En Georgia, puesto que no se obtiene una sentencia judicial que acredite la filiación directa, el Consulado español adjudica únicamente la filiación al padre por ser el padre genético. Posteriormente, la madre de intención podrá realizar la adopción del hijo de su marido, convirtiéndose así ambos en los padres legales del recién nacido.

Puedes leer el artículo completo en:    83

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar