Gestación subrogada en Irlanda

A pesar de que la reproducción asistida se lleva a cabo en Irlanda, este país no cuenta actualmente con una ley específica sobre subrogación y reproducción asistida. Se trata de un área que requiere regulación inmediata.

Teniendo en cuenta la ausencia de regulación, las clínicas irlandesas de fertilidad trabajan tomando como guía las indicaciones del Comité Médico de Irlanda.

La gestación subrogada no es ofrecida o tratada ampliamente, aunque sí existen algunas clínicas que ofrecen este servicio a sus pacientes. No obstante, es posible que, puesto que la fecundación in vitro si está disponible, se produzcan más casos de gestación subrogada de los que se conocen.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Casos de subrogación en Irlanda

El primer caso de subrogación en Irlanda llevado a cabo por una conocida clínica de fertilidad causó gran controversia sobre la aplicación y regulación de la gestación subrogada. La clínica reclamó la sanción interpuesta por el Instituto de Ginecología y Obstetricia y éste no quiso dar ningún tipo de aprobación, dejando el caso en manos del Comité Médico de Irlanda y al Consejo Irlandés de Medicamentos.

Aunque no hay una norma que prohiba expresamente la subrogación, en 1999 el Comité de Reproducción Humana Asistida (CAHR) del Instituto de Ginecología y Obstetricia declaró que los problemas éticos y legales de la gestación subrogada tenían mayor peso que los posibles beneficios.

No obstante, en 2005, el CAHR publicó un informe en favor de la regulación de la gestación subrogada, aunque hasta la fecha no ha habido acción legislativa al respecto. Algunas de las premisas principales anunciadas en este informe son :

  • Rechazo a la gestación subrogada comercial, aunque sí apoya el pago razonable de los gastos derivados del embarazo por parte de los futuros padres.
  • La gestante debería ser mayor de 18 años y no haber alcanzado el fin de la edad reproductiva de la mujer.
  • No presenta restricciones en cuanto al estado civil u orientación sexual de la gestante, así como tampoco al lugar de residencia.

Adjudicar la paternidad

Hasta la fecha no ha habido ninguna sentencia entorno a casos de subrogación, tanto nacional como internacional. Existe una serie de reglas de parentesco aplicadas a todos los nacimientos, independientemente del modo en que se hayan producido.

En Irlanda se considera que el padre natural es el padre biológico. Sin embargo, cuando los derechos de paternidad fueron dados a un donante de esperma, numerosos llamamientos pedían la regulación de la adjudicación de paternidad de los niños nacidos por reproducción asistida. Actualmente, no existe una ley que controle la donación de óvulos y espermatozoides, aunque el gobierno considera este tema como de urgencia y lo incluye en su programa.

Muchas casos hacen referencia a los derechos de la madre natural pero ninguno de ellos establece si esta “madre natural” es la gestante o la madre biológica. No obstante, normalmente se considera a la mujer que da a luz como la madre legal.

El CAHR no insiste en modificar el carácter no vinculante de los contratos de gestación subrogada, sino que prefiere hacer frente a las consecuencias de la subrogación cambiando las normas sobre la paternidad, es decir, modificando el principio general de que un adulto no puede renunciar a los derechos y deberes de paternidad o transferirlos a otra persona.

Contrato de gestación subrogada

Los acuerdos de gestación subrogada llevados a cabo en Irlanda no son vinculantes ni de obligado cumplimiento. En caso de discusión entre la gestante y los futuros padres de intención, el Tribunal Irlandés tratará el tema como cualquier otro caso relacionado con la custodia, el cuidado y el bienestar de los hijos.

Teniendo en cuenta el carácter no determinante de este tipo de contratos debido al vacío legal entorno a la subrogación, no existen recomendaciones o imposiciones sobre algunos aspectos importantes de la gestación subrogada como:

  • Derecho de los menores a conocer su origen
  • Derecho de la gestante a terminar con el embarazo, es decir, a abortar
  • Derecho de la gestante a mantener contacto con el niño al que ha dado a luz.
  • Requerimientos legales.

Por estas razones, Irlanda no es un sitio que garantice la seguridad del proceso y el cumplimiento de todos los derechos y obligaciones por parte de los participantes (futuros padres, gestante y recién nacido).

Un comentario

  1. avatar
    Dominoque21

    O sea, básicamente en Irlanda se aprovecha el vacío legal que existe en cuanto a la subrogación y a la reproducción asistida en general. En ese caso, si ocurre algún problema y el juez no te da su bendición, es posible que tras los pagos y el gasto emocional, la gestante se pueda quedar a tu hijo.
    Muy arriesgado desde mi punto de vista.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar