Historia de la gestación subrogada: antecedentes y casos previos

Las expresiones gestación subrogada o gestación por sustitución pueden resultar novedosas, especialmente para quienes han conocido esta técnica de reproducción asistida por los debates y noticias publicados en prensa durante los últimos años. Puede que los términos vientre de alquiler o maternidad subrogada resulten más familiares para la mayoría.

Como técnica de reproducción asistida, la historia de la gestación subrogada es reciente ya que se ha ido desarrollando a lo largo de los últimos 30 años. Sin embargo, se pueden hallar, en un pasado lejano, indicios de que la gestación subrogada es una práctica mucho más antigua de lo que podría parecer.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Antecedentes de gestación subrogada

Ya en la antigüedad, se pueden encontrar vestigios de la gestación subrogada si con esta expresión entendemos el hecho de que una mujer geste al bebé de otra familia.

La diferencia con una adopción es que se conserva la filiación con el padre.

Evidentemente, en ausencia de las modernas técnicas de reproducción asistida (inseminación artificial o fecundación in vitro), la filiación paterna se aseguraba mediante relaciones sexuales entre la gestante y el padre.

Así, la madre de intención o mujer del padre no tenía ningún papel en la concepción o gestación del bébé, que se convertía en su hijo únicamente a partir del momento del nacimiento.

Se pueden encontrar antecedentes históricos de esta práctica, que se llama gestación subrogada parcial o tradicional, precisamente por su existencia previa a la medicina reproductiva.

La gestación por sustitución en el Antiguo Testamento

La propia Biblia hace referencia a lo que se podría considerar como la primera mención a la gestación subrogada. En Génesis 16:1-16 se relata un caso de infertilidad entre la pareja formada por el Patriarca Abram y su esposa Saray.

Al ver que no pueden concebir, es la propia mujer la que propone a su marido que pruebe con otra mujer:

Saray, la esposa de Abram, no le había dado hijos. Pero, como tenía una esclava egipcia llamada Agar. Saray le dijo a Abram:
― El Señor me ha hecho estéril. Por lo tanto, ve y acuéstate con mi esclava Agar. Tal vez por medio de ella podré tener hijos.

El hijo fruto de esta relación sería Ismael.

La mención en la Biblia de esta situación deja suponer que se trataba de una práctica viable.

Gestación subrogada en Mesopotamia

Más concreta es la mención que se halló en unas tablillas cuneiformes descubiertas en 1948 en el yacimiento de Kültepe-Kanesh, en Turquía. Los investigadores descifraron una de las 25 000 tablillas y afirman que se trata de un contrato matrimonial.

Dicho contrato estipula que el marido tiene la opción de recurrir a una prostituta sagrada (una hieródula) o a una esclava en caso de que su esposa legítima no le pueda dar descendencia. El bebé se convierte entonces en el legítimo heredero y la mujer gestante recibe una importante donación o la libertad.

Se trata del primer caso documentado de gestación subrogada conocido hasta la fecha.

A su vez, algunas leyes del Código de Hammurabi (1750 a. C.) indican los procedimientos en caso de infertilidad de la esposa. Se contempla la posibilidad de recurrir a una esclava con fines reproductivos.

Se especifica que la esclava no podrá ser vendida si ha tenido hijos con el marido, lo que se podría considerar como la primera medida conocida de protección de los derechos de la gestante.

La existencia de la gestación subrogada queda así demostrada desde antes de la era cristiana.

Casos previos de subrogación gestacional

En los últimos 30 años, los avances en las técnicas de reproducción asistida han permitido transformar una práctica antigua en un tratamiento reproductivo real.

Sin embargo, no ha sido un proceso lineal y sencillo. En la mayoría de los casos, no se ha legislado de una manera clara a fin de regular futuros nacimientos por gestación subrogada.

Por el contrario, se han llevado a los tribunales casos conflictivos que, poco a poco, han ido creando jurisprudencia y han hecho avanzar la legislación.

Primeros casos en Estados Unidos

Estados Unidos (en particular el estado de California) es un país pionero en el sector de la gestación subrogada.

Es en Estados Unidos donde se produjeron eventos clave para la realización de la gestación subrogada tal como la entendemos hoy en día.

En 1980 se firmó el primer acuerdo comercial de gestación subrogada que permitió a la gestante Elizabeth Kane recibir 10 000 dólares por dar a luz al bebé de otra pareja.

El primer caso documentado de subrogación gestacional o gestación subrogada completa también tuvo lugar en 1985 en Estados Unidos. Fue la primera vez que se pudo transferir al útero de una mujer un embrión creado con los gametos de los padres de intención, mediante la técnica de la fecundación in vitro (FIV).

En 1986, el caso conocido como Baby M fue decisivo en la historia de la gestación subrogada.

El caso Baby M sentó las bases para que un bebé se pueda reconocer como hijo de sus padres de intención, independientemente de su origen genético.

En efecto, el juez sentenció que la gestante, que también había aportado sus óvulos, no podía quedarse con el bebé.

Puedes saber más si lees el artículo: El caso Baby M.

Por otra parte, el caso Buzzanca contra Buzzanca permitió establecer la responsabilidad legal de los padres de intención desde el momento en que firman el contrato de gestación subrogada manifestando su deseo de convertirse en padres.

Los esposos Buzzanca se divorciaron un mes antes de que la gestante diera a luz a su hija. El padre se quiso desentender de la pequeña, alegando que los gametos eran de donantes, pero el tribunal sentenció que su responsabilidad quedaba establecida por el contrato en el que manifestaba su intención de ser padre.

Esta medida se tomó con vistas a la protección de los niños nacidos por gestación subrogada.

Se pueden leer más detalles en el artículo: El caso Buzzanca contra Buzzanca.

Si estás interesado en ponerte en contacto con profesionales del sector de la gestación subrogada (agencia, asesores, clínicas), puedes visitar la plataforma especializada Surrofair,

También puedes hablar con la asistente virtual Lucy que te podrá ayudar a elegir el destino más apropiado.

Juicios por la filiación en Europa

En Europa, todavía son pocos los países que reconocen la gestación subrogada como un tratamiento legal: Reino Unido la permite únicamente para residentes, Bélgica y los Países Bajos la toleran sin marco legal específico, Ucrania, Grecia y Portugal disponen ahora de un texto de ley y permiten el acceso a personas extranjeras.

El mayor problema legal que se plantea en Europa tiene que ver con procesos de gestación subrogada realizados en el extranjero.

Después del nacimiento del bebé, los padres de intención vuelven a su país de residencia. En la mayoría de los casos, la legislación no tiene mecanismos para reconocer y transcribir en el registro nacional el certificado de nacimiento de un bebé nacido por gestación subrogada.

Existe una incompatibilidad jurídica que se tiene que resolver mediante un juicio.

Uno de los casos sonados en Europa fue el de la pareja Mennesson, que luchó durante años para que se reconociera la filiación de sus hijas nacidas en California.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) acabó condenando a Francia por haberse negado a transcribir el certificado de nacimiento. Consideró que vulneraba la identidad de los menores y el respeto de la vida privada garantizado por el artículo 8 de la Convención Europea de Derechos Humanos.

La intervención del Tribunal europeo impulsó la regularización, en Francia y en otros países europeos, de la situación legal y administrativa de los niños nacidos par gestación subrogada en el extranjero.

Podrás encontrar más información en el siguiente enlace: Los casos Mennesson y Labassée.

Otro caso famoso fue el de la pareja italiana formada por Donatina Paradiso y Giovanni Campanelli. El tribunal de menores les quitó la custodia del niño tras comprobar que el pequeño no tenía vínculos genéticos con sus padres de intención. El TEDH emitió una primera sentencia favorable a la pareja, pero el Estado italiano la recurrió. El TEDH acabó dando la razón a Italia en detrimento de los esposos Paradiso y Campanelli.

Todos los detalles del caso se pueden leer en: El caso Paradiso y Campanelli.

Preguntas frecuentes

¿Hay antecedentes históricos de maternidad subrogada en la Edad Media?

En la época medieval, era común que los más poderosos (o no tan poderosos) tuvieran hijos ilegítimos con amantes además de sus hijos legítimos. Sin embargo, no se puede considerar gestación subrogada porque la esposa nunca se consideraba como la madre de los hijos concebidos fuera del matrimonio. Los hijos ilegítimos no tenían el mismo estatus que los hijos legítimos, lo que no les permitía heredar los bienes y los títulos de su padre, pero solían llegar a ocupar muy buenas posiciones sociales y no sufrían ningún estigma por ser hijos bastardos.

¿Se puede practicar la gestación subrogada tradicional hoy en día?

Depende del país en el que se quiera realizar. Por ejemplo, muchos estados de Estados Unidos permiten o toleran que la gestante también aporte sus óvulos. Sin embargo, puede ocurrir, como en Texas, que no se considere una gestación subrogada sino un tipo de adopción. El procedimiento legal para conseguir la filiación será distinto.

Sea como sea, se desaconseja recurrir a la gestación subrogada tradicional, en particular para los padres de intención internacionales, porque se pueden complicar de manera significativa los trámites legales para el reconocimiento de la filiación.

Por otra parte, la implicación emocional de la gestante es menor si el bebé que lleva dentro no es genéticamente suyo.

¿Cuál es la historia de la gestación subrogada a nivel mundial?

Estados Unidos fue un país pionero en subrogación gestacional o gestación subrogada completa. Fueron los primeros en aplicar el método de la FIV, que ofrece la posibilidad de emplear otros óvulos y por lo tanto eliminar la relación genética entre la gestante y el bebé. Por otra parte, casos históricos como los de Baby M, Johnson contra Calvert, Buzzanca contra Buzzanca, etc., ocurrieron en los Estados Unidos y contribuyeron a cambiar las leyes o a crear jurisprudencia.

En los demás países, la postura de los gobiernos acerca de la gestación subrogada es muy diversa: desde la prohibición hasta la autorización, pasando por la tolerancia en ausencia de un marco legal explícito.

Puedes descubrir cuál es el panorama de la gestación subrogada en el mundo siguiendo el enlace: Gestación subrogada a nivel internacional.

¿Es posible que se regule el vientre de alquiler en Europa?

El tribunal europeo (TEDH) ha sentado precedentes al condenar estados de Europa que se habían negado a reconocer la filiación de niños nacidos por gestación subrogada en el extranjero. Esta circunstancia es esperanzadora para los padres de intención que deseen realizar un tratamiento en el extranjero, porque parece indicar que conseguirán el reconocimiento de la filiación, siempre que pertenezcan a un país que se encuentre entre los firmantes del Acuerdo Europeo de Derechos Humanos.

Los fallos del TEDH están justificados por el interés superior del menor, que no puede sufrir las consecuencias de las decisiones de sus padres.

Sin embargo, cada estado es soberano y puede regular la gestación subrogada como le conviene en su propio territorio.

Puedes encontrar más información en el artículo: La gestación subrogada en Europa.

Lectura recomendada

La gestación subrogada se considera hoy en día una técnica de reproducción asistida compleja. Si nunca antes habías oído hablar de esta práctica, te invitamos a descubrir nuestro artículo para entender en qué consiste: ¿Qué es la gestación subrogada?

Si no se aplica dentro de un marco legal apropiado y en adecuación con criterios éticos, la gestación subrogada puede dar paso a situaciones de abuso o ser contraria al respeto de los derechos humanos. Te invitamos a reflexionar acerca de estos aspectos con nuestro artículo: Implicaciones morales de la gestación subrogada.

Si estás pensando en esta solución reproductiva para formar tu propia familia, sigue el enlace: Pasos a seguir en gestación subrogada.

2 comentarios

  1. avatar
    flux

    No entiendo muy bien cómo saltáis de las civilizaciones antiguas a la historia reciente de los vientres de alquiler en Estados Unidos. ¿No ha pasado nada en medio??? XD XD

    • avatar
      Isabelle GuttonEspecialista en gestación subrogada

      Buenos días flux,

      Con este artículo, hemos pretendido mostrar que la práctica que consiste a que una pareja o un hombre acuda a una mujer para que lleve su hijo no es nueva. En efecto, se encuentran antecedentes históricos en la antigua Mesopotamia. Por otra parte, la Biblia, sin ser un documento histórico propiamente dicho, es un reflejo indirecto de las costumbres y leyes en uso en este momento.

      Los ejemplos podrían ser más numerosos, abarcando el antiguo Egipto, la Grecia clásica y más civilizaciones en las cuales se han atisbados indicios de prácticas primitivas de gestación subrogada. Sin embargo, no nos ha parecido relevante enumerarlos todos sino sólo los más antiguos.

      Por otra parte, la revolución de las técnicas de reproducción asistida ha permitido la práctica moderna de la gestación subrogada completa. Se trata de un cambio total de paradigma y esta evolución se ha dado primero en Estados Unidos.

      Si quieres saber en qué consisten esta técnicas novedosas (la primera FIV se ha hecho hace 40 años), te invito a leer al artículo: Tipos de gestación subrogada.

      Un saludo

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar