En Georgia, la gestación subrogada está permitida desde 1997, momento en el que entró en vigor la ley que se encuentra vigente en la actualidad.

Allí, es requisito indispensable que exista en la madre de intención una causa médica que le impida llevar un embarazo a buen término, como ausencia de útero o malformación uterina.

Además, solo se permite a parejas heterosexuales casadas, que podrán obtener la filiación por medio de la adopción materna tras haber sido ésta otorgada al padre de intención una vez se demuestre a través de una prueba de ADN que es el padre biológico del recién nacido.

Puedes leer el artículo completo en:    83

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar