Gestación subrogada en Francia: ¿Qué restricciones impone la ley?

La gestación subrogada, a menudo llamada de forma incorrecta vientre de alquiler o maternidad subrogada, no es legal en Francia. No se reconoce como técnica de reproducción asistida y es objeto de una estricta prohibición. La ley no da pie a ambigüedades: buscar a una madre de alquiler, como se suele designar impropiamente a la gestante, está sujeto a sanciones penales.

Sin embargo, es una práctica que origina un debate a nivel social difícil de ignorar. En efecto, muchos niños se gestan ilegalmente en Francia, mientras cada vez más nacen en el extranjero, fruto del turismo reproductivo.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Ley francesa sobre gestación subrogada

En Francia, la gestación subrogada es una técnica ilegal con una regulación muy estricta en todas sus modalidades (parcial o completa, altruista o comercial).

El artículo 16-7 del Código Civil francés establece la nulidad de cualquier contrato de subrogación establecido entre los padres de intención y la gestante:

Todo convenio referente a la procreación o la maternidad subrogada es nulo.

Esto implica que no puede en ningún caso servir como base para la adopción del hijo subrogado. Incluso podría ser considerado incitación al abandono (penada con 6 meses de prisión y 7 500 euros de multa).

Penas previstas por la ley

El Código Penal francés no contempla una sanción específica para la gestación subrogada. Sin embargo, el artículo 227-13 pena los casos de sustitución voluntaria, simulación u ocultación de datos que dañarían la integridad del estado civil de un niño.

De acuerdo con lo establecido en este artículo, la gestación subrogada es punible por ley, puesto que considera que la madre legal es una persona distinta a la mujer que ha dado a luz. Eso contradice el principio de derecho mater semper certa est, que sigue vigente en Francia.

Desde el punto de vista del derecho francés, significa ocultar un parto (el de la gestante) para fingir otro (el de la madre de intención), lo cual es un delito penado con tres años de prisión y una multa de 45 000 euros. Estas sanciones se pueden aplicar si se sospecha que existe intención de llevarlo a cabo.

A su vez, el artículo 227-12 castiga como delito el hecho de hacer de intermediario entre una persona o una pareja con deseo de tener un hijo y una mujer dispuesta a gestarlo. Esta disposición atañe a particulares, pero también a las agencias y a los profesionales de las clínicas.

Esta infracción de la ley se sanciona con un año de cárcel y 15 000 euros de multa. Sin embargo, si los hechos se producen con una intención de lucro o de forma habitual, las penas se multiplican por dos.

Practicar técnicas de reproducción asistida no reconocidas o permitidas por el Código de Salud Pública (entre las cuales está incluida la gestación subrogada) está sancionado de acuerdo a lo establecido en el artículo 511-24 del Código Penal con cinco años de prisión y 75 000 euros de multa.

La legislación francesa se muestra más restrictiva con los profesionales del sector médico que con los padres de intención o la gestante.

¿Por qué está prohibida la subrogación en Francia?

Al contrario de lo que ocurre en otros países, la situación de la gestación subrogada depende de textos legales relacionados con la bioética más que con las técnicas de reproducción médicamente asistida.

Por tanto, la actuación de Francia en este sentido es más un acto de protección de los principios fundamentales de la bioética que una regulación de las técnicas de reproducción humana asistida.

La Ley de bioética de 1994 ha confirmado y reforzado la jurisprudencia definida en 1991 por el Tribunal de casación, la máxima instancia jurídica del país:

El acuerdo por el cual una mujer se compromete, incluso de forma gratuita, a concebir y gestar a un niño para abandonarlo al nacer contraviene tanto el principio de orden público de indisponibilidad del cuerpo humano como el de indisponibilidad del estado de las personas.

En resumen, la gestación subrogada se condena en el plano ético y jurídico en base a dos cláusulas relativas al orden público:

  • El cuerpo humano no puede ser objeto de un contrato privado (artículo 16-1 del Código Civil).
  • La condición jurídica de una persona no puede ser objeto de un contrato privado.

Gestación subrogada y turismo reproductivo

Como no existe ninguna manera legal de recurrir a la gestación subrogada en Francia, la mayoría de los padres intencionales deciden salir del país para realizarla. Eligen destinos donde esta técnica reproductiva se beneficia de una legislación favorable.

De acuerdo a diversos informes estadísticos, entre 150 y 200 niños nacen cada año en el extranjero gracias a un proceso de subrogación llevado a cabo por ciudadanos franceses.

Solo una pequeña proporción de estos padres y madres intencionales se encuentra con problemas para regresar a Francia con sus recién nacidos y conseguir el reconocimiento legal de su condición de padres.

Según el artículo 47 del Código Civil francés, cualquier certificado de registro civil establecido en un país extranjero se considera válido, a menos que figuren elementos que demuestren su irregularidad o que los hechos declarados no se correspondan con la realidad.

El certificado de nacimiento extranjero del bebé nacido por gestación subrogada fuera de Francia se debe presentar para ser aprobado por las autoridades francesas competentes y confirmar así su conformidad jurídica y civil.

Francia aprueba las sentencias emitidas por tribunales extranjeros siempre que su ejecución no implique:

  • La ausencia de competencia indirecta del juez extranjero
  • Un fraude de ley
  • Un proceso contrario al orden público

Atendiendo a estos criterios, en Francia, el contrato de gestación subrogada realizado en el extranjero sigue considerándose nulo, mientras que el acto que establece la filiación sí se reconoce como válido.

La gestación subrogada es ilegal en Francia. Por tanto, te recomiendo visitar Surrofair para encontrar un mejor destino donde esta práctica reproductiva sea legal.

Aquí encontrarás charlas informativas y una clasificación de todas las empresas que trabajan en gestación subrogada. Además, nuestra asesora virtual te ayudará en el proceso de búsqueda de la clínica y el país que más se adapte a tu situación. Puedes hablar con ella aquí: Lucy, tu asistente virtual inteligente.

Francia condenada por el TEDH

Francia ya ha sido condenada 5 veces por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) por negarse a reconocer la filiación de varios niños nacidos por gestación subrogada en el extranjero.

La primera vez, el Tribunal de casación se había negado a transcribir en el estado civil francés los certificados de los hijos de dos parejas, los Mennesson y los Labassée, nacidos en Estados Unidos por gestación subrogada. Consideraba que incumplía los principios fundamentales del derecho francés y que contravenía el orden público.

El TEDH se pronunció en 2014 a favor de las familias, considerando que la negativa del Tribunal de casación atentaba contra la identidad y la vida privada de los menores.

Una situación similar se produjo en 2016 para los casos Bouvet y Foulon, con niños nacidos en India. En 2017, la situación se volvió a producir, esta vez para gemelos nacidos en Ucrania en 2010.

Desde el 3 de julio de 2015, el Tribunal de casación modificó la jurisprudencia: desde entonces, obliga a la administración a transcribir en los registros del estado civil los certificados de nacimiento de niño nacidos de una gestante en el extranjero, siempre que dichos certificados no presenten irregularidades o falsificaciones y que los hechos declarados correspondan a la realidad.

Debate en torno a la gestación subrogada

No existe consenso en torno a la gestación subrogada. Pero la realidad es que nacen niños mediante esta práctica, ilegalmente o en el extranjero, haciendo de este tratamiento un tema polémico. En los medios de comunicación se van alternando noticias sobre casos problemáticos, peticiones de distintos sectores de la población y debates políticos sobre la necesidad de revisar la legislación.

Una gran parte de quienes han profundizado en el sector reacciona, en defensa de la dignidad humana, contra el vientre de alquiler, que denuncia como una mercantilización del menor y del cuerpo femenino.

Según una encuesta realizada en 2014 por petición de la ADFH (Association des familles homoparentales, una asociación que promueve los derechos de los nuevos modelos de familia y la igualdad de todos los niños, sea cual sea su modo de concepción), el 55% de los franceses se declararon favorables a la gestación subrogada, siempre que se realice en un marco controlado y regulado.

Sin embargo, esta técnica es objeto de un rechazo total por parte de algunos defensores de la familia tradicional, como el colectivo La Manif Pour Tous. Estos últimos encargaron otra encuesta, también en 2014, que afirma que 56% de los Franceses se oponen a la regulación de dicha práctica.

Las divergencias entre las cifras anunciadas por los defensores de la gestación subrogada y las anunciadas por sus detractores ponen de manifiesto el debate actual que divide la sociedad. De momento, es poco probable que se regularice en Francia porque el proyecto tiene en su contra a la mayoría de la clase política.

Preguntas de los usuarios

¿Cómo podemos encontrar a una madre de alquiler en Francia?

Buscar e intentar convencer a una mujer para que geste un niño para otros es ilegal en Francia y se puede sancionar como incitación al abandono.

El primer párrafo del artículo 227-12 del Código Penal estipula que:

El hecho de provocar, sea con fines de lucro, sea por donación, promesa, amenaza o abuso de poder, que los padres o uno de ellos abandonen a un niño nacido o por nacer se castiga con 6 meses de prisión y une multa de 7 500 euros.

Por otra parte, para encontrar a una gestante en un país donde la gestación subrogada es legal, se recomienda acudir a una agencia ubicada en el país de destino. Pinchando en el siguiente enlace, puedes consultar una lista de agencias internacionales: Agencias y clínicas internacionales.

Hay foros en Internet donde mujeres se ofrecen a alquilar su vientre en Francia: ¿Cómo es posible?

Esos anuncios no son legales. Es cierto que existen páginas web donde las mujeres se ofrecen a prestar sus servicio para que otras personas puedan tener un hijo. En varios portales de Internet, algunas candidatas a gestante anuncian su disponibilidad en los foros. Sin embargo, en general, la política de la página no lo permite y el equipo de moderación suprime estos anuncios cuando los detecta.

En todo caso, si una gestación subrogada se realiza ilegalmente en Francia con una de esas mujeres como gestante, los padres de intención intentarán inscribir el niño como suyo sin mencionarla, lo que la ley considera una falsificación del estado civil del niño.

Es preferible elegir un destino que cuente con una regulación jurídica favorable a la gestación subrogada y que permita su acceso a los extranjeros. Es el caso, por ejemplo, de los Estados Unidos, de Canadá, Ucrania, Grecia o Georgia.

Sin embargo, cada uno presenta sus propias normas, que no permiten siempre la práctica de la subrogación en las mismas condiciones (modelos familiares aceptados, modalidad altruista o comercial, donación de gametos autorizada o no, etc.). De ahí la importancia de informarse detalladamente antes de dar el primer paso.

¿Pueden los hombres gays o solteros franceses formar una familia por gestación subrogada?

Desde la ley del 17 de mayo de 2013 sobre el matrimonio homosexual (loi sur le mariage pour tous), Francia se ha convertido en el noveno país europeo y el decimocuarto del mundo que autoriza el matrimonio entre miembros del mismo sexo. Esto significa que las parejas gays y lesbianas pueden ahora adoptar, puesto que la adopción está permitida para parejas casadas.

Así, si recurren a una gestante en el extranjero, el padre de intención que haya aportado sus espermatozoides será reconocido como el padre biológico y el otro iniciará un procedimiento de adopción del hijo de su pareja, siempre que estén casados. Así, las familias homoparentales masculinas son posibles en Francia si el proceso de gestación subrogada se lleva a cabo en el extranjero. Si se trata de un hombre soltero, será el padre biológico de una familia monoparental.

Para las lesbianas o las mujeres solteras, el proceso no ofrece ninguna garantía, porque no dan a luz: no pueden ser reconocidas en Francia como madres biológicas.

Lectura recomendada

Como hemos podido leer antes, recurrir a la gestación subrogada en Francia no es legal. Si deseas encontrar información acerca de los países con una legislación favorable, te recomendamos consultar: ¿Cuáles son los destinos posibles?

¿No sabes cómo seleccionar el país que mejor corresponde a tus necesidades? Pincha en el siguiente enlace y te asesoramos: ¿Cómo elegir el destino?

Para iniciar un proyecto de paternidad de estas características, es fundamental tener claras las etapas del proceso. Por eso encontrarás útil nuestro artículo Pasos a seguir en gestación subrogada.

Todo tipo de profesionales te asesorarán a lo largo del tratamiento, hasta que por fin vuelvas con tu bebé en brazos. Conócelos a todos: Profesionales de la gestación subrogada.

3 comentarios

  1. avatar
    dercoalq

    A mi me parece perfecto y no me parece raro que si en la ley francesa se prohibe, luego no quieran inscribir como francés a un hijo nacido por esta técnica porque es algo hipócrita, es como permitir que se haga algo aunque no dentro de su frontera… es algo raro, pero bueno, tampoco es justo que un niño quede apátrida o sin origen. La verdad es que es un tema delicado y el TEDH se decanta por el interés del menor, lo cual está bien.

  2. avatar
    Lau76

    No me parece tan mal que no se permita. ¿O es que no se puede adoptar en Francia?

    • avatar
      Isabelle GuttonEspecialista en gestación subrogada

      Hola Lau76:

      En Francia, se permite la adopción a las personas de más de 28 años, casadas o no, solteras o con pareja, sin importar la orientación sexual. Las parejas casadas (heterosexuales y homosexuales) deben llevar más de dos años casadas o sus dos miembros deben haber cumplido más de 28 años para poder adoptar conjuntamente. Los candidatos tienen que conseguir la aprobación de una comisión.

      La gestación subrogada podría interesar a las personas que presentan una incapacidad médica o biológica para gestar y no han recibido dicha aprobación. También es una opción para los padres que desean transmitir su patrimonio genético, mediante la aportación de sus gametos (semen y/u óvulos).

      La ventaja para los padres de intención es que, pese a su infertilidad, pueden vivir la aventura de la paternidad desde la fecundación y el embarazo. Para los hijos, tendrán la certeza de haber venido al mundo por el deseo y el amor de sus padres.

      Por esas razones, adopción y gestación subrogada no son equivalentes y legalizar la segunda es para muchos una oportunidad única para convertirse en padres.

      Un saludo

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar