Gestación subrogada parcial y gestación subrogada completa

En la modalidad parcial o tradicional, la gestante es a la vez la mujer que aporta los óvulos. Aunque en estos casos es posible realizar una fecundación in vitro, se suele recurrir a la inseminación artificial para reducir la complejidad técnica y evitar mayores molestias a la gestante.

Es una modalidad que se emplea muy poco, cada vez menos, puesto que implica una mayor implicación de la gestante, ya que en este caso aporta su material genético.

La opción más común es realizar la gestación subrogada completa, en la que la gestante no es la que aporta la carga genética del bebé, sino que lo hace la futura madre o, en su defecto, una donante de óvulos.

Puedes leer el artículo completo en:    612
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.