Uno de los requisitos que ha de cumplir la mujer para poder convertirse en gestante es tener un hijo propio.
Además, en caso de estar casada, necesitará la autorización de su marido.

Puedes leer el artículo completo en:    77

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar