Indicaciones de la gestación subrogada

Por (embrióloga).
Actualizado el 08/06/2016

El pasado viernes 3 de junio de 2016, la clínica Tambre organizó una interesante jornada sobre gestación subrogada en la que se habló de esta técnica desde distintos ámbitos: legal, antropológico, social, médico…

Durante esta jornada, el doctor Javier Nadal de la clínica Quirón de Barcelona, dio una pequeña conferencia sobre las indicaciones médicas que pueden llevar a necesitar la gestación por sustitución para cumplir el deseo de tener un hijo.

El doctor dividió las principales indicaciones en dos grupos: absolutas y relativas. A continuación las detallamos.

Se debe tener en cuenta que, con el avance de la ciencia y la aplicación de nuevas tecnologías, surgen nuevos tratamientos y opciones para poder solucionar las patologías y llevar a término el embarazo sin riesgo. No obstante, continua habiendo situaciones que impiden gestar y por tanto son todavía indicación para la gestación subrogada.

Indicaciones médicas absolutas

Las principales razones por las que se recurre a la gestación subrogada son:

Alteraciones uterinas

Aunque hay pocos casos, la ausencia congénita de útero, conocida como síndrome de Rokitansky, es una de las indicaciones por las que una mujer no puede gestar a su bebé, pues no tiene útero donde albergarlo. Lo mismo ocurre en aquellas mujeres a las que se les ha extirpado el útero debido a diferentes razones médicas.

La presencia de anomalías uterinas significativas puede también llevar a la incapacidad de gestar. Algunos ejemplos de estas alteraciones son:

  • Síndrome de Asherman severo o irreparable
  • Útero en T debido a la exposición a DEB (dietilestilbestrol), la tuberculosis, múltiples intervenciones uterinas, etc.
  • Malformaciones asociadas a la pérdida de gestación recurrente o aborto de repetición.
  • Polimiomatosis
  • Adenomiosis severa

Contraindicación médica

Puede ser absoluta como en el caso de un cáncer de mama, endometrio u ovario y también en el caso de ciertas enfermedades autoinmunes como la colitis ulcerosa, la esclerodermia, la insuficiencia renal grave o ciertas cardiopatías graves.

También puede tratarse de una condición médica muy grave. En esta situación, de ocurrir el embarazo, la enfermedad podría agravarse o causar riesgo en el feto.

Causas sociales

Se trata principalmente de los casos en los que existe una incapacidad biológica que impide el embarazo, es decir, las parejas homosexuales masculinas y los hombre solteros. La gestación subrogada es una de las opciones que permiten estos nuevos modelos de familia.

También puede ocurrir que una mujer recurra la gestación subrogada por pánico al embarazo y al parto.

Consumo de ciertos fármacos

El consumo de ciertos fármacos o algunos tratamientos concretos para determinadas enfermedades pueden impedir la gestación como por ejemplo la quimioterapia o algunos medicamentos para enfermedades autoinmunes.

También ciertas enfermedades crónicas como el SIDA o la hepatitis B con cirrosis pueden también suponer la incapacidad gestacional.

Indicaciones relativas

Otras causas que pueden incapacitar en algunos casos el embarazo a término y por tanto para las que la gestación subrogada podría ser la solución reproductiva son:

  • Factor indeterminado de endometrio: aborto de repetición, fallo de implantación, fracasos múltiple de FIV o múltiples transferencia de embriones de buena calidad sin explicación alguna de que no se produzca el embarazo.
  • Endometriosis severas y adenomiosis graves. Son alteraciones benignas pero se comportan como malignas.
  • Edad materna avanzada.

En este último supuesto, el doctor lanza una pregunta a los asistentes a su charla y en definitiva a la sociedad general sobre cuál debería ser la edad de las madres que necesitan la gestación subrogada.

Con esto, el doctor quería hacer reflexionar sobre si era ético o lícito no limitar la edad a la que una mujer se le permite recurrir a la subrogación para ser madre.

En el caso de otras técnicas de reproducción asistida, muchos países como España o Dinamarca limitan la edad de las pacientes. Lo mismo ocurre en el caso de la adopción. Sin embargo, en gestación subrogada muchos veces no se limita la edad de la madre de intención y se debe tener en cuenta que, aunque no vaya a «sufrir» el embarazo, la crianza de un bebé no es igual a unas y otras edades.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Andrea Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.