Bélgica es un país europeo que carece de regulación específica en relación a la gestación subrogada. Si bien existen muchas proposiciones de ley al respecto, ninguna de ellas está aprobada, por lo que la gestación subrogada en Bélgica queda en un vacío legal.

A principios de 2012, varias propuestas de ley fueron discutidas en el Parlamento y en el Senado. Las propuestas más recientes, pretendían prohibir la gestación subrogada comercial así como la publicidad de la misma, y regular de forma adecuada otros tipos de gestación por sustitución.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Ley de reproducción médicamente asistida

La ley del 6 de julio de 2007 referente a la reproducción médicamente asistida y al uso de embriones supernumerarios y gametos no contempla la gestación subrogada.

En Bélgica, el certificado de nacimiento debe mencionar a la mujer que ha dado a luz y por ello, se establece que es esta mujer la madre legal del recién nacido, independientemente de que sea o no la madre genética del mismo (“mater semper certa est“). En caso de estar casada, el marido de la gestante será reconocido como el padre legal del recién nacido (“Pater is est quem niptiae demonstrant”).

No hay posibilidad de derogar la ley del “mater semper certa est”, ya que se consideraría contrario al orden público. Por tanto, ningún contrato de gestación subrogada alterará el principio fundamental que determina la maternidad.

Si el nombre de la gestante no está en el certificado de nacimiento o no existe certificado de nacimiento disponible, la maternidad podrá ser adjudicada a aquella mujer que así quiera reconocerlo, (incluida la madre de intención) siempre bajo aprobación de los padres sobre los que la filiación ya había sido establecida.

Si la gestante no está casada, no se adjudicará al bebé ningún padre de forma automática. No obstante, existe la posibilidad de que cualquier hombre reconozca voluntariamente al bebé o que se establezca la paternidad judicialmente.

Aunque la gestación subrogada pueda realizarse aprovechando la ausencia de prohibición, es importante destacar que debe ser de forma altruista.

La gestación subrogada comercial sí queda prohibida, pues si la gestante recibe una compensación económica superior al reembolso de los gastos derivados del embarazo, se considera que está actuando de forma ilícita y contraria al orden moral.

Siguiendo esta normativa, queda claro que la gestación subrogada altruista se realiza en Bélgica pero aprovechando el vacío legal. Lo cual supone:

  • Los contratos de gestación subrogada no son de obligado cumplimiento
  • Generalmente se adjudicará la maternidad legal a la gestante
  • No hay ley que garantice la protección de los derechos del menor, ni tampoco los de la gestante y los padres de intención
  • Se necesitará un proceso de adopción para transferir la paternidad legal

Para haceros más fácil el camino hacia vuestro sueño de ser padres, hemos creado Surrofair, un proyecto en el que encontraréis las mejores clínicas, agencias y asesores que existen en cada país donde es legal la gestación subrogada.

Además, aquí podéis contar con la ayuda de Lucy, nuestra asesora virtual en gestación subrogada. Para hablar con ella solamente tenéis que entrar en el siguiente enlace: Iniciar el asesor virtual.

Requisitos de la gestante y los padres de intención

Debido a la ausencia de una regulación específica actual en Bélgica sobre la gestación subrogada, son varias las proposiciones de ley en este sentido. No todas estas propuestas coinciden en cuanto a l modo de regular y establecer el control de la técnica en el país belga.

A pesar de esto, las principales proposiciones de ley establecen ciertas condiciones comunes que resumimos a continuación:

  • Edad mínima de la gestante: entre 18 y 21 años.
  • Edad máxima de la gestante: entre 36 y 45 años.
  • Algunas propuestas indican que los futuros padres deben tener la residencia permanente o la nacionalidad en Bélgica, mientras que otras proponen que sea la gestante la que posea la nacionalidad belga.
  • La gestante debe haber dado a luz previamente al menos a un niño.
  • La mujer que va a gestar debe estar sana en cuanto a aspectos relacionados con el embarazo y el parto.
  • Se necesita demostrar la incapacidad para el embarazo por parte de la madre de intención para poder iniciar un tratamiento de subrogación
  • Generalmente solo se permitirá la gestación subrogada si al menos uno de los futuros padres aporta su carga genética, es decir, los óvulos o los espermatozoides.
  • Hay variedad de opiniones en las diferentes propuestas en cuanto a la condición civil y sexual de los futuros padres así como en relación a la edad máxima de los mismos.

Un comentario

  1. avatar
    oenrpa

    No entiendo, yo leí hace poco que Bélgica permitía la gestación subrogada aunque solo para parejas heterpsexuales y no para gays.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar