Rusia es uno de los destinos más demandados por los españoles que recurren al turismo reproductivo para tener un bebé por gestación subrogada en otro país donde sí es legal.

No obstante, no se recomienda para parejas gays u hombres solos, ya que la ley no les permite el acceso al tratamiento. Tampoco para mujeres solas, aunque la ley rusa sí que las contempla como posibles candidatas, ya que tendrían problemas a la hora de volver a España e inscribir al bebé en el registro.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.