En los casos Mennesson y Labassee los padres biológicos eran los padres de intención, puesto que el semen empleado el proceso de subrogación era el de los maridos.

Sin embargo, no ocurre lo mismo con las madres, ya que se habían empleado óvulos de donante.

Puedes leer el artículo completo en:    85

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar