La legislación en Bélgica establece que la madre es la mujer que da a luz.

Por tanto, para realizar un procedimiento de gestación subrogada altruista, la gestante deberá renunciar a la maternidad y así poder transferir los derechos a los futuros padres a través de la adopción.

Puedes leer el artículo completo en:    49

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar