Histerectomía

Una histerectomía es la cirugía de extirpación uterina. Supone la desaparición de la menstruación, sin útero no hay endometrio que se descame. Existen tres tipos principales:

  • Parcial: se elimina únicamente la cavidad uterina.
  • Total o completa: se elimina la cavidad uterina y el cuello del útero.
  • Radical: se elimina el útero, el cuello uterino y la parte superior de la vagina.

El útero es la cavidad donde se desarrolla el feto durante el embarazo, por tanto, tras una histerectomía la mujer no podrá volver a quedarse embarazada. Por esta razón, las mujeres que han sufrido una histerectomía necesitan la gestación subrogada para poder tener hijos.

En algunas y excepcionales ocasiones va acompañada de la eliminación de las trompas de Falopio e incluso de los ovarios. En estos casos no solo se perderá la capacidad de embarazo sino también la función ovárica, entrando en la conocida menopausia.

¿Cómo se hace una histerectomia?

Son varias las opciones que tiene un médico a la hora de realizar la extirpación uterina dependiendo principalmente de la zona de corte. Así encontramos los siguientes métodos:

  • Abdominal: el corte de unos 12-156 cm se hace en el abdomen, ya sea de arriba a abajo o a través.
  • Vaginal: se hace un pequeño corte en la vagina. Puede realizarse guiada por laparoscopia.
  • Mediante laparoscopía: se hacen pequeños cortes en el vientre para introducir en el organismo el laparoscopio y los demás instrumentos de la cirugía. El laparoscopio consiste en un tubo delgado y una pequeña cámara que permite visualizar los órganos pélvicos. El útero es cortado en pequeños trozos que se extraerán por los cortes realizados en el abdomen.
  • Robótica: similar a la cirugía por laparoscopia solo que con un brazo robótico en evz de el laparascopio.

¿Por qué es necesario extirpar el útero?

Una de las razones más comunes por las que una mujer se somete a una histerectomía es el cáncer, ya sea de útero (endometrial es el más común) o de cuello uterino. Las lesiones precancerosas también son razón para eliminar el útero y evitar así el desarrollo del cáncer.

Otras causas que llevan a la extirpación uterina son: endometriosis grave, complicaciones durante o tras el parto, sangrado vaginal incontrolable, prolapso uterino, adenomiosis, embarazo molar, aborto mal practicado…

Hay alteraciones uterinas que pueden ser solucionadas con otros métodos menos invasivos como pueda ser la laparoscopia pélvica, la extirpación del endometrio o la embolización de las arterias uterinas.

Entre los principales riesgos que se asocian a la histerectomía destacamos:

  • Lesión a la vejiga.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Menopausia prematura si se eliminan además los ovarios
  • Descenso de la líbido
  • Consecuencias propias de una cirugía mayor: infección, reacción alérgica, sangrado, lesión de zonas cercanas, etc.

Después de la histerectomía

La extirpación ovárica es una intervención quirúrgica mayor. El tiempo habitual de ingreso hospitalario dependerá del método empleado y también de la causa. Si se realiza la histerectomía robotizada, no será necesario más de una noche de ingreso. Por otra parte, una mujer que se somete a histerectomía debido a un cáncer puede necesitar permanecer alrededor de 4 días en el hospital.

Tras la intervención, tan pronto como sea posible, se recomienda caminar para evitar la formación de coágulos de sangre y acelerará la recuperación.

Aunque el primer y segundo día es probable que necesite una sonda en la vejiga para orinar, pasados los primeros días, podrá ir al baño por sus propios métodos sin problemas, aunque quizá con alguna pequeña molestia.

Aunque pasada aproximadamente una semana podrá realizar vida relativamente normal, es importante reducir los esfuerzos y no levantar objetos de peso durante al menos cuatro o seis semanas tras la cirugía. Pasado este tiempo podrá retomar la actividad sexual con penetración.

Hay mujeres que necesitan además tratamiento psicológico tras la pérdida uterina.

Un comentario

  1. avatar
    nasiela

    Yo estuve dos semanas enteritas en el hospital porque no acababa de recuperarme bien de la intervención. Fue un poco duro pero ahora estoy muy bien. Me realizaron la histerectomia de urgencia por un sangrado muy muy fuerte y un dolor insoportable.

    Menos mal que ya tenia a mis dos hijos sino no se si hubiera podido asimilar la idea de no poder gestar a mis hijos.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar