Vientre de alquiler y síndrome de Down

  1. avatar
    FranCS

    Buenos días, Voy a hacer una pregunta que tal vez suene a cinismo pero me gustaría saber qué pasa si el niño que nace por gestación subrogada sufre síndrome de Down u otra enfermedad que haga peligrar su bienestar. Entiendo que quien es padre se hará cargo del bebé, como si hubiera nacido en casa vamos, pero después de poner en marcha un tratamiento tan difícil y caro, en el extranjero, con las complicaciones legales etc., entiendo que si tu bebé no es sano debe ser un drama, ¿no? ¿Cómo se gestiona algo así?

    19/10/2017 a las 9:17
    #13741 Responder
  2. avatar
    Isabelle Gutton
    Especialista en gestación subrogada

    Buenos días FranCS,

    Tu pregunta no es cínica. La principal preocupación de todos los padres del mundo es que sus hijos nazcan sanos, sea cual sea su modo de concepción, de gestación y de nacimiento.

    Como en cualquier embarazo, se podrán practicar pruebas genéticas durante el seguimiento del embarazo como la prueba de traslucencia nucal (entre las semanas 11 y 14 del embarazo), la biopsia corial (entre las semanas 10 y 12) o la amniocentesis (entre las semanas 16 y 20).

    Puedes leer más sobre este tema aquí: Pruebas médicas a la gestante.

    La diferencia con un embarazo tradicional es que habrá que ponerse de acuerdo con la gestante y hacerlo constar en el contrato de gestación subrogada.

    Por una parte, tanto los padres como la gestante deben estar de acuerdo en que se practiquen pruebas invasivas (que en ocasiones representan un riesgo para el correcto desarrollo del embarazo). Por otra parte, deberán estar de acuerdo acerca de las decisiones a seguir en caso de malformación genética. Si los padres de intención desean que se interrumpa el embarazo para evitar el nacimiento de un niño enfermo pero la gestante se opone, es esencial cambiar de gestante porque las partes tienen que estar de acuerdo en absolutamente todos los aspectos del embarazo. En efecto, es absolutamente impensable que se obligue a la gestante a abortar o al contrario que se prosiga con un embarazo no deseado por los padres. De ahí la necesidad de hablar y poner por escrito en el contrato los pasos a seguir en caso de complicación médica.

    Si quieres más información acerca de la cláusulas esenciales del contrato, puedes leer el artículo: Contrato de gestación subrogada.

    Por supuesto, si el niño no nace sano, es responsabilidad de los padres hacerse cargo de él y aportarle toda la atención médica y todo el cariño posible. Eso no va a cambiar, se trate de un embarazo subrogado o no.

    Espero haberte contestado.

    19/10/2017 a las 10:33
    #13742 Responder
Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.