La normativa aprobada en Portugal sobre la gestación subrogada acepta la aplicación de dicha técnica de reproducción asistida pero únicamente de forma altruista, es decir, sin que la gestante pueda recibir dinero alguno por gestar.

A pesar de ello, sí se permite que los padres de intención se hagan cargo de los gastos derivados del embarazo tales como gastos médicos, transporte en las revisiones ginecológicas, etc.

Puedes leer el artículo completo en:    388

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar