La implantación embrionaria es el proceso por el que un embrión en estadio de blastocisto se adhiere al endometrio, que es la pared interna del útero. Consta de 4 etapas principales:

  • Primero el embrión se desprende de la zona pelúcida, quedando únicamente el trofoectodermo (células moradas en la imagen) y la masa celular interna (color azul en la imagen).
  • A continuación se posiciona en el epitelio endometrial, con el polo embrionario (donde está la masa celular interna) hacia el endometrio.
  • Posteriormente, se produce la unión del trofoectodermo y el epitelio endometrial a través de las moléculas de adhesión y los pinópodos, que son prolongaciones del endometrio que atraen al blastocisto.
  • Por último, se produce la invasión, tras la que el blastocisto queda embebido en el estroma endometrial.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar