Si el padre de intención aporta su material genético, es decir, sus espermatooides para la creación del embrión que dará lugar al recién nacido, obtener la patria potestad del bebé será algo más fácil.
La madre de intención podrá posteriormente realizar la adopción del hijo de su pareja, siempre que la gestante renuncia a él.

Puedes leer el artículo completo en:    33

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar