Gestación subrogada en Nevada: legislación, contrato y filiación

El estado de Nevada, en Estados Unidos, autoriza en sus Estatutos la práctica de la gestación subrogada, que se conoce a veces por la expresión errónea de maternidad de sustitución. Tiene una de las legislaciones más tolerantes en cuanto a modelos de familia que pueden acceder a este tratamiento de reproducción asistida.

La filiación se concede mediante una sentencia judicial que permite a los padres de intención españoles acudir a este estado para tener un hijo.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Ley de gestación subrogada en Nevada

Los Estatutos de Nevada permiten explícitamente la gestación subrogada en su territorio, por el capítulo 126 dedicado a las relaciones de parentesco.

La legislación de Nevada sobre acuerdos de gestación subrogada figura entre las más completas, explícitas y permisivas de los estados estadounidenses.

Los apartados 126.500 a 126.810 de los Nevada Revised Statutes regulan de manera detallada este método de reproducción asistida.

La ley de Nevada no establece ninguna discriminación relativa al estado civil y a la orientación sexual de los padres de intención, lo que permite que la gestación subrogada se autorice para parejas heterosexuales y homosexuales (estén casadas o no) y personas solas.

Otra de las grandes ventajas que ofrece Nevada es que otorga una pre-birth order para contratos de gestación subrogada incluso si ninguna de las partes reside en el territorio. Esta circunstancia lo convierte en un destino ideal para los extranjeros que necesitan este tratamiento de reproducción asistida.

La gestante recibe, por parte de los padres de intención, el reembolso de todos los gastos y pérdidas económicas que resulten de su participación en el procedimiento.

Además, más allá del reembolso de los gastos, la gestante puede recibir una compensación económica por su esfuerzo. La ley de Nevada no establece límites en cuanto al pago a la gestante, pero recomienda que la cantidad se negocie “de buena fe” entre las dos partes.

Esto significa que tanto la gestación subrogada altruista como la gestación subrogada comercial son posibles en Nevada.

Si necesitas un tratamiento de gestación subrogada para formar una familia, te recomendamos usar La Calculadora. En tres simples pasos, te llegará un informe de situación actualizado con consejos útiles a la hora de elegir destino y empresas. Además, nuestro equipo de especialistas estudiará tu caso en concreto para recomendarte las empresas que mejor se adapten a tus necesidades y cumplan nuestros rigurosos criterios de calidad.

El contrato de gestación subrogada

Se define el acuerdo de gestación subrogada como el contrato entre una persona o una pareja (los padres de intención) y una mujer (la gestante subrogada) con el propósito de dar a luz a un niño.

El contrato de gestación subrogada en Nevada se debe poner por escrito y se ha de firmar antes de empezar cualquier procedimiento médico.

Lo deben firmar todas las partes implicadas y sus allegados, es decir :

  • Los padres de intención
  • La gestante
  • El marido o pareja de la gestante (de haberlo)
  • Los donantes de gametos (de haberlos)

Por medio del contrato, la gestante se compromete a quedarse embarazada por técnicas de reproducción asistida.

Ella y su marido renuncian a todo derecho y responsabilidad parental sobre el niño que nazca como resultado del acuerdo, a la vez que los padres de intención se comprometen a asumir dichas responsabilidades.

Cuando los padres de intención son una pareja, es absolutamente imprescindible que ambos firmen el contrato.

Los padres de intención

Como se ha mencionado anteriormente, los padres de intención pueden ser tanto personas solas como parejas heterosexuales u homosexuales.

Las parejas no tienen obligación de estar casadas. Tampoco se requiere una indicación médica que justifique el acceso al tratamiento.

Los futuros padres únicamente necesitan manifestar la intención, por medio del contrato, de estar vinculados legalmente a un niño nacido por técnicas de reproducción asistida.

Tienen la obligación legal de recibir el asesoramiento jurídico adecuado por parte de abogados independientes antes de empezar el procedimiento médico.

El objetivo de esta medida es asegurarse de que entienden los términos del contrato y las posibles consecuencias legales derivadas del mismo.

Los padres de intención tienen la obligación legal de hacerse cargo de las necesidades del recién nacido. La ruptura del acuerdo de gestación subrogada por parte de los padres de intención no los exime de hacerse cargo del bebé.

Reconocimiento de la filiación

El reconocimiento de la filiación entre los padres de intención y el bebé se concede mediante sentencia judicial previa al nacimiento del bebé (pre-birth order).

En general, no es necesario que los padres de intención estén presentes en el juicio.

Cabe mencionar que los registros del Estado Civil de Nevada no reconocen las sentencias judiciales emitidas por otros estados.

Los trámites son relativamente cortos, ya que se suele conseguir el certificado de nacimiento estadounidense en una semana o incluso en un plazo más corto (según los abogados y las circunstancias).

Las parejas homosexuales figuran en el certificado como Parent y Parent, sin jerarquía ni discriminación por el origen de los gametos.

En lo que atañe a los padres de intención españoles, podrán inscribir a su bebé en el Registro Civil español porque la sentencia judicial concedida en Nevada se reconoce como válida.

La sentencia cumple los requisitos para que se pueda aplicar la instrucción de 2010 de la Dirección General de Registros y del Notariado (DGRN), que autoriza la inscripción en España de los niños nacidos por gestación subrogada en el extranjero.

La gestante subrogada

El apartado 126.580 de los Estatutos de Nevada define a la gestante (gestational carrier) como una mujer adulta que, sin ser padre de intención, se compromete mediante contrato a gestar un niño resultante de los gametos de otra persona.

No puede en ningún caso aportar sus gametos para contribuir a la formación del embrión.

Para poder ser gestante subrogada en Nevada, una mujer no tiene la obligación de residir en el estado para poder dar a luz allí.

En cambio, antes de firmar el acuerdo de gestación subrogada, debe realizar una evaluación médica completa de cara al embarazo y repasar los términos del contrato con un asesor jurídico independiente.

Es importante señalar que los padres de intención y la gestante deben tener diferentes representantes legales. No pueden compartir el mismo abogado para evitar posibles conflictos de intereses.

Otros criterios para poder ser gestante en Nevada son, por ejemplo:

  • Ser mayor de edad, entre 21 y 40 años aproximadamente
  • Haber tenido un hijo propio saludable en los últimos 10 años
  • No haber sufrido abortos espontáneos u otras complicaciones durante el embarazo
  • No consumir drogas ilegales, fumar o abusar del alcohol
  • No tener antecedentes penales
  • Tener un entorno familiar cercano que la apoye en su decisión de ser gestante

La gestante tiene derecho a elegir su médico para los exámenes, el tratamiento y el seguimiento del embarazo.

Si se casara después de firmar el acuerdo, ello no tendría repercusión de cara al tratamiento. Como el contrato se ha firmado con anterioridad a la boda, no se requiere el consentimiento del marido ni se le podrá atribuir la paternidad.

En caso de incumplir el contrato, es un tribunal el que determinaría los derechos y obligaciones de cada una de las partes.

Donación de óvulos y semen en Nevada

Se permite la donación de óvulos, así como la donación de semen y de embriones en Nevada.

Los donantes no se pueden considerar nunca como los padres de niños nacidos mediante una técnica de reproducción asistida combinada con la donación, en la medida en que han dado su consentimiento para el uso de sus gametos en beneficio de terceros, en el marco de la medicina reproductiva.

Los donantes siempre reciben el reembolso de los gastos y pérdidas económicas generados por la extracción y conservación de los gametos, después de haber firmado el contrato para ser donantes. Además, es habitual que reciban también algún tipo de compensación económica.

La presencia de agencias de donantes en Nevada facilita el procedimiento de gestación subrogada, especialmente si todo el procedimiento médico de la fecundación in vitro (FIV) se desarrolla allí.

Preguntas de los usuarios

¿Hay muchas agencias y clínicas de vientre de alquiler en Nevada?

Como el estado de Nevada figura entre los más permisivos de Estados Unidos respecto a la legislación sobre gestación subrogada, son varias las agencias y clínicas de reproducción asistida que llevan a cabo el tratamiento de gestación subrogada, con o sin gametos de donantes. También se puede apreciar la presencia de numerosos abogados especializados en derecho de familia dispuestos a representar a los padres de intención a lo largo de su procedimiento de gestación subrogada.

El papel de la agencia consiste principalmente en seleccionar a la gestante y desempeñar un papel de intermediario. En cuanto a los abogados, se encargan de redactar los contratos y representar a las partes durante el juicio para la obtención de la pre-birth order.

Para saber más acerca del papel de los diferentes profesionales especializados en gestación subrogada, te recomendamos que consultes el siguiente artículo: Los profesionales de la gestación subrogada.

¿Qué pasa si la clínica se equivoca y el bebé no resulta el hijo genético de los padres de intención?

La ley de Nevada toma en consideración esta situación tan singular. Si el contrato era válido pero, por un error del laboratorio, el niño resulta no tener vínculo genético con los padres de intención o los donantes de gametos (de haberlos), se considerará que los padres de intención siguen siendo los padres del bebé a pesar de todo, a menos que un tribunal determine lo contrario. En este caso, la reclamación sólo puede proceder del o de los padres genéticos del niño, dentro de un plazo de 60 días después de su nacimiento (NRS 126.720).

¿Existe la posibilidad de acudir a una madre de alquiler tradicional en Nevada?

La gestación subrogada tradicional es aquella en la que la gestante aporta su propio material genético para contribuir a la creación del embrión. En la práctica, esto significa que una simple inseminación artificial podría ser suficiente.

Sin embargo, la ley de Nevada es explícita cuando precisa que la gestante no puede aportar sus óvulos. Define a la gestante como:

una mujer adulta que no es madre de intención y que acepta un acuerdo de gestación subrogada para gestar un niño concebido usando los gametos de otras personas y no los suyos propios (NRS 126.580)

Por lo tanto, se considera arriesgado realizar una gestación subrogada tradicional ya que el acuerdo no cumple con los requisitos legales exigidos por los Estatutos de Nevada.

Para más información acerca de los diferentes tipos de gestación subrogada, puedes hacer clic en el siguiente enlace: Tipos de gestación subrogada.

Lectura recomendada

No todos los estados de Estados Unidos presentan la misma legislación de gestación subrogada (cuando la tienen). Para saber cuál es la situación en otros estados, puedes consultar la siguiente página: Estados de USA.

Para más información general acerca de Estados Unidos como destino de gestación subrogada, te invitamos a leer el siguiente artículo: Gestación subrogada en Estados Unidos.

Tanto si se elige Nevada como si se elige otro estado de Estados Unidos o incluso otro país, hay una determinada serie de pasos a seguir para llevar a cabo un proceso de gestación subrogada en las mejores condiciones posibles. Si te dispones a emprender esta aventura, no dejes de consultar el siguiente enlace: Consejos y pasos a seguir.

Como los tribunales de Nevada otorgan una sentencia judicial que reconoce la filiación y la responsabilidad legal de los padres de intención a partir del nacimiento del niño, los padres de intención españoles no tendrán dificultades para la inscripción del bebé en el Registro Civil español. ¿Quieres más detalles? Haz clic aquí: Sentencia judicial para la filiación en caso de gestación subrogada.

2 comentarios

  1. Destacado
    avatar
    PelayoF

    Buenas tardes, soy español pero vivo en Suiza con mi pareja (un hombre) que tiene la nacionalidad suiza. Me he puesto en contacto con un abogado de Nevada, y me comenta como opción la posibilidad de que figuren los nombres del padre biológico y de la madre de alquiler en el certificado de nacimiento. Me dicen que luego se podría conseguir un certificado de nacimiento a nombre de nosotros dos. Mi pregunta es: ¿Cuál es la mejor solución para nosotros? ¿Valdría la pena hacerlo en España? Que conste que tenemos nuestra residencia permanente en Suiza. ¿Qué me aconsejáis?

    • avatar
      Isabelle GuttonEspecialista en gestación subrogada

      Buenas tardes Pelayo,

      Por lo que sabemos, el reconocimiento de la filiación en Suiza en casos de gestación subrogada en el extranjero pasa por el padre biológico. Esta opción os podría interesar si queréis realizar todo los trámites administrativos y legales en Suiza. Además, como seguramente sabréis, acaba de entrar en vigor (en enero de 2018) la adopción del hijo biológico del cónyuge, y se podría abrir esta posibilidad a las parejas homosexuales.
      Por otra parte, la ventaja de España es que os permitiría un reconocimiento directo de la filiación, tal como se explica en el artículo, pero no sé con certeza cómo se aplicaría la instrucción de la DGRN dado que tu pareja es de otra nacionalidad y vuestro lugar de residencia es Suiza.
      Te aconsejo que entres en contacto con un abogado de derecho familiar en España y con otro en Suiza, para que valoren vuestras opciones a sabiendas de las legislaciones de los dos países.

      Espero haberte contestado.
      Un saludo

    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.