Gestación subrogada en Georgia: condiciones legales y precio

Georgia es otro de los países que permiten en su legislación realizar el proceso de gestación subrogada. La ley específica para regular este proceso, popular y erróneamente conocido como útero o vientre de alquiler, entró en vigor en 1997. El precio y las condiciones legales son las principales razones por las que numerosas parejas acuden a Georgia para tener un hijo por subrogación.

Israel, Suecia, Estados Unidos, Reino Unido, Polonia, España y Turquía son los países de origen más comunes de las parejas que viajan hasta Georgia en busca de solución a su problema de infertilidad. En algunos de estos países, el embarazo subrogado está legalizado pero las condiciones y/o el coste no se ajustan a la situación de los futuros padres. Por ello, se ven obligados a buscar alternativas en otros destinos como Georgia.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Legislación sobre la subrogación en Georgia

De acuerdo con la web del Parlamento de Georgia, éstas son algunas de las leyes sobre el proceso de maternidad subrogada en el país:

Artículo 143. Sección b: La gestación subrogada se permite en el caso de que una mujer no tenga útero, con el propósito de conseguir la evolución y el crecimiento del embrión obtenido como resultado de su transferencia al útero de otra mujer, denominada “mujer gestante“.

Aunque este artículo manifieste como única condición la ausencia de útero, cualquier malformación o incapacidad médica para gestar permite llevar a cabo el proceso.

Para poder aplicar este método, es necesario tener un consentimiento por escrito de la pareja con intención de tener el hijo. Con este documento firmado se reconocerá, a ojos del gobierno georgiano, la paternidad de la pareja en el momento del parto.

En este país, la gestación subrogada solo se puede realizar en parejas heterosexuales casadas, excluyendo totalmente a las parejas homosexuales así como a las mujeres o hombres que buscan la maternidad/paternidad en solitario.

Se admite la donación de óvulos y/o semen en casos de gestación subrogada. La avanzada ley al respecto permite que los futuros padres conozcan información detallada de los donantes así como conocerlos personalmente.

En el certificado de nacimiento del bebé no constará el nombre de la gestante ni tampoco el de los donantes; únicamente el de los futuros padres. Por tanto, éstos son los únicos que tienen derecho y obligación para con el bebé.

Otros puntos a tener en cuenta de la ley de subrogación de Georgia:

  • El certificado de nacimiento se obtiene 24 horas después del nacimiento, como cualquier otro niño.
  • Después de nacido, el bebé es registrado a nombre de los padres intencionales en el registro de Georgia.
  • Durante el registro, los padres intencionales no requieren el consentimiento de la madre subrogada.

Este último punto es especialmente importante, pues en muchos destinos que practican la gestación subrogada es necesario que la gestante renuncie al bebé para que posteriormente los futuros padres puedan obtener la custodia total del mismo. Esto puede causar complicaciones legales que pongan en riesgo la identidad del bebé debido a la ausencia de renuncia por parte de la gestante.

Futuros padres procedentes de España

Aunque hemos indicado que la donación de gametos está permitida, en el caso de las parejas de origen español, necesariamente el padre deberá aportar la dotación genética, esto es, los espermatozoides. Esto es así porque para el consulado español, la filiación paterna es reconocida en base a la prueba de ADN.

Para informaros al detalle sobre los destinos de gestación subrogada, no dejéis de visitar Surrofair, un proyecto en el que encontraréis una clasificación con las distintas empresas del sector clasificadas por países.

También podréis hablar con Lucy, nuestra asesora virtual disponible las 24 horas del día, para que os asesore sobre el mejor destino. Todo ello sin compromiso alguno y de forma gratuita.

En España el embarazo subrogado no está permitido pero el estado ofrece una solución para el registro de los bebés nacidos en el extranjero a través de este método. Para poder hace efectiva esta solución, basada en la instrucción de la Dirección General de Registros y del Notariado, es necesaria una sentencia judicial que justifique la paternidad legal de los padres intencionales.

Puesto que en Georgia no se da esta sentencia, la alternativa para permitir la filiación es que ésta sea reconocida únicamente al padre por ser el padre biológico, es decir, el que aporta los espermatozoides.

Así, tras el nacimiento, los padres deben viajar al consulado de España en Tiflis (Georgia) y registrar al menor como hijo de una relación extramatrimonial.

Posteriormente, una vez en España, la madre de intención deberá realizar un proceso de adopción del que es oficialmente, hijo de su marido. De esta forma, ambos será reconocidos por el gobierno español como padres legales del menor.

Precio de la subrogación

Como siempre ocurre en estos casos, el coste del tratamiento de gestación subrogada depende de las necesidades que se tenga y de los imprevistos que puedan surgir. Sí La necesidad de óvulos de donante así como de técnica adicionales como el DGP, son los aspectos más importante en relación a la variación del precio.

También se deben considerar otros factores como la posibilidad de embarazo múltiple, el número de intentos o transferencias embrionarias, el tipo de parto (natural o cesárea), etc. Teniendo en cuenta que estos aspectos pueden variar considerablemente el precio, podemos decir que la maternidad subrogada en Georgia tiene un coste aproximado de entre 40.000 y 80.000€.

Preguntas de los usuarios

De todo el precio que se paga, ¿cuánto dinero va a la madre de alquiler?

Las gestantes en Georgia reciben una compensación por su ayuda de aproximadamente 10.000 euros. No obstante, esto dependerá de cada caso y de lo acordado en el contrato de subrogación.

¿Qué condiciones se exige a las madres subrogadas en Georgia?

De forma general, las gestantes en Georgia deben ser mujeres que ya han tenido al menos un hijo propio, menores de 35 años y con un nivel socio-económico medio-alto.

¿Por qué no se permite el vientre de alquiler en Georgia para parejas gays?

Le ley georgiana relativa a la subrogación establece como una condición necesaria que los futuros padres sean un matrimonio heterosexual, por lo que legalmente no se permite realizar el proceso para parejas homosexuales o personas solteras.

3 comentarios

  1. avatar
    nieves

    alguna familia española lo ha hecho en este país?
    ese es el precio? con qué agencia?

  2. avatar
    nieves

    hola me pueden decir que clinica trabaja en este pais?

  3. avatar
    yolanda

    Nunca había oído hablar de este destino y parece que ya lleva años haciendo el vientre de alquiler, ¿por qué no es conocido? ¿qué esconde? ¿trataran mal a las madres subrogadas? Esa es mi mayor preocupación… no quiero que nadie sufra por mi deseo de ser mamá.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar