Una gestante da a luz a dos bebés genéticamente diferentes

La semana pasada se dio a conocer un caso muy singular de gestación subrogada. Después de un embarazo exento de complicaciones, una gestante californiana dio a luz por cesárea a dos bebés.

Por sorpresa de todos, los dos niños que supuestamente era gemelos idénticos nacieron… ¡con genes diferentes!

Un caso inédito de gestación subrogada

Los Liu, pareja procedente de China, no conseguían el embarazo de forma natural. Eligieron los Estados Unidos como destino de gestación subrogada porque esta técnica de reproducción asistida no está autorizada en China.

Una gestante californiana de 31 años, Jessica Allen, aceptó ser su madre de alquiler (como se suele decir erróneamente) a cambio de una compensación económica de 35 000 dólares. Iba a dar a luz a un bebé concebido con el semen del padre de intención. La gestante empezó el tratamiento de fecundación in vitro (FIV) durante la primavera de 2016.

Cuando la ecografía reveló la presencia de dos bebés al cabo de seis semanas de embarazo, tanto los padres de intención como la gestante aceptaron la hipótesis de la división del embrión, fenómeno propio del nacimiento de los gemelos monocigóticos.

En un primer momento, los Liu se mostraron felices por tener gemelos e incluso pagaron a la gestante una compensación económica extra prevista en caso de embarazo múltiple.

Sin embargo, después del parto por cesárea en diciembre de 2016, la evidencia saltó a la vista: uno de los bebés tenía rasgos asiáticos mientras el otro tenía rasgos africanos.

La pareja decidió entonces someterse a un test ADN y descubrió que el bebé de apariencia asiática era efectivamente su hijo biológico mientras el bebé de apariencia africana era el de la gestante, cuyo marido era afroamericano.

¿Cómo fue posible?

Este fenómeno extremadamente poco común se llama superfetación.

El diccionario de la RAE describe la superfetación como:

Concepción de un segundo feto durante el embarazo.

Esto significa que una nueva fecundación se produce en una mujer que ya está embarazada porque ésta inicia un nuevo ciclo menstrual.

Esto ocurre porque no tiene lugar el bloqueo que habitualmente provocan los cambios hormonales del embarazo: una nueva ovulación ocurre, abriendo la posibilidad a una nueva fecundación.

Hasta la fecha, solamente se han registrado diez casos de superfetación en la especie humana.

Por supuesto, se trata de un caso totalmente inédito en el contexto de la gestación subrogada.

¿Qué pasó con los bebés?

Después del nacimiento por cesárea, ambos bebés fueron entregados en el acto a los padres de intención sin que Jessica Allen los hubiera visto. Sin embargo, en cuanto pudo verlos en una foto enviada por la madre de intención china, se fijó en la diferencia entre ambos y sobre todo en el parecido de uno de ellos con su marido, Wardell Jasper.

En un primer momento, los padres de intención se hicieron cargo de los dos bebés. Sin embargo, después de la confirmación del test de paternidad, cambiaron de parecer.

No quisieron quedarse con el bebé biológico de la gestante y de su marido. Decidieron darlo en adopción y pidieron además una compensación económica de 22 000 dólares. No obstante, la gestante y su marido aseguran que usaron preservativos para tener relaciones sexuales.

Finalmente, Jessica Allen y su marido pudieron recuperar a su bebé al cabo de dos meses de acciones legales. La compensación solicitada por los padres de intención fue rebajada por el tribunal.

Lectura recomendada

Esta situación completamente inédita plantea la cuestión de la responsabilidad legal de cada uno de los participantes a lo largo del proceso de gestación subrogada. Incita a reflexionar acerca del marco legal que rodea esta práctica. Para saber qué debería contemplar una legislación que regule la gestación subrogada, puedes leer nuestro artículo: ¿Qué dice la ley sobre la gestación subrogada?

También es necesario que el acuerdo firmado entre la gestante y los padres de intención sea lo más detallado posible, para fijar por escrito los derechos y las obligaciones de cada una de las partes con el fin de proteger al niño desde antes de nacer, sean cuales sean las circunstancias. Encontrarás más información si consultas nuestro artículo: El contrato de gestación subrogada.

Si quieres conocer más casos singulares de gestación subrogada, haz clic en el siguiente enlace: Casos curiosos de gestación subrogada.

Un comentario

  1. avatar
    Flower

    Qué bien que pudo recuperar a su bebé. Me parece fatal la actitud de los padres de intención, devolviendo al bebé. Sólo me da lástima porque separaron a los hermanitos… porque para mí son hermanos, han crecido juntos en el mismo útero.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar