no es cierto. La inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) facilita que los espermatozoides puedan fecundar el óvulo, pues ellos no pueden hacerlo por si mismos debido a la falta de movilidad y la baja cantidad. Pero no esta ayuda «artificial» o «humana» que se le da al espermatozoide, aumenta la probabilidad de alteración cromosómica como la trisomia 21, responsable del síndrome de Down.

    El diagnóstico genético preimplantacional (DGP) es una técnica de análisis genético de los embriones antes de que éstos sean implantados en el útero que se realiza con el fin de comprobar si el bebé presenta alguna alteración genética que pueda causarle una enfermedad grave. De esta manera, los embriones que presentan alguna alteración, no son transferidos, evitando así el nacimiento de bebés con problemas.

    Esta técnica no se realiza en todos los ciclos o tratamientos de reproducción asistida. Se recomienda aplicarla en casos especiales como casos en los que la madre tiene más de 40 años o en los que existe riesgo de transmisión de enfermedad genético debido a antecedentes familiares.

    Espero haber sido de ayuda.

    Saludos.

    10/02/2016 a las 12:30
    Responder
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.