¿Qué es la gestación subrogada?

Por (psicóloga), (embrióloga) y (ginecólogo).
Actualizado el 04/09/2018

La gestación subrogada o gestación por sustitución, mal llamada maternidad subrogada, maternidad suplente, vientre de alquiler o vientre sustituto, es una técnica de reproducción asistida por la que una mujer accede a gestar el hijo de otra persona.

A la mujer que dona su capacidad de gestar se le llama gestante o gestante subrogada, aunque también encontraremos literatura donde se emplean conceptos erróneos como madre sustituta, madre subrogada, madre de alquiler o madre suplente. A los futuros padres, por su parte, se les denomina padres comitentes o padres intencionales.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿En qué consiste?

La gestación subrogada es una técnica de reproducción asistida por la que una mujer accede a gestar el hijo de otra persona o pareja. Esta técnica consiste en la creación de uno o más embriones mediante fecundación in vitro en un laboratorio y la posterior transferencia al útero de la gestante.

El embrión será creado por el deseo de los futuros padres. Por ello, en la medida de lo posible, los óvulos y espermatozoides utilizados serán aportados por los padres de intención. En caso contrario, se utilizarán óvulos o semen de donante.

Generalmente, la única función de la gestante subrogada en este tratamiento es gestar y dar a luz al bebé. No obstante, existen casos (actualmente en desuso) en los que la gestante era también la que aportaba su óvulo.

La legislación de muchos países impide que la gestante y la donante de óvulos, en caso no poder ser aportados por la madre de intención, sean la misma persona. En aquellos países donde la legislación no es concreta en este punto, igualmente se evita con el fin de reducir el vínculo entre la gestante y el futuro bebé.

Tras el parto, el bebé será entregado a los padres intencionales, es decir, a aquella persona o pareja que manifestó su deseo de tener un hijo y así se acordó mediante un contrato con la gestante en el que ésta renuncia a todo derecho de maternidad.

Accede a este enlace para ver qué aspectos deben establecerse en un contrato de este tipo: Contrato de maternidad subrogada.

Tipos de gestación subrogada

La gestación subrogada puede variar en función de dos aspectos principales:

  • Procedencia de los óvulos: tradicional o gestacional
  • Compensación a la gestante: comercial o altruista

Tradicional o gestacional

Dependiendo de la procedencia de los óvulos, podemos clasificar la gestación subrogada en parcial o completa:

Subrogación parcial, tradicional o lineal
en este caso, la gestante es la madre biológica o genética del embrión.

Se trata de una subrogación de “baja tecnología”, pues la gestante subrogada proporciona su propio óvulo. Por tanto, no sería necesario realizar una fecundación in vitro sino que la técnica de reproducción asistida aplicada sería la inseminación artificial, ya sea con semen de donante o semen del futuro padre. Este tipo de gestación subrogada está en desuso.

Subrogación completa, total o gestacional
significa que la gestante solo actúa como tal, sin aportar sus ovocitos. Ésta va a gestar y dar a luz al bebé, que será biológicamente hijo de los padres intencionales (o de donantes, en caso de ser necesario).

Se fecundará el óvulo mediante FIV o ICSI, y el embrión resultante será transferido al cuerpo de la gestante. En este caso hablaremos de “alta tecnología".

En la actualidad, este tipo de gestación subrogada es la más utilizada.

Comercial o altruista

Por otra parte, podemos clasificar la técnica de subrogación gestacional en función de si la gestante recibe compensación económica por el embarazo o no:

Gestación subrogada comercial
la gestante recibe un pago por el embarazo además de los gastos derivados del mismo.
Gestación subrogada altruista
la gestante no recibe ningún pago más allá del reembolso de los gastos derivados del embarazo tales como ropa de premamá, revisiones médicas, alimentación específica, viajes al hospital, etc.

Realizar un tipo u otro de gestación subrogada hará que el precio del tratamiento varíe, ya que la opción comercial y la necesidad de recurrir a la donación de óvulos y/o espermatozoides encarece el procedimiento. Además, el precio de la gestación subrogada podrá ser mayor o menor en función del país donde se realice debido a las características propias de cada destino.

Encuentra toda la información que necesitas sobre las distintas clases de gestación subrogada aquí: ¿Cuántos tipos de maternidad subrogada existen?

¿Qué personas recurren a la gestación subrogada?

Los medios de comunicación y las redes sociales en los últimos años nos han enseñado muchos casos de famosos que han recurrido a está técnica para lograr la maternidad y/o paternidad. Esto ha alimentado la imagen errónea de que es una técnica a la que solo recurren personas de alto nivel socioeconómico. La realidad es muy distinta.

Si bien es cierto que se trata del método de reproducción asistida más caro, son muchas las personas con un nivel de vida medio que actualmente disfrutan de sus hijos gracias a la subrogación de útero.

Tal y como dicen algunos padres por gestación subrogada:

Si nos hipotecamos para tener un coche o una casa, ¿por qué no hipotecarnos para nuestro mayor deseo: tener un hijo?

Los hombres solteros y parejas gays recurren a este método por su incapacidad natural de gestar. Las mujeres solteras, parejas lesbianas y parejas heterosexuales, generalmente inician un proceso de gestación subrogada por situaciones como las siguientes:

  • Ausencia de útero, ya sea congénita (Síndrome de Rokitansky) o adquirida (histerectomía)
  • Alteraciones uterinas en estado grave como: endometriosis severa, síndrome de Asherman irreparable, adenomiosis grave...
  • Malformaciones uterinas incompatibles con la gestación
  • Fallos repetidos en otras técnicas de reproducción asistida como FIV, FIV-ICSI o DGP
  • Abortos de repetición
  • Contraindicación médica. Hay enfermedades que pueden verse agravadas por la gestación o que incluso pueden causar la muerte en caso de embarazo. Algunos ejemplos son las enfermedades autoinmunes, patologías cardiovasculares o ciertos tipos de cáncer.
  • Consumo de fármacos. Hay mujeres que siguen tratamientos farmacológicos que impiden la gestación o tienen acción teratogénica (causante de malformación fetal). Si quieren quedarse embarazadas, deben dejar de tomar esta medicación y esto no es posible en todos los casos.

A diferencia de lo que muchas personas creen, la mayoría de las parejas que recurren a un embarazo subrogado son heterosexuales con razones médicas que les impiden un embarazo o llevarlo a buen término.

Si quieres leer más sobre las indicaciones de la gestación por sustitución, te recomiendo leer este artículo: Indicaciones del embarazo subrogado.

¿Adopción o gestación subrogada?

Las personas y movimientos sociales contrarios a la gestación subrogada defienden que la única alternativa para las personas que no pueden gestar a sus propios hijos debe ser la adopción.

La adopción es, sin lugar a dudas, la solución que la sociedad ha dado para que aquellos niños que carecen de una familia puedan crecer en el seno de una. Por supuesto consideramos que la adopción es necesaria pero debe ser algo voluntario y no impuesto.

Los padres adoptivos deben pasar unos largos procesos de selección y cumplir con unos requisitos que en muchos casos impiden que puedan continuar en el proceso. Muchas veces los motivos de estos impedimentos no van relacionados con su idoneidad para ser padres, sino con las normas burocráticas. Por poner un ejemplo, si una mujer ha padecido un cáncer, esto la descarta totalmente como candidata para ser madre adoptiva.

Entre otros muchos, los argumentos que dan aquellos que inician un tratamiento de gestación por sustitución en vez de una adopción son los siguientes:

  • Largas listas de espera en el programa de adopción. Antes, el tiempo medio de espera para una adopción era de 2 años; ahora, la media son 5 años y puede irse incluso a 8 años.
  • Se han endurecido mucho los requisitos de adopción internacional. En algunos casos sólo está permitido para parejas heterosexuales con unos niveles de renta mínimos, patrimonio y un cierto nivel de estudios, siempre y cuando uno de los dos miembros no trabaje fuera del hogar familiar.
  • La situación psicológica y emocional de los niños adoptados no es fácil de aceptar y sobrellevar. En muchos casos, los padres que abandonan a sus hijos no han tenido ningún cuidado en el embarazo (alcohol, drogadicción, etc.) y esto puede conllevar problemas asociados al menor. Además, durante los primeros años de vida el menor suele vivir situaciones complicadas (desnutrición, abandono...) que suelen derivar en trastornos psicológicos difícilmente reversibles. Todo esto supone que cerca del 2% de los niños adoptados por familias españolas son reabandonados. Esta cifra es aproximada porque no existe un registro de niños adoptados.
  • Las parejas homosexuales y padres solteros tienen prohibido adoptar en muchos países.
  • Es distinto adoptar a un niño ya nacido que tomar la decisión de traer un niño al mundo, donde la gestante lleva un cuidado especial en el embarazo y, además, tienes la posibilidad de asistir al parto y cuidar al bebé desde el primer día de vida.
  • Posibilidad de herencia genética, es decir, la gestación subrogada permite a los futuros padres aportar su carga genética (óvulos y espermatozoides).

En este artículo puedes encontrar más información al respecto: ¿Gestación subrogada o adopción?

Gestación por sustitución, maternidad subrogada, vientre de alquiler...

Como hemos comentado al inicio, la gestación subrogada, como es nombrada por la OMS (Organización Mundial de la Salud), es llamada de diferentes formas. Por ejemplo, la Ley española sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida (Ley 14/2006) acuña el término gestación por sustitución mientras que socialmente la expresión más extendida es la de vientre de alquiler o alquiler de vientre.

Algunos la llaman maternidad subrogada o maternidad sustituta, aunque para muchos este concepto es erróneo, al igual que el de paternidad subrogada.

Los que rechazan el concepto de maternidad subrogada insisten en que, al aplicar esta técnica, no se subroga o sustituye la maternidad, sino la capacidad de gestar.

Subrogación uterina, útero subrogado, útero de alquiler, embarazo subrogado, vientre prestado o vientre sustituto son otros de los términos bajo la misma definición que la OMS da a la técnica de gestación subrogada.

Si quieres leer más sobre los diferentes significados y definiciones que se dan a cada uno de estos conceptos, puedes leer este enlace: ¿A qué llamamos vientre de alquiler?

Gestación subrogada en España

La Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida es la encargada de regular la gestación subrogada en España.

Se trata de una técnica no permitida en nuestro país, tal y como se explica en el Artículo 10 de esta Ley:

En casos de gestación por sustitución, se considera que la madre legal del niño es aquella que ha dado a luz (mater semper certa est)

Se considera nulo de pleno derecho cualquier contrato en el que se renuncie a los derechos de maternidad a favor de otra persona, haya o no dinero de por medio

Por lo tanto, la maternidad siempre será adjudicada a la mujer que pare al bebé, es decir, a la gestante subrogada y no a la madre de intención.

Al tratarse de un acuerdo ilegal, aquellas personas que no pueden ser padres de otra forma deben acudir a otros países en los que sí esté permitido el embarazo subrogado, siempre cumpliendo con las condiciones establecidas a fin de que no haya problemas a la hora de conseguir el posterior el reconocimiento de filiación.

Infórmate sobre la situación actual de la gestación por sustitución en España aquí: Gestación subrogada en España.

Filiación

La mayor complicación puede surgir al traer al niño de vuelta a España, ya que la filiación establecida en el país de nacimiento no tiene por qué ser reconocida en España. De hecho, en la mayoría de ocasiones no se reconoce.

El único caso en que el Estado español adjudica directamente la paternidad a los padres intencionales en casos de gestación subrogada llevados a cabo en otro país es cuando un juez establece la filiación por sentencia. Esta resolución judicial debe seguir los requisitos o exigencias establecidas por la Dirección General de Registros y del Notariado (DGRN) en la Instrucción al respecto que publicó en 2010.

Actualmente, solo en EEUU y Canadá se realiza un juicio de filiación por el que se obtiene sentencia judicial admitida en España. En Grecia, se hace un juicio para autorizar la transferencia embrionaria a la gestante y ello es aceptado también como sentencia de filiación.

En el caso de otros países como Rusia, Ucrania o Georgia, la filiación se puede establecer allí para los padres de intención, pero en España no se reconoce lo establecido en estos países. Por tanto, la gestante es la madre legal a los ojos de los tribunales españoles y el padre legal será el padre de intención, siempre que sea el padre biológico (haya aportado los espermatozoides).

Para que en estos casos los padres intencionales puedan ser reconocidos como tales, la madre gestante debe renunciar a la maternidad, de tal manera que el padre de intención queda como único padre legal del bebé. Posteriormente, la madre de intención puede adoptar al niño por ser hijo de su pareja. Así, quedan ambos como los padres legales.

Si quieres saber más sobre la filiación en España de los niños nacidos por gestación subrogada en el extranjero, te recomiendo consultar este artículo: Filiación y Registro Civil en subrogación de útero.

Destinos de gestación subrogada

La gestación subrogada es una técnica éticamente controvertida y, por ello, no está aceptada en todos los países. Tampoco los destinos con regulación favorable muestran las mismas condiciones y requisitos.

Así, hay países como Estados Unidos que permiten cualquier modalidad (comercial, altruista, parcial, total) y para cualquier persona o pareja (hombre, mujer, pareja homosexual o heterosexual) y otros como Canadá que solo permiten la gestación subrogada altruista aunque aplicada a cualquier modelo de familia. También encontramos destinos como Ucrania donde solo pueden acceder a esta técnica las parejas heterosexuales y otros como España, Francia o Alemania donde la técnica no está permitida.

En el siguiente enlace puedes obtener información detallada sobre las peculiaridades y características de la gestación subrogada en cada país: Gestación subrogada a nivel internacional.

¿A favor o en contra del embarazo subrogado?

La gestación por sustitución es la técnica reproductiva más controvertida. Aunque desde el punto de vista tecnológico es una fecundación in vitro (FIV) como las que se aplican diariamente, desde el punto de vista ético es un proceso que genera un gran debate.

Existen dos grandes vertientes: los que están a favor y los que están en contra.

Los defensores de la subrogación de útero entienden que es un método de procreación por el que una mujer decide subrogar su capacidad de gestar de forma libre y voluntaria. Por tanto, siempre que se respeten sus derechos, así como los del menor y los futuros padres, no es un proceso contrario a la ética, pues no daña la dignidad humana ni vulnera los derechos humanos.

Por el contrario, los detractores entienden que con este método se explota a la mujer y se cosifica al bebé nacido de este modo.

Si quieres leer más argumentos de una y otra postura, te recomiendo pinchar en este enlace: Opiniones a favor y en contra de la gestación subrogada.

¿Con qué profesionales tengo que contactar?

Para realizar tu tratamiento de gestación subrogada, uno de los puntos que condicionará más el éxito del proceso es la elección de un buen equipo de profesionales que te ayude y te acompañe correctamente a lo largo de todo el camino.

Por ejemplo, que la agencia del país de destino te transmita total confianza hará el proceso mucho más fácil y seguro.

Las tasas de éxito de la clínica pueden tener un impacto sobre el número de tentativas necesarias antes de conseguir el embarazo de la gestante.

El asesoramiento legal será imprescindible tanto en el país de origen como en el país de destino.

Puedes conocer los diferentes tipos de empresas del sector gracias al siguiente artículo: Profesionales en gestación subrogada.

La gestación subrogada es el tratamiento de reproducción asistida más complejo. Por ello, es importante que te pongas en manos de buenos profesionales. Si no conoces empresas de confianza, esta herramienta te mostrará los destinos que permiten tu modelo de familia y te facilitará un informe de situación actualizado, además de un presupuesto orientativo.

Además, nuestro equipo de especialistas estudiará tu caso en concreto para recomendarte las empresas que mejor se adapten a tus necesidades y cumplan nuestros rigurosos criterios de calidad. Más de 10 años de experiencia nos avalan.

Resumen: ¿qué conlleva el proceso de gestación subrogada?

Preguntas de los usuarios

¿Cuándo se debe recurrir a la gestación subrogada?

Por Dr. Mark P. Trolice (ginecólogo).

En general, las dos principales causas por las que se recurre a la gestación subrogada son: ausencia de útero o malformación uterina, y contraindicación médica.

Casos de ausencia de útero o malformación uterina:

  • Síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser. Se trata de una anomalía en la que la mujer nace sin útero y/o vagina o, en caso de existir, su desarrollo es incompleto
  • Histerectomía (cirugía para extirpar el útero)
  • Presencia de numerosos miomas en el útero que no pueden eliminarse mediante cirugía
  • Síndrome de Asherman (adherencias uterinas) incurable
  • En el caso de los hombres solos y las parejas homosexuales masculinas
  • Abortos de repetición o haber pasado por numerosos fallos de implantación embrionaria sin causa aparente
  • Imposibilidad de aumentar el grosor del endometrio

Casos de contraindicación médica (relativa y absoluta):

  • Presencia de una enfermedad que empeora con el embarazo y pone en riesgo la vida de la madre y el feto
  • Hipertensión pulmonar
  • Síndrome de Turner
  • Cáncer de útero

Desde el punto de vista psicológico, ¿cómo es vista la gestación subrogada como técnica de reproducción asistida?

Por Dra. Amalia Bayonas (psicóloga).

Pues mi opinión personal es que el que exista esta posibilidad es un avance de la ciencia y algo que no puede pararse.

¿Por qué nos parece bien que una mujer entregue en adopción un hijo propio a otras parejas y no vemos igual que pueda ofrecer su vientre para gestar un bebe que será de otras personas? ¿Por qué vemos normal que alguien viva con el órgano de otra persona y no aceptamos que porte un bebé que no sea suyo? Entiendo que haya un susto inicial en la sociedad, pero si el tema se aborda con responsabilidad, principios éticos y respeto a las leyes, que en muchos países lo permiten, no debería ser algo diferente o “peor” que la donación de gametos o la propia reproducción asistida.

Creo que en el fondo de todo esto subyace el miedo bíblico de comer del árbol del bien y del mal, de tener la facultad divina de dar vida y hay mucha más resistencia por motivos religiosos que médicos, sociales o legislativos.

Obviamente hay que prevenir situaciones de abuso, mercantilismo o explotación reproductiva en países de economía deprimida, porque estamos hablando de la dignidad de la vida humana.

¿Qué tipos de gestación subrogada existen?

Por Dr. Mark P. Trolice (ginecólogo).

Existen dos tipos de gestación subrogada:

  1. La gestación subrogada tradicional, que es aquella en la que la mujer que lleva el embarazo es también la que aporta el óvulo. El tratamiento de elección es la inseminación artificial (IA) en ciclo natural. Las leyes que regulan este tipo de subrogación son diferentes en cada país. Por ello, es imprescindible consultarlo previamente con un abogado especializado en esta área antes de iniciar cualquier proceso de este tipo.
  2. La gestación subrogada con fecundación in vitro (FIV), que es un proceso en el cual se recurre a una donante de óvulos por un lado y a una gestante subrogada por otro. Una vez la donante ha completado el ciclo de estimulación ovárica y punción, los óvulos extraídos se fecundan con el semen de la pareja (o el semen de ambos en el caso de las parejas gays) en el laboratorio mediante la técnica de la FIV. El embrión se transfiere después al útero de la gestante, quien previamente se ha sometido a un ciclo hormonal para preparar su endometrio. En este caso, el bebé no tiene ningún tipo de relación genética con la gestante.

Cuando se contrata un vientre de alquiler, ¿quién es la madre?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

La madre es la madre de intención, es decir, la que expresa la voluntad de serlo, la que asume las responsabilidades que implica el hecho de ser madre. Puede o no ser también la madre biológica (dependiendo de que el óvulo sea suyo o no).

¿Se puede alquilar un vientre en España?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

La gestación subrogada no está permitida en España. La legislación española reconoce como madre a la mujer que da a luz y considera nulo de pleno derecho cualquier contrato de subrogación. Por este motivo, llevar a cabo un acuerdo de gestación subrogada es ilegal en España y será necesario recurrir a un país donde esté permitido y tengan acceso los ciudadanos de otros países.

Puedes informarte sobre los países que ofrecen garantías legales aquí: ¿Qué país es mejor para españoles? - Gestación subrogada en el mundo.

¿La madre subrogada puede quedarse con el bebé?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

El derecho de una gestante a cambiar de opinión depende de la legislación de cada país. Hay destinos donde eso no está permitido y ponemos como ejemplo el estado de California en EE.UU.

Hay otros países donde se necesita la renuncia de la gestante para poder obtener el reconocimiento de filiación y podemos poner como ejemplo Rusia. En este caso, sí podría cambiar de opinión, aunque la realidad es que es muy raro que esto ocurra.

¿Puede ser biológicamente hijo mío aunque no lo geste yo?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Sí, siempre y cuando puedas aportar tus gametos (óvulos) para la creación del embrión que la gestante gestará en tu lugar debido a tu incapacidad para ello.

¿La definición de 'subrogación uterina' es la misma que la de 'vientre de alquiler'?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

En principio, estos dos términos son usados como sinónimos. No obstante, subrogación uterina se ajusta más a la definición de la técnica, ya que ésta consiste en subrogar o sustituir la capacidad de gestar. En ningún caso se "alquila el vientre".

Lectura recomendada

En este artículo hemos definido la técnica de subrogación uterina y explicado, de forma resumida, las diferencias entre los tipos que existen. No obstante, si quieres saber más sobre ello, puedes consultar este enlace: ¿Qué tipos de gestación por sustitución existen?

Por otra parte, la gestación subrogada es un proceso ética y legalmente complejo y, por ello, es fundamental realizarlo en un destino seguro y con garantías. En este enlace puedes comparar las diferentes opciones: ¿Cuáles son los destinos más seguros para hacer la subrogación uterina?

Por último, si tienes interés en la gestación subrogada es importante tener información sobre la gestante y su papel en el proceso. Por ello, te recomiendo leer este artículo al respecto: La gestante subrogada: sus motivaciones e implicación en el proceso.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

Dra. Amalia Bayonas
Dra. Amalia Bayonas
Psicóloga
Graduada en Psicología por la Universidad de Miami, Florida, con más de 20 años de experiencia en el tratamiento de los aspectos psicológicos que se relacionan y afectan a los pacientes de reproducción asistida. Realización de talleres y charlas a pacientes y profesionales, trabajos de investigación y campañas de prevención y bienestar emocional. Responsable del gabinete psicológico de FIV Valencia. Más sobre Dra. Amalia Bayonas
Número de colegiado: PV 3734
 Andrea Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
Dr. Mark P. Trolice
Dr. Mark P. Trolice
Ginecólogo
Doctor en Medicina, con especialidad en Ginecología y Obstetricia, por la Rutgers Robert Wood Johnson Medical School de Nueva Jersey (EE. UU.). Profesor asociado en el Departamento de Ginecología y Obstetricia de la University of Central Florida College of Medicine. Director de la clínica Fertility Care: The IVF Center. Título de Top Doctor in America. Más sobre Dr. Mark P. Trolice
Nº de colegiado en Florida: ME 78893

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.