Con la nueva ley, será necesario que los futuros padres sean un matrimonio heterosexual indio, casados durante al menos 5 años y que no puedan lograr el embarazo por problemas de fertilidad. Asimismo, la gestante deberá ser un familiar cercano y hacerlo de forma altruista.

Puedes leer el artículo completo en:    79
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.