Aunque la India se llegó a convertir en la capital mundial de la gestación subrogada en 2012, una nueva ley entró en vigor en 2016, según la cual este tratamiento de reproducción asistida ya no estaría permitido en adelante para extranjeros, excepto en aquellos casos de parejas heterosexuales casadas procedentes de países donde sí esté permitido.

Puedes leer el artículo completo en:    79
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.