Gestación subrogada en Sudáfrica

La gestación subrogada, conocida también como embarazo subrogado o erróneamente vientre de alquiler, es legal en Sudáfrica bajo ciertas condiciones. Únicamente se permite la modalidad altruista y para residentes, es decir, no se permite el pago a la “madre” gestante ni tampoco que las personas extranjeras accedan al tratamiento.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Regulación de la gestación subrogada

El 1 de abril de 2010 entró en vigor el artículo 19 del “Children’s Act” con el que se regula la gestación subrogada en Sudáfrica.

Antes de esta nueva legislación, la gestación por sustitución altruista era una práctica habitual pero sin garantías para ninguna de las partes. El procedimiento se hacía por medio de la renuncia a la maternidad por parte de la gestante, que era reconocida como madre por el principio latino mater semper certa est, y la adopción por parte de los padres intencionales. En realidad era una gestación subrogada no reconocida.

Actualmente eso no es así. La legislación sudafricana reconoce esta técnica de reproducción asistida, siempre desde fines altruistas y solo para residentes en Sudáfrica, con independencia de su estado civil y orientación sexual.

Aunque esta normativa prohíbe que la gestante reciba un salario por la gestación, sí se le pueden pagar los gastos que le suponga el embarazo.

Además, se insiste en que los futuros padres, o al menos uno de ellos, deben aportar los gametos, es decir, los óvulos y los espermatozoides que darán lugar al futuro bebé.

Por último, es importante destacar que esta normativa insiste en que el acuerdo de gestación subrogada debe ser por escrito, firmado por ambas partes y aprobado por un Tribunal.

Requisitos para ser gestante en Sudáfrica

Para que una mujer pueda actuar como gestante, mal llamada madre subrogada o madre de alquiler, debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser legalmente competente para entrar en un proceso de gestación subrogada.
  • Ser considerada una persona idónea para ser una gestante subrogada en todos los aspectos.
  • Comprender y aceptar las consecuencias jurídicas del acuerdo de maternidad subrogada y las disposiciones pertinentes de la legislación, entre ellas sus derechos y obligaciones en términos del acuerdo.
  • No utilizar la gestación subrogada como vía de ingreso
  • Que la elección de ser gestante subrogada sea por razones altruistas, nunca comerciales.
  • Haber pasado por un embarazo de un hijo propio con un parto sin complicaciones.
  • Entregar al niño nacido como resultado de un acuerdo de gestación subrogada válido a los padres intencionales tan pronto como sea posible después de dar a luz.

Además, para que una mujer pueda actuar como gestante, debe tener un permiso, en el que se debe indicar que los padres de intención son incapaces de llevar a término el embarazo.

Por otra parte, la gestante, su pareja, marido o familiares no tienen ningún derecho de filiación o potestad del niño nacido de este acuerdo de gestación por sustitución. Tampoco tiene derecho a contactar con el niño nacido, a menos que esté especificado en el contrato de gestación subrogada.

Por último, en el caso de que la gestante haya aportado su carga genética, ésta tiene derecho a rescindir el contrato en cualquier momento hasta 60 días después del parto. Para ello, deberá informar al tribunal y éste determinará la confirmación siempre y cuando la gestante certifique que es una decisión tomada en libertad y que es consciente de las consecuencias.

En este caso la gestante deberá devolver el importe de los gastos que han pagado los padres intencionales durante el proceso. Se debe tener en cuenta que esto solo ocurre en caso de que la gestante haya aportado su carga genética, por eso la ley rechaza claramente esta gestación subrogada parcial o total.

Si quieres necesitas más información sobre la gestación subrogada, te recomendamos que visites Surrofair, un proyecto que hemos creado con el objetivo de ayudar a las padres de intención a encontrar a los mejores profesionales en este sector.

Aquí encontrarás las empresas que trabajan en gestación subrogada clasificadas en función de los destinos y los modelos de familia con los que trabajan.

Además, podrás hablar con Lucy, nuestra asesora virtual especialista en gestación subrogada que te ayudará a encontrar qué destino se ajusta mejor a tus necesidades. Puedes hablar con ella de manera gratuita y sin compromiso en el siguiente enlace: Lucy, tu asistente virtual.

Compensación económica a la gestante

La ley establece de forma muy clara que la gestación subrogada comercial no está permitida. Además se prohíbe que ninguna persona reciba ningún pago en relación a un tratamiento de gestación subrogada.

La única retribución permitida es:

  • Compensación por gastos directamente relacionados con la FIV o la inseminación artificial de la gestante, el embarazo, el parto y los gastos judiciales.
  • Compensación por pérdida de ingresos debido al tratamiento de gestación subrogada.
  • Seguro de vida o discapacidad para la gestante en caso de complicaciones durante el embarazo o el parto.

Determinación de la filiación

Como ya hemos comentado, la legislación determina que los dos padres intencionales deben aportar sus gametos. Si esto no fuera posible, al menos uno de ellos debe hacerlo. Esto supone una discriminación para aquellas parejas en las que ambos tienen problemas de fertilidad.

Si el acuerdo de gestación subrogada no es aprobado por el tribunal tal como dice la ley, será considerado nulo, en cuyo caso la gestante será reconocida como madre legal y su marido como padre legal.

A la hora de determinar la filiación es fundamental tener en cuenta el momento en el que se firma el acuerdo y la aprobación del tribunal. Si es antes del nacimiento, entonces los padres intencionales serán reconocidos como padres legales. En el caso de ser después del nacimiento, el reconocimiento filial será para la gestante y su marido.

Preguntas de los usuarios

¿Un extranjero puede ir a Sudáfrica para hacer la gestación subrogada?

No, uno de los requisitos establecidos por ley es ser residente del país. Si una persona o pareja extranjera inicia un tratamiento de este tipo en Sudáfrica, el Tribunal no aprobará el acuerdo de subrogación y por tanto no será seguro ni legal hacerlo.

Si la madre de alquiler tuvo problemas en el parto de su hijo, ¿la aceptarán?

En principio no sería la mejor candidata para ser gestante, ya que es preferible que se trate de una mujer cuyo embarazo y parto previo haya transcurrido sin problemas para poder reducir la probabilidad de riesgo. En cualquier caso, habrá que hacer una valoración de los problemas que tuvo anteriormente para determinar si es adecuado que sea gestante.

¿Puedes la madre subrogada quedarse con el bebé?

Si ha aportado ella la carga genética, tendrá un máximo de 60 días para reclamar la maternidad del bebé. También tendrá derecho sobre el bebé si el acuerdo no ha sido aprobado por un Tribunal, ya que en ese caso será considerada la madre legal del menor por haber dado a luz.

Un comentario

  1. avatar
    Olivida

    Sinceramente me parece bien que solo lo permitan para personas originarias; debería ser así siempre para evitar problemas posteriores de filiación en el país de origen.
    Mi primo tuvo un hijo hace ya años en Índia y aunque ahora está todo olvidado, lo pasaron muy mal en el momento porque tuvieron problemas para sacar al bebé.
    La solución sería que todos los países lo aceptaran con más o menos restricciones pero siempre solo para residentes en el mismo país.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. El uso de foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos..   Cerrar